soy

Viernes, 22 de junio de 2012

LUX VA AL CUMPLEAñOS DE LOHANA BERKINS

Soplo divino

La travestiarca Lohana Berkins festejó su cumpleaños con comida típica, familia atípica y diversos tópicos. Sopló la velita única y, única como ella sola, en lugar de apagarla, como siempre, la encendió.

Más que familia, la líder Lohana Berkins tiene un pueblo chico, pero que va de Pocitos (Salta) a Ushuaia (Tierra del Fuego), pasando por la cooperativa Nadia Echazú, Avellaneda. Todo eso pónganlo en un cumpleaños y ya no necesitan esta crónica. A su medio siglo cumplido lo ocultó en un centro de jubilados con menú casero de locro, empanadas, pastelitos de caña y colaciones, todo tan argentino que parecía peronista. Bah, no lo ocultó tanto porque su hermana Gloria y su prima Claudia, chefs que más te quisieras Brascó, cocinaron para cien y armaron unos adornitos donde rezaba “50” en letra catástrofe. Pero Lohana los colocó en un rincón poco visible, un closet, bah; luego aclaró cuando apagaba la única velita de la torta seguro que para moderar mi maledicencia que “a los adornitos los sacaron ellas mismas después de que las oí decir en la cocina ‘mejor los sacamos nosotras, si no, viene la marica y los saca sola’”.

Por primera vez me veo en una fiesta en el centro de la ciudad donde los porteños son minoría. Estaba desde el sobrino nieto peinado con gel hasta la abuela con sonda nasogástrica que amagó un susto fingiendo empinarse un vaso de tinto, desde la torta trash hasta el trans onda elfo, desde las travas de toda la vida a las travas del kinder, desde las feministas cumbiancheras a las “HIJAS” cuarteteras, desde militantes sociales hasta gays en multinorma style. Y como ya se habrán avivado, también estaba yo, que soy yo, aunque esa noche cometí el error de raparme. Estaban Amanda Alma y Paula Lorenzo, qué me importa que sean feministas si en la fiesta anterior me dijeron que bailar conmigo era como bailar con un cadáver con la ropa húmeda. La primera bailarina Mabel Belucci y Mauro Cabral cuarteteando con ventaja de nacimiento, y Josefina Fernández que venía pidiendo rock nacional desde el cumpleaños de María Moreno. De pronto, el equipo que tosió como si quisiera empezar con cumbia pero no, venía otra cosa: el sobrino Maxi bailando el tinku en honor a la tía, que es una especie de Evita pero sin rodete, más otras diferencias menores, un baile que tiene un poco de boxeo, otro poco de Golden y otro de yire de trompo con electroshock. Maxi parecía un ekeko puesto o un Nureyev con acullicu. “No da que estés pelada, marica”, me lanzó Lohana, pasando el pancito por el último plato.

–¿Por qué? ¿Porque parezco Yul Brinner en Ana y el rey? –la mordí para que no se hiciera la pendex.

–No. Porque te parecés al Jedi de La guerra de las galaxias.

No le contesté. En el cumpleaños de la reina, la reina vecina le deja ganar un morcilleo. Al día siguiente se disfraza de vieja, le vende la manzana envenenada y les prende fuego a las tetas con un Zippo (yeguas, no me saquen la edad que les saco el chongo). Me quedé precupadx. ¿Me estaría fallando la crema L’Occitane en Provence que me regaló Juan Tauil y en la próxima fiesta tendré que recurrir directamente a Dwany? Salí a bailar porque Gilda siempre me trajo buena suerte. Qué podía hacer una reina barriobajera bailando cerca de Yolanda y Anita, que si no fueron a Bailando por un sueño fue por no hacer competencia desleal. Cómo me humilló toda esa gracia de ojota loca y de ronda op art, porque, en el pim pim y la Rosita Pochis, se me movían las paredes (no están en my music). El trípode en la cintura me quedó de la merca y del tango, de cuando el domingo Augusto Balizano, de La Marshall que me hacía caminar toda la clase para ver si me liberaba del saltito “Dancing Queen” y ponía los pies en el piso. Yo sólo soy buenx para los movimientos friso egipcio de DJ Pareja. No levanté nada, así que me serví otro pastelito de caña. “Mala noche y parir hembra”, pensé como mi abuela, que no era muy queer. Pero enseguida me arrepentí. ¡FELIZ CUMPLE, TRAVESTIARCA PLUSCUAMPERFECTA!

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.