turismo

Domingo, 5 de febrero de 2012

CORDOBA. ARQUITECTURA MODERNA EN LA CAPITAL MEDITERRANEA

La Docta 2.0

La nueva sede de la Casa de Gobierno, la Plaza del Bicentenario; un curioso faro y el puente sobre el río Suquía son algunos de los flamantes cambios edilicios de la capital cordobesa. Una arquitectura moderna que genera amores y odios en una de las ciudades más dinámicas del país.

 Por Pablo Donadio

“Y... parece un túnel al que le chorearon el techo, más que un puente”, se sonríe un vecino –a quien parece no gustarle el nuevo puente doble que cruza el río Suquía– en infalible humor cordobés. Otros incluso ven sus filetes de chapa como algo completamente fuera de la línea arquitectónica de la ciudad y sus antiguos puentes, que atraviesan la costanera con su ancho cemento, barandas labradas y porte señorial. Cerca, la sede del Centro Cívico es otra de las obras que atrae a los visitantes, aunque los cordobeses más ácidos la llaman “El panal”, por sus formas geométricas. Sin embargo, esas construcciones mejoraron la distribución del tráfico en el sector, conectaron los tradicionales barrios General Paz y Juniors con el centro de Córdoba, y rescataron el sector del viejo ferrocarril, abandonado en el pasado y hoy parquizado e iluminado. La megaobra de la terminal (la más grande del país), el futuro Planetario y la remodelación del Mario Alberto Kempes (ex Chateau Carreras) modernizan la fachada de una capital que ahora brilla más que nunca, con luz propia.

El moderno y curioso edificio de la gobernación cordobesa.

EL BATIFARO Por definición los cambios alteran lo establecido, generan ruido y causan rechazo. Pero hay casos, como el del Faro, donde la broma parece venir con el combo. Incluso más de 7000 personas han dado su visto bueno para que el Faro del centro cordobés se aggiorne a lo Ciudad Gótica... Los responsables de esa delirante propuesta son el grupo que armó la página de Facebook “1.000 personas para ponerle una batiseñal al Faro del Bicentenario”, que busca darle a la curiosa torre instalada en plena ciudad algún sentido más allá de su belleza física.

Un verdadero batifondo, si se tiene en cuenta el lío que ocasionó en propios y ajenos, y también por la inversión pública (que según la misma página asciende a $9.000.000, sumado al gasto diario de su iluminación). Más allá de los chistes, la cuestión es tema de discusión severa en Córdoba, aunque la torre de 102 metros –ubicada en el parque donde antes funcionaba la pista de atletismo del Instituto Provincial de Educación Física– sigue indemne a las críticas y muestra una moderna iluminación computarizada.

La obra forma parte del Centro de Interpretación y el Archivo Histórico y desde la Plaza del Bicentenario, en uno de los extremos del Parque Sarmiento, se la puede distinguir entre los 201 aros alegóricos a nuestra historia, otra de las novedades capitalinas. Entre esos hierros multicolores y con menciones a los hechos, mujeres y hombres destacados de la patria, se abraza una fuente con dos chorros de agua, donde surge la figura esbelta del faro. “Será un ícono de nuestra ciudad, como el Obelisco lo es en Buenos Aires”, aseguraron varios funcionarios. Serpenteante como las cadenas del ADN, el vigía de 80 metros de hormigón, con un coronamiento de metal de otros 22, muestra desde su cima –casi como el Monumento a la Bandera de Rosario– una panorámica de la ciudad que, aunque sin mar, ya cuenta con un orgulloso faro.

Los puentes de Suquía de noche dan brillo a la recuperada costanera.

