› LA MUERTE DEL EX DICTADOR

“Lástima que murió en una cama y no en la cárcel”

La frase pertenece a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien de esta manera se refirió a la muerte del ex dictador chileno, Augusto Pinochet. La histórica militante lo definió como “un simulador espantoso y cobarde”.

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, lamentó hoy que el ex dictador chileno Augusto Pinochet haya muerto en un hospital y no en una cárcel.

"Lástima que murió en una cama y no en la cárcel, como correspondía", dijo a Télam la dirigente, en referencia a que Pinochet debería estar en prisión por las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante su gobierno.

Tati Almeyda, por su parte, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, sostuvo que "Pinochet es otro genocida que muere y no se lo puede juzgar, pero en el caso de él la humanidad ya lo ha juzgado, no sólo argentinos y chilenos".

"La condena social la ha tenido, pero es lamentable que no siga vivo para poder aplicar la justicia legal", remarcó Almeyda en diálogo con Télam y quien recordó los intentos de distintos jueces para enviarlo a prisión.

"Hubo intentos de juzgarlo aquí en Argentina y en España, cuando lo detuvieron en Londres, pero nunca se pudo y él además fue un simulador espantoso y cobarde que se decía enfermo y cuando llegó a Chile se levantó de la silla de ruedas y caminó", afirmó.

Fuente: Télam

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.