soy

Viernes, 1 de abril de 2016

La casa y el derecho de exclusión

El estado de Georgia, en Estados Unidos, está muy cerca de aprobar una ley que garantiza la privación de derechos: la posibilidad de que los comerciantes puedan rehusarse a atender a clientes lgbti. El proyecto de ley acaba de ser aprobado por la Cámara de Diputados de ese estado. Ahora, todo depende de que el gobernador republicano Nathan Deal le dé su firma o su veto. En la letra chica, el pretexto esgrimido para la segregación es, nuevamente, el de la libertad religiosa. No sería el primer estado de ese país en aprobar este tipo de legislación homofóbica después de que la Corte Suprema reconociera el matrimonio igualitario en junio de 2015: la lista está encabezada por Indiana, estado tristemente célebre por haber otorgado vía libre a los comerciantes para negar sus servicios a las fiestas de matrimonios igualitarios. Según Human Rights Campaign, si este proyecto se aprueba, “los centros para indigentes, las agencias de adopción, entre muchos otros, tendrán total libertad para discriminar”. El gobernador tiene hasta el 3 de mayo para decidir cómo se posicionará con respecto a esta legitimación del odio.

La organización All Out lanzó un petitorio para que el gobernador vete el proyecto, que se puede firmar en go.allout.org

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.