LA NUEVA SEDE Compitiendo en innovación con la pirámide de la gobernación puntana, la megaconstrucción de dos edificios en el predio del ex Ferrocarril Mitre ya está a la vista de todos. La torre principal, cuyo diseño adopta formas orgánicas, adquiere reminiscencias de un panal de abejas: los más ríspidos lo han tomado para la crítica, pero a muchos otros la obra les agrada, y su forma repleta de triángulos y rombos produce un juego de luces y sombras sorprendentes, que se destaca en el homogéneo horizonte de torres espigadas. Con 46 metros de altura, 10 niveles y una terraza, aloja a la gobernación y los ministerios, junto a un Centro de Convenciones de gran capacidad. La obra total del Centro Cívico está rodeada de un sistema vial que se proyectó para proveer al conjunto vías de acceso y egresos, incluyendo el puente doble sobre el cauce del río Suquía y un helipuerto. También es importante la ubicación, a metros de la remodelada Terminal de Omnibus, la más grande del país. Los responsables del proyecto aseguran que el diseño le otorga modernidad a la ciudad, potenciando también su aspecto turístico. La incorporación del Centro de Convenciones permitirá asimismo la realización de eventos, congresos y múltiples actividades sociales, con 11.200 metros cuadrados y capacidad para 2500 asistentes.

El Parque Sarmiento, un remanso frente a la construcción moderna.

CIELO ESTRELLADO En su saga de novedades edilicias, y gracias a gestiones de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba, la ciudad contará por primera vez en su historia con un Planetario. Su construcción física avanza desde hace dos meses y se espera colocar cuanto antes el proyector, los dispositivos de control y elementos periféricos de última tecnología que fueron donados por la Municipalidad de Nantes, Francia. “Se podrán proyectar 6000 estrellas y los cinco planetas visibles a primera vista, como Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, con sus satélites, la vía láctea, estrellas fugaces y cometas, la luz crepuscular, la luna en cada una de sus fases, las constelaciones, satélites artificiales y muchas otras imágenes”, explicó Guillermo Goldes, doctor en astronomía, museólogo e integrante de la UNC.

La construcción tendría una superficie inicial de 400 metros cuadrados, con una sala para la cúpula de nueve metros. El predio pegado a la Ciudad Universitaria, donde antes estuvo la Casa de las Tejas, ve avanzar a buen ritmo la construcción, y se espera que 2012 sea el año de su estreno. Tendrá tres plantas principales: en la primera se alojarán el Pabellón del Cielo y la Tierra, área destinada a exposiciones y actividades con el público, y el Planetario Zeiss, con proyecciones para 60 personas ubicadas en butacas; la segunda será el Mirador de la Estrellas, una cúpula de 13 metros con un telescopio para los visitantes; por último, habrá un edificio de administración, con aulas, laboratorios y un salón de usos múltiples. Un geoparque con rocas procedentes de las sierras locales y modelos de huellas fósiles de animales prehistóricos, así como un astroparque y una plaza didáctica con artefactos de enseñanza y demostraciones de luz, sonido y fluidos, serán otros atractivos del complejo. Como herramienta educativa y como una entretenida forma de divulgación científica, el nuevo planetario logra condensar la alegría de todos los habitantes, en la ya moderna ciudad cordobesa.

Compartir: 

Twitter
 

Los aros de la Plaza del Bicentenario enmarcan la esbelta figura del ¿batifaro?
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> COMARCA ANDINA. Gira por Río Negro y Chubut
    Patagonia en movimiento
    En Río Negro y Chubut, una gira muy activa por los impactantes paisajes de la Comarca Andina.
    Por Julián Varsavsky
  • BRASIL. EN LA COSTA DEL ESTADO DE CEARA
    Fortaleza nordestina
    Por Graciela Cutuli
  • CORDOBA. ARQUITECTURA MODERNA EN LA CAPITAL MEDITERRANEA
    La Docta 2.0
    Por Pablo Donadio
  • NEUQUEN. VILLA TRAFUL, ALDEA CORDILLERANA
    El lago de los sueños
    Por Julián Varsavsky
  • NOTICIERO
    Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared