UNIVERSIDAD › LA UBA BUSCARá REMOVER MAñANA A LA RECTORA DEL NACIONAL DE BUENOS AIRES

Más cerca de la destitución

El consejo de la universidad tratará un despacho, aprobado ayer en comisión, que recomienda el cese de González Gass. La cuestionan por abrir nuevos cursos vespertinos, defendidos por la comunidad del colegio. Ella asegura que “cajonearon” los expedientes.

 Por Javier Lorca

Por primera vez, la UBA podría destituir a un rector del Colegio Nacional de Buenos Aires. El conflicto entre las autoridades de ambas instituciones derivaría mañana en la remoción de Virginia González Gass, con mandato hasta mayo de 2011. Ayer, la comisión de interpretación y reglamento del Consejo Superior de la UBA aprobó un despacho recomendando cesar en sus funciones a la rectora: ese dictamen será tratado este miércoles por el consejo y todo indica que el bloque mayoritario avalará el despido impulsado por el titular de la universidad, Ruben Hallu.

El dictamen aprobado ayer propone el cese inmediato de González Gass y la designación “en forma transitoria” de uno de los actuales vicerrectores. Luego, le encomienda al Consejo Resolutivo del colegio que eleve una terna no vinculante de candidatos a rector, en un plazo perentorio de 45 días corridos.

Como informó este diario, las autoridades de la UBA pretendían que González Gass renunciara, pero la rectora insistió en completar el mandato para el que fue elegida en 2007. Hace dos semanas, Hallu le había enviado una nota solicitándole candidatos para reemplazarla. Pero el Consejo Resolutivo del Nacional –formado por representados de docentes, alumnos, graduados y trabajadores– rechazó la solicitud y pidió que se respetaran los plazos previstos. Por eso, el rectorado de la UBA decidió recurrir al Consejo Superior.

“La relación con la rectora venía mal desde hacía meses. Principalmente, porque avanzó con designaciones docentes sin contar con el respaldo presupuestario”, argumentó el secretario general de la UBA, Carlos Mas Vélez. “Pero el problema no se circunscribe a esto. Hay claras desavenencias entre el rectorado de la universidad y lo que ella ejecuta en la escuela, y en esa condiciones se hace muy difícil planificar y gestionar cuestiones académicas y administrativas”, agregó el funcionario. “Jamás hubo una intervención de este tipo en el colegio. Es lamentable”, dijo González Gass. La rectora defendió su gestión ante las acusaciones de la UBA, en particular, la ampliación del turno vespertino.

Desde hace veinte años, en ese turno funcionaban dos divisiones por año. Con apoyo de la escuela, González Gass promovió la creación de tres cursos más. “Eso fue aprobado por el Consejo Superior de la universidad en 2007, a través de la resolución 3493/07.” Según la rectora, en ese expediente ya estaba prevista la ampliación anual de cada división –primer año empezó en 2008 y en 2010 llegó a tercer año–, con su consiguiente financiamiento. Pero asegura que entre noviembre pasado y la actualidad el rectorado de la universidad “cajoneó” los pedidos formales para abrir los cursos, así como ocho notas reclamando pronto despacho. “Si yo no hubiera abierto los cursos, podrían haberme acusado de incumplir con la resolución de 2007”, sostuvo. “Ahora me acusan por haberlo hecho.”

En realidad, al menos desde fines del año pasado, la UBA pretendía que el colegio fuera suprimiendo en forma paulatina el turno noche. Así lo comunicó la Secretaría de Asuntos Académicos de la universidad, aduciendo razones de “seguridad” para los alumnos y la necesidad de “preservar espacios de encuentros familiares en los horarios habituales”. Sin embargo, en diciembre de 2009, la iniciativa fue rechazada en duros términos por el Consejo Resolutivo de la escuela, por la Asociación de Docentes y por los jefes de departamentos.

Si bien en la larga historia del Nacional de Buenos Aires hubo numerosas destituciones de autoridades, hasta ahora, en democracia y con la autonomía universitaria vigente, nunca la UBA separó a un rector.

La carta del gremio

Mientras la dirigencia del centro de estudiantes del Nacional de Buenos Aires reclamó que “no se avasalle a la comunidad educativa”, el gremio docente UTE-Ctera le envió una nota al rector Ruben Hallu, manifestando “preocupación” por el conflicto entre la UBA y el colegio. Firmada por el secretario general, Eduardo López, la carta exige plazos razonables para seleccionar candidatos a rector y señala “disconformidad” ante una “decisión tomada a 10 días de las vacaciones de invierno y que fue rechazada por todos los consejeros docentes”. También pide respeto por “la institucionalidad de los cuerpos colegiados de las escuelas y su democracia”, para que “no se generen discusiones inexistentes que detengan el normal funcionamiento de las escuelas”.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.