soy

Viernes, 8 de mayo de 2009

X 4

Intimidades develadas

Cuatro discos que funcionan como una ventana abierta hacia la discoteca privada de autores que se convierten en Dj por un rato y mezclan la música de su corazón, la que los acompaña fuera de los escenarios o en el proceso creativo.

 Por Alejandro Zárate

Back to Mine
Pet Shop Boys
(Dmc)

“Son canciones de amor, religión, amistad y sexo”, dijo el mismo Chris Lowe sobre este álbum doble que también homenajea ese estilo “ítalo-disco” que tanto influyó a la banda. Aparecen así temas como “Don’t Cry Tonight” de Savage, “Take a Chance” de Mr Flagio, “The Show Must Go on” de Queen, entre otras joyitas que tanto escuchamos en las radios en los ‘80. Hay también algo de gospel con “Stand on the Word” por Celestial Choir y el disco cierra con “I’d Rather Leave while I’m in Love” por Dusty Springfield.

La colección de Neil Tennant en el CD 2 es una fina selección de chill out para escuchar de noche, muy tarde. Es difícil elegir un track, ya que el disco funciona en su totalidad como un proyecto interesante, casi imprescindible para los que amamos a Neil y Chris.

In the Mood for Love...
and more Wong Kar Wai
(Virgin France)

El genio del cine Wong Kar Wai cuenta en In the Mood for Love —Con ánimo de amar— una historia que se desarrollaba en Hong Kong en 1962, una historia de amor entre vecinos que se convirtió en una de las maravillas del cine. En la segunda banda de sonido editada de la película, recopilada por su director, agrega sus canciones preferidas, las que de algún modo le recuerdan a su infancia, a la música que sólo se podía escuchar en la radio en Hong Kong y que inmediatamente colocan a quien escucha en ese “ánimo” romántico. “I’m in the Mood for Love” por Bryan Ferry, “María Elena”, “Solamente una vez” y “Perfidia” interpretadas por Nat King Cole, y también muchas canciones chinas de los ’50. Según Wong, era necesario este segundo disco para poder mostrar a sus seguidores las canciones que tenía en su corazón.

¡Viva la tristeza!
Pedro Almodóvar
(Milan Music)

Hay quienes pagarían para entrar a ver la discoteca de Pedro Almodóvar, pero por ahora es posible conformarse con este disco de música para llorar. La compilación que hizo Almodóvar mientras escribía el guión de Hable con ella es como la banda sonora de ese específico momento. Todas las canciones provocan una emoción profunda, donde abundan los susurros, los lamentos y la canción de amor desgarrado. Hay maravillas como “Once I Loved” por Shirley Horn, “Nothing Compares 2U” por Jimmy Scott, “I Woke up” por Nicolette, entre otras. Según Almodóvar, todas tienen algo de nanas, canciones de cuna que nos llenan el corazón de tristeza y delicia.

Back to Mine
Everything but the Girl
(Dmc)

El dúo formado en 1982 por Trace Thorn y Ben Watt adquirió su nombre gracias a un cartel que colgaba de la vidriera de un local de muebles que anunciaba poseer todo para armar su dormitorio, menos la chica. Marido y mujer llevan casi 9 años sin sacar un disco nuevo, aunque editaron este disco de canciones favoritas, una extraordinaria mezcla de música muy similar a lo que ellos hacen, pero con artistas no conocidos, perfectamente mezclado por Ben Watt. Back to Mine nos invita a un viaje musical de 12 tracks que casi siempre andan dando vueltas por el chill out y que abre con una voz diciendo que esta es música para hombres y mujeres, hermanos y hermanas, amigos y enemigos...

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared