UNIVERSIDAD › COMO SERA EL NUEVO EDIFICIO DE CIENCIAS EXACTAS

El cero y el infinito

El proyecto prevé un edificio ecológico que se ubicará en Ciudad Universitaria, conectado al Pabellón I. Tendrá dos plantas, subsuelo y dos patios, con una superficie de casi 20 mil metros cuadrados.

La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA) tendrá un nuevo edificio en Ciudad Universitaria: se llamará Cero+Infinito y será un edificio ecológico. La sede, que se destinará a actividades de docencia e investigación, permitirá además descomprimir, organizar y refuncionalizar los espacios del resto de los pabellones. “Es una obra emblemática para la ciencia argentina, que tiene implicancias científicas y políticas sumamente importantes. Se lograrán soluciones a problemas locales y una mayor y mejor interacción entre docentes e investigadores”, celebró el ministro de Ciencia, Lino Barañao.

La presentación del proyecto de la obra fue realizada en conjunto por Barañao y el ministro de Economía, Axel Kicillof, acompañados por el rector de la UBA, Alberto Barbieri. La construcción, financiada con fondos del Banco de Desarrollo de América Latina, ocupará un terreno trapezoidal ubicado junto al Pabellón I de Ciudad Universitaria, al cual estará conectado por un anexo. Constará de dos plantas, un subsuelo y dos patios internos que, sumados, alcanzarán una superficie de casi 20 mil metros cuadrados.

La planta baja tendrá lugar para diez aulas de computadoras con capacidad para 50 máquinas cada una, sus servidores y servicios de administración e impresión. También se localizarán allí 19 aulas con capacidad para 60 alumnos y cinco aulas de seminarios. Además, habrá salas de lectura y de reuniones. Todos los ambientes tendrán luz natural, ya sea porque sus paredes de vidrio darán al parque de Ciudad Universitaria o a sus dos patios internos, que vistos desde arriba tendrán forma de los signos del cero y del infinito, lo que da nombre a la construcción. En el piso superior se localizarán el Instituto de Cálculo, las oficinas de investigación y las secretarías de los departamentos de Computación y de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos.

El edificio, diseñado por el reconocido arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, contará con un sistema de ahorro energético que permitirá disminuir el consumo hasta en un 50 por ciento, tendrá dos parques estructurados para conservar los árboles del lugar y el techo vegetado.

Una vez inaugurada la construcción, el Pabellón I se destinará a los departamentos de Matemática y Física, liberándose el espacio hoy utilizado por el departamento de Computación. Por otra parte, el segundo piso del Pabellón II quedará como ampliación para los departamentos de Química, Biología y, de ser necesario, Geología. La obra –cuya licitación fue anunciada en 2013 y hoy se encuentra en proceso de evaluación– permitirá además desmantelar una serie de aulas construidas de manera precaria en el Pabellón I y recuperar la iluminación natural original del pasillo de aulas.

“Este edificio va a significar que los científicos de las áreas más avanzadas puedan desarrollar sus actividades en laboratorios de punta, en lugares que nos van a llenar todos de orgullo, porque nos llenan de orgullo los resultados que estamos obteniendo”, sostuvo el ministro de Economía, quien además advirtió que “si no atendemos la ciencia y la tecnología, nuestra inclusión social, nuestro crecimiento y nuestro desarrollo tienen patas cortas”. Barbieri aseguró que “no se concibe una universidad sin investigación” y por eso celebró que el nuevo edificio signifique “una ampliación del espacio de docencia e investigación”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.