soy

Viernes, 17 de octubre de 2008

$

Inyección de capitales

A pesar de la crisis, 40 millones de dólares serán recaudados en contra y a favor del matrimonio gay antes del 4 de noviembre.

 Por Mariana Enriquez

Todo el que viva en el mundo occidental en estado más o menos alerta sabrá que están prontas las elecciones en Estados Unidos. Y en ese contexto, en las elecciones generales del estado de California, se intentará conseguir votos para una enmienda constitucional que prohíba el matrimonio del mismo sexo. Esa iniciativa se llama Propuesta 8 o “Acta para la Protección del Matrimonio en California”, según su nombre oficial.. En California, los matrimonios entre personas del mismo sexo son legales, según dictado de la Suprema Corte del estado desde junio de 2007. Si gana la Propuesta 8 y se logra la enmienda, no podrá aplicarse en forma retroactiva, sólo impedirá matrimonios a futuro. Y contra eso, y a favor de eso, hay una verdadera batalla. La semana pasada, Brad Pitt (hombre de buenas causas, especialmente después de su matrimonio con Angelina Jolie) donó 100 mil dólares para ayudar a detener la propuesta y acompañó la suma con un comunicado dirigido al grupo californiano Contra la Eliminación de los Derechos Básicos, que decía: “Porque nadie tiene el derecho de negarle nada a la gente por estar en desacuerdo con ella, porque todo el mundo tiene el derecho de vivir su vida como desee y porque no tiene lugar la discriminación en América, doy mi voto contra la Propuesta 8”. Para el día de la elección se espera que entre quienes apoyan y quienes están en contra de la Propuesta 8 gasten 40 millones de dólares (¡menos mal que están en crisis!). Entre los que apoyan están los sospechosos de siempre: la Iglesia Católica, el Partido Republicano y la Iglesia de los Santos de los Ultimos Días (los mormones, que en EE.UU. son un número importantísimo de personas y votantes, aunque no en California). En contra se suman celebridades poderosas como Steven Spielberg, y grandes marcas como Levi’s, Pepsi o Google. El senador Obama se mostró en contra de la Propuesta 8, pero sólo en el caso particular de California (en general, se inclina por la unión civil, mientras cree que el matrimonio “debe ser una institución entre un hombre y una mujer”). En los sondeos previos, la Propuesta 8 se cae: las fuentes más confiables aseguran que poco más del 50 por ciento de los californianos apoya el matrimonio entre individuos del mismo sexo. Pero, acerca de si el derecho recién ganado podrá conservarse, sólo se sabrá el próximo 4 de noviembre, cuando finalmente se vote la Propuesta 8.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.