soy

Viernes, 1 de junio de 2012

CINE

Los putos en la fuente

Comenzó en una ruta, en los márgenes y a los golpes, y hoy esta agrupación de nombre provocador es la expresión más rara de los nuevos aires de la militancia en tiempos K: los putos peronistas ya tienen un documental que habla de ellos.

 Por Diego Trerotola

”Yo tengo todo lo que a usted le gusta y lo tengo puesto en mi frutería; sólo le pido, muy amablemente, no me manosee la mercadería”, canta Iara Ibarra sobre tacos de corcho, calzas animal print y una suerte de corset con encajes, caminando sobre la banquina en una noche cerrada, con los autos acelerando a velocidad de rayo a centímetros. Su canción y la coreografía que improvisa con gracia superlativa al costado de la ruta parecen ser un ensayo de la puesta en escena de una comedia picaresca de mitad de siglo XX, un sainete zarpado de aquella época, pero en realidad es una jornada más de su trabajo como prostituta, donde se cruza con otras travestis marginalizadas, en una relación de camaradería que fue el comienzo de una militancia que terminó en la agrupación Putos Peronistas, que si bien, como se dice en este documental, nació en el partido de La Matanza, se ramificó para convertirse en un movimiento nacional. Pero empezó justo ahí, cuando Pablo, un compañero hétero de Iara, la encontró en la ruta golpeada y le propuso comenzar con la militancia de Putos Peronistas, que se presentó públicamente en la Marcha del Orgullo de 2007 y que fue creciendo cada vez más durante los últimos años hasta convertirse en pieza clave de la visibilidad diversa.

Y lo que empezó en aquella ruta suburbana siguió hasta ganar las calles con su fervor y reclamo, con la misma potencia y afán de resistir al mandato heterosexista como la discriminación oligarca o el gorilaje gay. Putos Peronistas. Cumbia del sentimiento, dirigido por Rodolfo Cesatti, es una escalada de orgullo que recupera el peronismo de izquierda desde otro lugar, haciendo justicia al incorporar a la diversidad sexual que había sido apartada, empujada, ladeada en su momento. Hay algo de reescribir la historia, de hacer carne las propuestas de Perlongher, especialmente la del cuento “Evita vive”, donde a la abanderada de los humildes se la toma por una travesti: hay un evitismo trans de barrio obrero. Y reescribir el activismo peronista desde ser “tortas, travas, trans y putos del pueblo” es, como se muestra en el documental, volver a una concepción de un compromiso que no se rige por la cosmética de cierta política actual. Por eso los Putos Peronistas pintan banderas, graffitean, viajan detrás del camión con la muchachada, todo para participar de la arena pública y dejar la garganta en cantos libertarios como “Acá están, éstos son, son los putos de Perón” o “Cristina corazón, acá tenés los putos para la liberación”. Del crecimiento exponencial de la participación popular en las Marchas del Orgullo hasta la victoria de la Ley de Identidad de Género, pasando por todos los cambios fundamentales de los últimos años, el documental es también testimonio festivo de la reinvención del activismo reciente que permitió el kirchnerismo, donde nuevas generaciones construyeron una épica en las calles a escala humana, fuera de los viciados medios de comunicación, con consignas propias y sentimiento auténtico.

Pero ese camino optimista y comunitario que se abre en la actualidad tiene su contrapeso, porque el documental de Cesatti también registra cómo a Iara la cascotean literalmente unos transeúntes cobardes, exponiendo toda la violencia a la que están expuestas las prostitutas trans cada noche, en un momento de los más explícitos en cuanto a la situación de riesgo cotidiano que deben enfrentar. Chica rutera y activista inteligente, combinación perfecta, Iara sabe defenderse sola, pero igual ya tiene a todo un colectivo que le hace el aguante y una ley a su medida que le permite bailar la cumbia que siente, más allá de que siga habiendo piedras en el camino.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.