UNIVERSIDAD › LA DISCUSION POR EL PRESUPUESTO UNIVERSITARIO PARA 2017

Pulseada por los números

El Consejo Interuniversitario había solicitado 85 mil millones de pesos, pero el Gobierno prevé asignar 75 mil millones. Algunos rectores lo consideran suficiente, pero otros advierten que se recorta el desarrollo del sistema. Reclamos docentes.

El proyecto de presupuesto 2017 que presentó el Poder Ejecutivo prevé 75 mil millones de pesos para las universidades nacionales, un 23 por ciento más que los fondos asignados este año. La cifra que había solicitado el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) era de 85 mil millones. Mientras algunos rectores consideran que los recursos presupuestados serán suficientes para el sistema, otros rectores advierten que no hay fondos previstos para el desarrollo de las universidades. Por su parte, los sindicatos de profesores denuncian un ajuste presupuestario y de los salarios: en ese marco, el martes que viene realizarán paros y protestas para reclamar la reapertura de las paritarias.

El presidente del CIN, Guillermo Tamarit, integrante del bloque radical de rectores, dijo a este diario que el proyecto de presupuesto del Gobierno es “satisfactorio”, y rescató la “buena predisposición y el esfuerzo” de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU). “La propuesta del CIN siempre es aspiracional, ideal, y esta brecha es la más pequeña de la historia entre lo que pedimos y recibimos”, opinó Tamarit, pero aclaró que van a seguir bregando por los recursos que había solicitado el consejo.

Desde el bloque peronista, plantearon otra mirada. “Hay una diferencia entre lo que calculó el CIN y la propuesta del Ejecutivo, nosotros mantenemos la necesidad de contar con los 85 mil millones de pesos, lo necesario para funcionar correctamente”, dijo a Página/12 Rodolfo Tecchi, vicepresidente del CIN. Tecchi advirtió que, si no se cumple con ese monto, seguramente necesitarán “refuerzos extra”. Tecchi dijo que uno de los mayores problemas es que se mantiene un “congelamiento de las plantas de personal”, que “no figuran los fondos para infraestructura universitaria”, y además “se eliminaron los recursos que se asignaban para financiar los medios audiovisuales de las universidades, que el año pasado fue de 40 millones”. Las más afectadas son las universidades nuevas, que cada año precisan ampliar su estructura edilicia y la cantidad de trabajadores docentes y no docentes.

Otro rector del espacio peronista lo resumió así en diálogo con este diario: “El presupuesto elaborado por el Gobierno cubre las urgencias de la foto actual del sistema. Pero nos preocupa porque excluye los fondos necesarios para el desarrollo universitario. No hay voluntad política para invertir en el futuro del sistema, hay una idea de congelarlo”.

El 30 de septiembre habrá en Jujuy un plenario del CIN y allí los rectores discutirán más en profundidad el proyecto oficial de presupuesto. La idea es que asista el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

Mientras tanto, los rectores del CIN vienen manteniendo reuniones con distintos referentes de los bloques parlamentarios, para anticiparse al debate por la ley de presupuesto: ya hubo encuentro con legisladores del Frente Renovador, de la UCR y del Bloque Justicialista. Para los próximos días están agendados encuentros con diputados del Frente para la Victoria, el PRO y el FIT.

La subsecretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela, aseguró a Página/12 que “además de los 75 mil millones que figuran en la planilla, habrá 1247 millones para becas –lo que significa un aumento del 40 por ciento– y también 2200 millones para el programa Fundar –representa casi un 90 por ciento de aumento–, que atiende la articulación con la secundaria, la expansión, desarrollo e inversión de las universidades y mejoramiento de carreras”.

En respuesta a los cuestionamientos, Tavela dijo que las universidades nuevas que deban ampliar su planta docente podrán hacerlo “sin problemas, pero deberán discutirlo con el Ministerio de Educación”. También se refirió a la demora del Gobierno en girar a las casas de estudios los 500 millones de pesos anunciados por Mauricio Macri el 2 de mayo para atender las necesidades generadas por el tarifazo y la inflación. Todavía falta girar 113 millones. Según Tavela, se girarán a las universidades una vez que se “normalice la situación del gas y la luz”.

Los sindicatos de profesores universitarios no están ajenos a la discusión presupuestaria. “La inflación supera el 40 por ciento, queremos un aumento presupuestario a esa medida, esto es insuficiente”, dijo Pedro Sanllorenti, secretario general de Conadu. Tanto esa federación como la Conadu Histórica convocan a participar de las protestas del martes 27, en reclamo de un nuevo incremento salarial. “La situación no da para más, inflación, devaluación, tarifazo... Nuestro salario ya retrocedió y no vamos a regalar más”, señaló Luis Tiscornia, secretario general de Conadu Histórica, que también exigió “un aumento presupuestario de emergencia”.

Informe: Gastón Godoy.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared