soy

Viernes, 16 de noviembre de 2012

DANZA

BAILES RAROS

El coreógrafo Rodrigo Parini presenta en sociedad su multidisciplinaria compañía de danza, Uomman Ballet. Mezcla ideal de sadismo erótico con cariño delicado puesto en la escena de cuerpos movedizos y sudorosos.

 Por Leandro Ibáñez

Artificialidad y naturaleza destilan pasión entre pétalos de rosas. Estética ambivalente, amalgama de trash, camp, glam, un toque de bizarro, y por qué no también algo de groggy; los maravillosos cuerpos de los integrantes de este posmoderno ballet se funden y se confunden desdibujando género, gozando de la masculinidad y la feminidad a un mismo tiempo. Borceguíes y medias de red, tacos altos y cueros, tachas, lycra y corset, pieles sintéticas y plataformas descomunales, negros ojos en blancas caras, saturadas pelucas y chillones labios.

Como antesala de Uomman Ballet los espectáculos “Amor en movimiento” y “Uomman Drag Ballet”, también ideados por Parini, trazaron el camino a este desorbitado amor por fuera de las clásicas divisiones binarias. El potencial surge de la integración de aparentes dispares estilos musicales mientras el elenco transita sobre el escenario desde los climas más alegres y adrenalínicos con cuadros como Burlesque, Single ladies, We found love, Born this way, alternando con la nostálgica “Zamba para olvidar” –bailado por el propio Parini fusionando contemporáneo y clásico–, la gospel “Aleluya”, y la melódica “Dame amor”. El homoerotismo se hace potente en ese teatro danza, en el contact improvisación en que doce hombres ruedan, saltan, y se acarician trasmitiendo amor en estado físico. Los treinta integrantes del ballet entregan furia y desenfreno de igual manera, ya sea para el breakdance, el rap, los ritmos afro, el jazz, el wacking, el tap, el clásico o el tango. Porque el director y artífice de semejante empresa ha sabido sumar no solo a bailarines, sino además actores y actrices, B-boys, cantantes solistas –Marcela Wonder, Yani Hernández, Antonella Vicari, Ezequiel Herranz– y hasta gimnastas, dando por resultado un mix de diversión y profesionalismo pocas veces visto.

Aquí el transformismo es llevado a otro nivel, no el ya clásico hombre que se monta de mujer para entretenimiento del espectador, o mujer vestida de hombre para criticar con humor el statu quo del machismo dominante; Uomman Ballet resignifica el término y lo pone al servicio de las artes en movimiento, de la expresión corporal y de la danza jazz, trasmutando los estereotipos en nuevas identidades, tan ficcionales como reales.

La fiesta promete ser este sábado a las 19.30, con más de cien artistas sobre el escenario, canto, danza, acrobacias aéreas, tributos a Lady Gaga, Queen, Amy Winehouse, Beyoncé, la compañía de ballet electrónico 8T y los Scratch RELODED. Un show único para aplaudir al ritmo de la música, para bailar en la butaca o mandar todo al infierno.

Uomman Ballet Teatro de Flores, Av. Rivadavia 7806. Función única: Sábado 17 a las 19.30

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.