soy

Viernes, 21 de octubre de 2016

ON LINE

Feminismo serial

Tanto Netflix como AXN prometen el estreno de la tercera y última temporada de la esperadísima serie The Fall, que sólo tendrá cinco episodios. Gillian Anderson es una heroína solitaria contra la estupidez de género y su saña.

 Por Magdalena De Santo

La adorada Gillian Anderson, conocida por encarnar por más de una década a la agente Scully de los Expedientes Secretos X, volvió con uno de los personajes más feministas que se recuerdan en la TV. Según la propia Anderson, este personaje que viene haciendo desde el 2013 es su preferido, más todavía que la médica forense del FBI, híper racional de taco y hombreras en aquel contrapunto desbaratante de género con el sensible Mulder. Esta vez, Gillian deja el pelirrojo e interpreta a la blonda Stella Gibson -nombre inspirado en las guitarras homónimas según declara Allan Cubit, escritor y director de The Fall. La londinense, enviada a Irlanda del Norte a seguir la pista de una serie de femicidios, rompe la lógica del género policial y transforma el corriente asesinato de mujeres en una crítica a la misoginia. Entre el boom de series policiales con estas características -The Killing, Hapy Valley, Top of the Like-, The Fall es la reina. En efecto, una placa de Facebook en la página oficial de la serie incita a tomar los consejos del personaje: “Nosotras hemos elegido trabajar en una cultura masculina, patriarcal y paramilitar. No dejemos que eso nos venza”, le dice la superintendenta a su colega lesbiana.

Desde la primera temporada, Stella Gibson está sola. The Fall hace foco en la fortaleza precarizada de esta heroína. En su solitario poderío tuvo un intento de acercamiento con otra mujer: una patóloga súper mega sexy encarnada en la india Archi Panjabi. Además de ese besito interracial que calentó al pueblo lésbico y alegró a la militancia bisexual -recordemos que hace algunos años la propia actriz se estacionó en tal campo semántico-; Stella tiene una sexualidad activa: de vez en cuando se come algún mancebo, se los levanta, se los traga y los arroja a la estupidez de la que vienen. Tendrá sexo, pero no tiene amigxs ni familia. Vive entre oficinas, hospitales, autos y hoteles de la Irlanda del Norte. Es una heroína solitaria, feminista educada e intachable que lidia con la estructura de desigualdades.

Su obsesión y meta es hacer caer a Spector, el asesino, un rubio bobón relativamente lindo pero de difícil empatía -el actor de 50 sombras de Grey, Jamie Dornan-. No es un perverso con capacidades estrambóticas para el engaño y el escapismo. Spector es un tipo completamente superficial. Es asesino tibio, liviano sin el atractivo de un Hannibal o un Dexter. No, de hecho toda la tercera y última temporada, la superintendenta lo tiene atrapado y aunque la gata tiene al ratón, la novela continúa. Toda de The Fall, es el relato de la superintendenta Stella Gibson cargando sobre su camisa enjutada y con sangre las ansiedades masculinas. ¿Cuál es la rentabilidad de las grandes productoras para repartir crítica al sexismo al por mayor? ¿Corrección política? ¿Nuevos standards de perfección? Por lo pronto ya se ha anunciado que la serie termina acá.

Compartir: 

Twitter
 

La solitaria y poderosa Gillian Anderson muy cerca de la mega sexy Archi Panjabi.
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared