soy

Viernes, 4 de septiembre de 2015

Latido latino

Guatemala, México y Argentina, naciones latinas unidas: recién sacado del horno ya está disponible en YouTube el video Libre, atrevida y loca de Rebeca Lane, Ali Gua Gua y Miss Bolivia.

 Por Magdalena de Santo

Dragonas que escupen contra el disciplinamiento femicida del buen vestir y el silencio. “Pisoteadas hechas una cagada/pasan los siglos y seguimos basureadas”, arremete Ali Gua Gua, ex cantante de las Kumbia Queers, desde algún cenote de Yucatán.

En el living de la casa de Rebeca Lane en Guatemala, gran exponente del rap feminista de sus tierras, empezó a cultivarse “libre, loca y atrevida”. La primera y única grabación del tema se hizo en aquella sala de estar, nominada MiCuarto Studios, sin nada que envidiarle a los machotes de las corporaciones. Al cabo de unos meses, Miss Bolivia, convocada para el compilado de Se trata de nosotras, disco impulsado por Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas recibe un llamado: “tendrás algún material inédito?”. Así, junto con otras artistas que también usan la música como lanzallamas de protesta, se deja oír en el track 11 por primera vez el tema. Sin embargo, daba para darle más mecha a la canción de manera independiente: juntas las tres se proponen derribar fronteras con dos pesos con cincuenta y hacer un soporte audiovisual donde se agite la desobediencia autogestiva a todo color y en comunidad. Grabado simultáneamente en febrero, cada una en sus respectivos países, con lxs amigxs que prestan su artillería corporal y tecnológica, (en Argentina puso el hombro y la cámara Natalia Marcantoni, en México Jano Ramírez, en Guatemala Pepe Orozco y Ameno Córdova), la magia de la edición y los tiempos nómades de laburar a pulmón hicieron que exactamente un año después de aquel disco salga el video.

Técnicamente “Libre, atrevida y loca” es una cumbia dancehall aunque para el oído no especializado es un ritmo latino que mixtura rap, cumbia, hip hop, regatoon. Todo eso explotado de lenguaje feminista acorde con esta multitud que somos: desborda las intenciones unidimensionales de interpretar el género, tanto humano como musical. En sintonía, el video clip cuelga la sujeción de las mujeres al sol y un abanico de “mujeres plurales” así es como las llama Miss Bolivia con dulce tono telefónico, se expande con heterogeneidad continental. Ahí no todas son cisexuales, ni heterosexuales, ni rubias, ni flacas ni nada de lo que reúnen y terminan por normalizar las discográficas. La presencia trans, drag, corporalidades gordas, chongas, negras y peludas se abren moviendo las cachas y agitando los cuatro minutos de canción entre corpiños y hojas de marihuana.

“Prefiero morir a vivir con la boca cerrada” canta miss Bolivia desde la terraza, mientras la Rebeca Lane chupa la pierna larga de una potra tatuada y Ali Gua Gua enojada de una historia de silenciamiento muestra sus brazos fornidos que descargan la furia sobre la maleza mexicana. Metáfora visual de sacar los trapitos sucios en la azotea pública, a la vista de todxs, con “lírica explosiva de música pesada”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.