soy

Viernes, 16 de noviembre de 2012

Trabajando para trabajar

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una reunión regional de expertos y expertas independientes sobre “Derecho al trabajo de las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersex en las Américas”.

 Por Diana Sacayán

y en la ciudad de Bridgetown, Barbados, una isla con 200 mil habitantes, menos que en la ciudad de Laferrère, y que cuenta con una legislación que penaliza con cadena perpetua a la homosexualidad. Aunque los activistas locales consultados por Soy afirmaron que no se aplica, es llamativo y preocupante que siga existiendo. Esta es una de las razones por las que la comisionada Rose-Marie Belle Antoine pone el acento en que se haga la reunión aquí.

De este encuentro organizado por la CIDH (a través de su Unidad sobre los Derechos de las Personas creada el año pasado) participaron quince expertos y expertas de 12 nacionalidades para elaborar recomendaciones en la materia para los países miembro de la OEA.

Se aportaron algunas experiencias de buenas prácticas, entre ellas la de EE.UU. representada por Deena Fidas, de Human Rights Campaign, y por Selisse Berry, de Out & Equal Workplace Advocates, que desarrollaron un trabajo con corporaciones internacionales para promover la no discriminación en el ámbito laboral.

La Argentina estuvo representada por MAL (Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación), nosotrxs expusimos nuestro trabajo sobre formación profesional para el colectivo trans en el marco del acuerdo estratégico del Inadi y la Secretaría de Empleo de la Nación. Presentamos estas experiencias cooperativas como punto de inicio y además comentamos la demanda por ley de cupo trans que ya ha presentado la diputada Karina Nazabal (FpV) en la provincia de Buenos Aires.

Pero una voz de alerta nos recuerda que las leyes no son todo. “La situación en Colombia –asegura Guillermo Correa, subdirector de la Escuela Nacional Sindical (ENS)– es contradictoria, porque contamos con importantísima y valiosa legislación en materia de no discriminación, pero estas leyes no se cumplen. También tenemos en el marco jurídico sentencias de la Corte Constitucional frente al tema del derecho al trabajo de la población lgbt.” Correa asegura también que allí es común que en el ámbito laboral las personas del colectivo lgbt mantengan oculta su sexualidad para evitar pasar por situaciones de sometimiento. En su trabajo “Diversidad sexual y mundo laboral: exclusión y discriminación”, Correa asegura que no existe ninguna agenda de trabajo del movimiento sindical en América latina que vincule el tema laboral con diversidad sexual. La mayoría de las acciones están orientadas sobre temas de discriminación que incluyen a la población lgbt.

En Brasil y Uruguay se encuentran los únicos movimientos sindicales con reivindicación especifica en materia de diversidad sexual. La CSA tiene construido un plan de acción en el tema de VIH-sida y discriminación laboral.

En sus conclusiones, la comisionada Rose-Marie Belle Antoine destaca que “es extraordinario el nivel que se ha alcanzado en esta reunión, hay mucho trabajo por hacer, muchos derechos vulnerados en las naciones de la región; sin embargo tenemos avances como los de Argentina, que pueden servir de ejemplo y replicarse”. Y en relación con lo trans concluye: “Hay que lograr romper con la binariedad que aún sigue vigente en conceptos que luego son traducidos a normas o políticas”.

Compartir: 

Twitter
 

La Comisión Internacional de Derechos Humanos pone el foco en el respeto por los derechos sexuales
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.