soy

Viernes, 9 de diciembre de 2011

ENTREVISTA

Si no canta, no es Primera Dama

El 15 de diciembre se llevará a cabo una reunión sin precedentes: veintidós artistas y cantantes de diversos registros y edades festejarán la existencia de los musicales más famosos de todos los tiempos. Ricky Pashkus y Pablo Gorlero dirigen Primeras Damas del Musical, y aquí cuentan de qué se trata.

 Por Leandro Ibáñez

Si de algo podemos estar seguros que se encuentra en un buen musical es de dos cosas. La primera es un tipo de energía, mezcla de electricidad corporal y libertad emocional, un clima de fiesta y catarsis. El segundo componente es la figura femenina que, con destreza poética y garbo, canta, baila y se expone sobre un escenario.

Teniendo en cuenta la sinergia de la suma, surge Primeras Damas del Musical. Pablo Gorlero y Ricky Pashkus combinaron conocimiento y oficio con devoción por el género para llevar a la escena local el primer concierto-recital que reúne a veintidós maravillosas voces femeninas, propias del mundo de la actuación, la danza y la música, de diversas generaciones y estilos. Así es como sobre un mismo escenario van a dar lo mejor de sí desde Beatriz Bonnet, Candela Cibrián, Ana María Cores, pasando por Julia Zenko, Karina K, Alejandra Radano, Sandra Guida hasta Florencia Otero, Elena Roger y Florencia Peña, por sólo nombrar algunas. Todas ellas dirigidas musicalmente por Gaby Goldman, musicalizadas por una orquesta en vivo, acompañadas por un coro de cuarenta voces y presentadas por un maestro de ceremonias: Rodolfo Valss.

El objetivo es honrar al musical, homenajear a esas mujeres protagonistas y a su vez darle grajeas de todos los colores al espectador que gusta de los musicales. Una fiesta donde se celebra la gloria del teatro cantado, sin escenografías grandilocuentes sino una blanca neutralidad que permita realzar la particularidad de cada una de las concertistas. Canciones provenientes de Chicago, Rent, Hello Dolly, Cabaret y otros populares del género se harán presente para admiración y devoción del público. Todos temas cantados en castellano y del teatro estadounidense como también del nacional.

Pablo Gorlero —periodista especializado en teatro y autor de Teatro Musical I. Broadway— dirige juntamente con Ricky Pashkus —director, coreógrafo— este espectáculo que por esta vez se presentará en una única fecha, el 15 de diciembre en el Gran Rex.

¿De dónde surge la idea de Primeras Damas del Musical?

Ricky Pashkus: —Desde los premios Hugo nos hicimos muy compinches con Pablo, y trabajamos asociados de manera tal que nos complementamos mutuamente, y cada uno aporta desde su conocimiento y experiencia algo que enriquece todo buen proyecto. En el caso de Primeras Damas..., Pablo me trajo una versión grabada de un concierto de estas características de los Estados Unidos, y la fascinante idea de unir en un mismo espectáculo a figuras clásicas y modernas en un recital. Inmediatamente adoré la idea y le propuse que hiciéramos juntos la dirección general del show. Y el nombre deviene del teatro español, donde cada obra tenía una figura femenina protagonista, predominante en el cartel, denominada Primera Dama.

Las veintidós damas son muy diferentes entre sí, un grupo de lo más ecléctico. ¿Cómo fue la búsqueda, la selección de las protagonistas?

R. P.: —Todas ellas al menos protagonizaron alguna obra musical; por ejemplo viene Marcela Paoli de España, donde hizo Chicago; Josefina Scaglione, de los Estados Unidos, de hacer Amor sin barreras; Elena Roger, con su Evita; Florencia Peña, con Sweet Charity. Y a la vez buscamos que sobre el escenario haya una representación de todos los tiempos, que tanto el público más joven como el más adulto sienta una conexión generacional con ellas; son primeras figuras de ayer y de hoy. Todas las cantantes aceptaron con gusto participar, compartir la marquesina con el mismo protagonismo y hasta cobran el mismo cachet. Un lujo. Si esta presentación es un éxito, el año que viene quizá podamos hacer dos o tres, y en cada una de esas presentaciones las figuras irán cambiando o alternando.

¿Trabajaron de alguna manera particular la figura femenina?

Pablo Gorlero: —Son divas de ese microcosmos que es el musical. En los musicales siempre prende más en el público la figura femenina que la masculina, no sabemos muy bien por qué, pero así es. En Primeras Damas... buscamos explorar y explotar eso mismo: que cada figura interprete un tema que la caracterice, ya sea porque alguna vez lo interpretaron, porque el público la identifica con esa canción o porque, además de tener una hermosa voz, tiene una manera única de llevarlo a cabo, y toda su feminidad estalla en esa interpretación. Esto es probable que lo reconozca más fácilmente el espectador asiduo a los musicales; pero el que no lo es, va a disfrutarlo de igual manera.

¿Qué indicios queer te parece que hay en Primeras Damas...?

R. P.: —El musical es un género que no existe sin la energía en la que se encuentra inmerso, y esa energía la provee el mismo espectador que admira, celebra aquello que está sucediendo frente a sus ojos. Y ese tipo de público generalmente está más asociado a la cultura gay y al mundo femenino, donde se tiende a permitir ser más sensible y expresivo de una manera corporal. Pero con esto no quiero definir comportamientos, ni profundizar estereotipos: cada espectador tiene gustos distintos y se sentirán conectados con algunos temas más que con otros.

En lo personal, ¿qué tipo de musicales te gustan y a la vez creés que identifican al público gay?

P. G.: —Como hito de la comunidad gay, y que a la vez me fascina, es La jaula de las locas: si pudiese, la vería una y otra vez. También soy fanático de Rent, que supo hablar muy bien de la convivencia con el sida; Hairspray; y considero que hay un antes y un después de Billy Elliot. Cuando se produce un musical, se tiene en claro que mucho de su público va a provenir de la movida gay, y creo que esto se debe a la grandilocuencia, a la manera de contar propia del género, como así también porque pareciera haber una identificación con los o las protagonistas, que siempre se diferencian del resto de los mortales. Así como sucede en La novicia rebelde, Sweet Charity, Mamma mia, Avenida Q y las creaciones de Bob Fosse, que también son muy atractivas para la comunidad.

R. P.: —Soy un amante del teatro musical; y como director, el hito más importante en mi carrera fue Sweeney Todd, porque trabajé la obra de un excelente autor, dirigida musicalmente por un genio como lo es Alberto Favero, y protagonizada por el amigo de mi vida: Julio Chávez. Amo trabajar con Karina K, Julio Bocca, Enrique Pinti, haber hecho Los productores, Souvenir, Te quiero, sos perfecto... cambiá. Hoy me encuentro en una etapa en la que quiero desarrollar más proyectos personales, de inventiva propia. De ahí, los premios Hugo; y hoy, Primeras Damas...

Primeras Damas del Musical
Unica función: jueves 15 de diciembre a las 21.
Teatro Gran Rex, Av. Corrientes 857.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.