soy

Viernes, 13 de marzo de 2009

¿CUANTO TIEMPO ES UN AñO?

La importancia de llamarse Tania

Un año con nombre propio y la satisfacción de una conquista nada personal

 Por Diego Trerotola

El pasado jueves 5 de marzo de 2009, el cartero no llamó dos veces en la casa de Tania Luna: con un timbre solo alcanzó para que lo atendieran. Traía ensobrada la buena nueva: la partida de nacimiento donde certificaban que Tania era una “persona de sexo femenino”. Hacía casi un año, al mismo tiempo que aparecía Soy, Tania había empezado el trámite para tratar de que su género y su nombre cambiasen en cada papel, listado y documento oficial. En su vida cotidiana ya “tenía ganado mi lugar como mujer”, dice Tania, hoy instalada en Mar del Plata, a punto de ir al registro civil para que, con esa flamante partida de nacimiento, le hagan el documento de identidad que refleje la verdad y la conviertan realmente en una ciudadana íntegra: hasta ahora Tania no iba a votar porque se negaba a ir a la mesa de los varones. En los papeles es como volver a nacer, aunque ella nació una sola vez, y desde que la razón y el sentimiento la acompañan fue Tania. En cambio, para el ojo masivo de los medios, Tania nació en 2008, convertida en noticia gracias a ser la primera transexual argentina que consiguió que la Justicia reconociera su nombre femenino en el documento sin someterse a una operación de reasignación genital. “No me arrepiento de haberlo hecho público porque me gustó la impresión que causó, siempre me mostré transparente. Me hizo muy bien llegar desde el televisor a la familia. Como persona trans siento lo que siente cualquier transexual, y que las chicas me saludaran por sentar un precedente, tener el reconocimiento de las que son mis pares, eso fue lo que me causó más satisfacción”, sostiene Tania y sostiene bien: su inteligencia y naturalidad para afrontar las entrevistas más transfóbicas la convirtieron en una representante inmediata de la voz de la diferencia. Incluso, no sólo salió ilesa, sino que victoriosa de entrevistas con Chiche Gelblung y Soledad Sylveira. Un ejemplo: en su programa de Canal 26, Gelblung le preguntó: “¿Sentís placer como mujer o como hombre?”, “Como Tania”, respondió ella, desmontando con simpleza el binarismo amarillista que viciaba la pregunta del periodista. Tania enfrentó a los medios con la valentía de ser ella misma y ser otra, en esa mezcla precisa que es la identidad. “Me mandaron un montón de mails que para mí me quedan grandes, no me merezco tanto. Porque hay gente que antes hizo cosas magníficas, desde temas de Unión Civil, de adopción, de pensión. Me genera mucha satisfacción el agradecimiento, pero me queda grande, porque no hice más que mostrar lo que mostré. Lo mío no fue como el caso de Carla Antonelli, que logró una ley de identidad de género en España.”

En estos días, mientras trabaja en el negocio de ropa deportiva con su mamá en la ciudad balnearia, Tania recibe propuestas para teatro: “Quería estudiar medicina, pero también estudié teatro desde chica. Ahora tengo propuestas y lo voy a probar, pero siempre y cuando tenga la oportunidad de ser lo que soy, desde lo que yo estudié, desde mi lugar de Tania, no de la travesti escandalosa. Quiero hacer teatro desde el lugar de quién soy, cómo me llamo y cómo me veo”. Ya dio un primer paso en este sentido, el 11 de diciembre pasado, en el fashion show de Roberto Piazza “Moda y Music Hall”, que la tuvo como figura invitada y logró que el activismo se ponga las plumas: “Piazza me presentó como activista, hicimos una cosa combinada con el tema de los derechos. Hubo ensayos, me trajo experiencias muy lindas, una combinación de activismo y espectáculo. Estoy agradecida con Roberto, es mi padrino artístico y una excelente persona por lo que está haciendo. No me esperaba que me abriera la posibilidad de expresar lo que aprendí desde chica en el teatro, y de poder hablar de la sexualidad y la libertad delante de tanta gente”. Tania siente que cada reconocimiento es un premio, incluso está muy agradecida con Soy: “Gracias por ponerme en el Soy entre las personalidades de 2008, me pusieron con gente que hizo cosas muy importantes, excepto por el Papa que lo detesto. Eso ponelo, que lo detesto”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sebastián Freire
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.