soy

Viernes, 15 de junio de 2012

SER Y ESTAR

Renata Siqueiro

Este es el cuartel donde comencé a lucubrar la lucha por el amor. La idea es que tengo 34 y antes de criticar las relaciones o ver qué estábamos pasando me di cuenta de que hay que derivar el paradigma del egoísmo, el individualismo. Gesté la revolución porque es la única vía para derivar ese estado.

Revolucionaria del amor / www.eldocublogderenata.com.ar

 Por Sebastián Freire

1. Anteojos

Quiero decir que para llevar adelante la revolución del amor hay que atreverse a tener otra mirada que no tenga nada que ver con las estructuras y las normas sociales que nos impone la posmodernidad. Los anteojos son el símbolo de tener otra mirada que rescate la obviedad del amor. Muchos pueden decir que esta mina habla del amor, pero en realidad es un tema tan obvio que no nos damos cuenta de que el amor es la base y que en realidad es como la cosa pública, no es una cuestión de posesión —“yo te quiero y te poseo”— sino que es hablar de un bien común del amor. Como una frontera última de la humanidad es lo que estoy planteando.

2. Flores

Son flores coloridas, tiene que ver con que son colores fuertes porque lo colorido me remite a la diversidad y a la inclusión, que justo ancla con la revolución del amor que abarca a todos, no importa el credo, ni el género ni la ideología. En muchos aspectos sociales la gente sufre discriminación de distinta índole y en el amor es algo que no quiero que ocurra.

3. Corazón

El corazón es el símbolo de la crítica que hago del costado más obvio del amor. Es ironizar y ridiculizar la concepción occidental del amor que tenemos, que por los cánones religiosos y sociales nos hacen pensar que tiene que ser de a dos, casarse, y en realidad el amor es mucho más que eso, no es un estado, es una lucha, y es estar movilizándose constantemente por medio de tus sentimientos o conjugándote con los otros. Tomo el corazón porque es el costado más naïf de que todos hablan, “te doy mi corazón”.

4. La remera de teatro crudo

A los meses de que comencé con la revolución del amor encontré un nuevo espacio para profundizar en la actuación también. Y en teatro crudo puedo generar nuevos espacios más allá de la lucha que llevo a través de mi blog. Es un espacio donde se conjugan causas sociales y luchas de las que yo también venía hablando hace más de un año, cuando empecé a escribir por Internet.

para participar de esta sección: [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.