soy

Viernes, 11 de junio de 2010

PD

Devenir humanos

cartas a [email protected]

Desde Devenir Diverse manifestamos nuestra preocupación y lamentamos profundamente las declaraciones discriminatorias de distintos referentes políticos y religiosos de la ciudad de Córdoba.

En primer lugar, afirmamos que los proyectos alternativos a la Ley de Matrimonio para Todas y Todos no representan el anhelo de igualdad de la amplia mayoría de los argentinos y, aun más, se trata de engendros jurídicos discriminatorios que profundizarán la violencia hacia las personas gays, lesbianas, bisexuales y trans (GLBT).

Rechazamos los proyectos de Unión o Enlace Civil en tanto representan un verdadero “apartheid jurídico” que busca legitimar desde el Estado la idea de que algunas personas son humanas, ciudadanas y mejores pudiendo con ese reconocimiento acceder a todos los derechos y garantías, mientras que otras son sub-humanos, sub-ciudadanos y peores requiriendo para ellos una institución especial y diferente con reconocimiento y derechos limitados. La comunidad GLBT considera un insulto a su dignidad esos proyectos y sus equivalentes, y exige los mismos derechos con los mismos nombres. “¿Qué mensaje les estamos dando a las futuras generaciones si aprobamos leyes segregacionistas para algunos grupos sociales basándonos en sus preferencias sexuales? Lo que un niño o niña lee en eso, es que si el Estado discrimina... ¿por qué él o ella no? Con instituciones así, la discriminación se legitima y acentúa. El mensaje que debemos enviar a nuestras futuras generaciones es que esos miles de niños y niñas que tienen dos papás o dos mamás tienen el mismo reconocimiento y derechos que los demás. ¿No son estos mismos sectores los que se opusieron durante años a la Unión Civil? ¿Por qué recién ahora se deciden a avalar esos proyectos? Para nosotras y nosotros se trata simplemente de una estrategia conservadora más para frenar la modificación del Código Civil.

Rechazamos también los proyectos de consulta popular que se han presentado en el Senado de la Nación, que cuentan con el apoyo de algunos grupos evangélicos. “Los derechos humanos no pueden ni deben plebiscitarse. Es como si llamáramos a una consulta para decidir si inmigrantes, judíos o negros pueden acceder al matrimonio civil. Además tiene la terrible consecuencia de convocar desde el Estado a las urnas para que un grupo le niegue derechos a otro. ¿Alguien piensa en los niveles de violencia que semejante hecho podría generar? ¿Queremos una sociedad fragmentada en campaña para ver cómo negarles derechos a miles de ciudadanos en todo el país? ¿No es ésa una irresponsabilidad absoluta por parte de nuestros dirigentes políticos?”

En segundo lugar, manifestamos nuestra más profunda preocupación por los recientes intentos de censura por parte del arzobispo Ñañez a las voces disidentes de la Iglesia Católica que se han venido manifestando a favor de la Ley de Matrimonio para Todas y Todos. No existe un consenso en las iglesias sobre este tema, como lo han demostrado las continuas declaraciones a favor de la ley de líderes católicos y evangélicos en todo el país (...).

Por lo cual, insistimos en nuestro justo reclamo de igualdad jurídica y social, y convocamos a una movilización masiva y democrática en apoyo a la Ley de Matrimonio para Todas y Todos el día 24 de junio, a las 18, desde la ex plaza Vélez Sarsfield (frente al Patio Olmos).

Natalia Milisenda 0351-153-499481
[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.