Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Jueves, 4 de septiembre de 2008
Gobiernos europeos destacaron la decisión argentina de pagarle al Club de París

Acreedores en la hora del elogio

Alemania, España, Italia y Francia expresaron su conformidad con el anuncio de Cristina. Las felicitaciones también llegaron de Estados Unidos y de la presidencia del Club, pero algunos pidieron resolver el problema de los holdouts.

/fotos/20080904/notas/na06fo01.jpg
El Gobierno compensó la floja respuesta de los mercados locales con el respaldo europeo.

La mayor cosecha de elogios a la decisión de cancelar la deuda con el Club de París el Gobierno la obtuvo de sus pares de Alemania, España, Italia y Francia, así como del presidente de la entidad, Xavier Musca. “Normaliza las relaciones económicas y financieras con la comunidad internacional”, “contribuye a favorecer inversiones”, “es un avance muy importante”, destacaron a través de comunicados o conversaciones con el canciller argentino, Jorge Taiana. La reacción fue similar a la que anteayer expresó la administración de Estados Unidos, que valoró el gesto pero al mismo tiempo empezó a reclamar que ahora se instrumente “una solución” para los acreedores privados que rechazaron la reestructuración de la deuda de 2005 y se quedaron con títulos en default. El Gobierno se apuró a descartar cualquier oferta a esos bonistas, la mayoría pertenecientes a fondos buitre.

El Gobierno compensó la floja respuesta de los mercados a su anuncio con las expresiones de respaldo que llegaron de Europa. A nivel local, los títulos públicos bajaron entre 0,4 y 2,2 por ciento. Aunque parezca increíble, la excusa fue que el pago a París sería una forma de disimular los problemas de solvencia que en realidad tendría la economía argentina. Esa versión disparatada fue sólo el maquillaje de una redoblada presión para conseguir nuevas concesiones del Gobierno a los mercados, en una lógica perversa que tuvo su esplendor en 2001 y llevó al estallido de diciembre de ese año.

Los gobiernos favorecidos con la decisión de saldar la deuda con el Club de París esta vez fueron más generosos en el reconocimiento. El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Water Steinmeir, sostuvo que la medida “contribuirá a favorecer las inversiones en el país”. Lo dijo en una charla telefónica con Taiana, quien lo llamó para darle detalles del anuncio. Alemania es el principal acreedor del Club: recibirá el 30 por ciento de los 6706 millones de dólares que girará Argentina. Después se ubican Japón, con 25 por ciento, Holanda con 9, Italia y España con 8 y Estados Unidos con 7. Ellos seis detentan el 87 por ciento de la deuda. El resto se reparte entre otros países europeos. El 45 por ciento de la deuda es anterior al 10 de diciembre de 1983.

“Consideramos que la Argentina está tomando una buena decisión, si todo esto se confirma y se implementa”, señaló Musca, titular del Club de París, con una dosis de escepticismo. Explicó que recién el 15 de este mes habrá una reunión de los socios de la entidad para discutir “la deuda argentina”. En esa instancia se analizarán cuestiones técnicas relativas al pago y al recálculo de intereses, debido a que de los 6700 millones de dólares a cancelar, cerca de 2000 millones todavía no vencieron. Musca destacó que se necesita “un acuerdo unánime de todos los acreedores” sobre esas cuestiones. Si todo sale bien, el dirigente estimó que “ayudará a reconstruir la credibilidad económica del país”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia emitió un comunicado para expresar que la decisión argentina es un hecho “muy positivo”. “Mejora su atractivo para los inversores internacionales y favorecerá el pleno reconocimiento de los mercados financieros de sus destacables progresos económicos”, agregó. También indicó que se inicia “una etapa decisiva en la plena normalización de las relaciones económicas y financieras de Argentina con la comunidad internacional”. Muy similar fue el comunicado de la cancillería española: “Es un avance importante para normalizar las relaciones con la comunidad financiera”, que “los medios económicos y financieros también valorarán positivamente”. En tanto, la cancillería italiana consideró que se trata de “un primer paso para la solución de los problemas abiertos”, en alusión a los holdouts, que en ese país son numerosos.

El presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Eliot Engel, se sumó a las felicitaciones. “Estoy muy impresionado por su liderazgo en la Argentina”, le dedicó a la presidenta Cristina Fernández. “Estoy encantado de que haya dado este importante paso adelante”, agregó.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.