UNIVERSIDAD

En el tablero estudiantil, la próxima jugada es definir el futuro de la FUBA

Con un centro menos, la izquierda no definió cuándo llamará a renovar autoridades. La postura de los reformistas y los kirchneristas.

 Por Julián Bruschtein

Con casi todos los centros de estudiantes ya definidos en la Universidad de Buenos Aires (UBA), el interrogante apunta ahora a la FUBA, la federación estudiantil que reúne a las trece organizaciones de alumnos. Las agrupaciones de izquierda que conducen la federación aún evalúan la pérdida del centro de la Facultad de Ingeniería y analizan cuándo llamarán a un congreso para regularizar su mandato, ya vencido. Mientras, en Ciencias Sociales algunos sectores iniciaron un proceso de creación de un centro paralelo a la conducción de izquierda, pero la iniciativa no es compartida por el resto de las fuerzas.

Las definiciones sobre la FUBA seguirán demoradas al menos hasta el domingo, ya que militantes estudiantiles de todos los colores políticos están abocados a las elecciones presidenciales.

La izquierda hegemoniza la federación desde hace cinco años, cuando en 2002, aliada con independientes, logró romper el liderazgo de la Franja Morada y se quedó con la principal herramienta sindical de los estudiantes de la UBA. El Frente 20 de Diciembre actualmente está integrado por los militantes del Partido Obrero (PO), la Corriente Estudiantil Popular y Antiimperialista (CEPA-PCR) y el Movimiento Socialista de Trabajadores (MST). Los últimos años se caracterizaron por la falta de convocatoria o de quórum en los congresos para renovar cargos en la FUBA, con acusaciones cruzadas entre la izquierda y los sectores reformistas, independientes y kirchneristas. “Estamos evaluando la fecha en la que vamos a convocar al congreso. Todavía falta la elección en Agronomía –será el 12 de noviembre– y eso nos da un poco de aire para analizar la situación”, confió a este diario un dirigente de la federación.

El recelo de la oposición continúa. Pablo Gordon, dirigente del MNR (socialistas), de Derecho, estimó: “No creo que haya congreso de FUBA, más allá de que la izquierda haya perdido un centro. Y si lo hay, no vamos a participar, porque seguramente no será convocado en tiempo y forma”. En el mismo sentido se expresó la presidenta del centro de estudiantes de Medicina, Yamila Aparicio (QRS), que explicó que “la FUBA está usurpada y la transformaron en una organización fraudulenta. Siguen faltando reglas de juego claras, y por la manera en la que organizan los congresos parece que son ellos los que nos dejan afuera”.

En 2006, las agrupaciones reformistas amagaron con armar una federación paralela y no concretaron. Ahora, un proceso en ese sentido surgió en Sociales, pero desde el peronismo cercano al kirchnerismo. El frente estudiantil que lidera La Vallese optó por no participar en las elecciones de centro de estudiantes, argumentando “falta de garantías y reglas claras”. Para la semana que viene convocó a votar para conformar “una estatuyente que discuta el reglamento de un nuevo centro. Hicimos un llamado abierto a todas las agrupaciones, sin distinción política. La FUBA, como está, no representa a los estudiantes de Buenos Aires, solamente a la izquierda burocrática que está totalmente deslegitimada, como la que conduce el centro de Sociales. No propone una discusión en profundidad, solamente discute el reparto de cargos. Entendemos que el movimiento estudiantil está totalmente fragmentado y diezmado, por responsabilidad tanto de la izquierda como de Franja Morada”.

Al margen de los planteos opositores, la situación de la izquierda varió al perder un centro y quedarse con seis sobre trece. La independiente MLI le ganó en Ingeniería y dejó abierto un interrogante. Julián Fain, flamante vicepresidente del centro, afirmó: “Todavía no tenemos una posición sobre el congreso de la FUBA. El año pasado, nuestro único delegado participó y presenció algunas movidas no muy claras. Pero también tenemos en cuenta que antes de las elecciones en la facultad la CEPA y el PO nos ofrecieron hacer un frente común. A partir de que les contestamos que no, empezaron una campaña sucia de mentiras en la que nos basurearon mucho. Todavía no discutimos nuestra posición, pero estos antecedentes los vamos a tener en cuenta”.

¿Cómo se resolverá el futuro de la FUBA? Las propuestas son diversas. Para Gordon, “lo único que puede destrabar de fondo la situación es que aparezca una fuerza o un conjunto de fuerzas que reemplacen el lugar que dejó la Franja. Seguimos pensando en armar una nueva federación. La FUBA dejó de existir como tal, y por lo tanto habría que llamar y armar otra, pero pura y exclusivamente para debatir de qué forma la recuperamos y le damos sentido”. Aparicio no piensa lo mismo: “Lo que tenemos que conseguir es que se reglamente y se ordene una FUBA para las trece facultades. No creo que armar otra FUBA sea positivo porque en ese caso habría una FUBA de izquierda y otra de todos los demás. La FUBA tiene que representar a todos los estudiantes”.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.