Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Jueves, 26 de enero de 2012
El ministro de Economía estimó que este año el avance del PIB será de cinco por ciento

“Nuestro norte es el crecimiento”

En sus primeras definiciones desde que asumió el cargo, Hernán Lorenzino ratificó la línea de la política económica. Crecimiento, empleo e inclusión social son los principales objetivos, destacó, marcando diferencias con sectores ortodoxos.

/fotos/20120126/notas/na08fo01.jpg
“2012 es un año que desde afuera estará complicado, pero tendremos una economía pujante”, afirmó el ministro.

“Vamos a tener un 2012 con crecimiento, la actividad económica va a seguir creando empleo y manteniendo un mercado interno fuerte. No ignoramos que desde afuera no vienen vientos favorables, pero hay un gobierno que tiene muy claro el modelo que quiere profundizar”, señaló el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, en sus primeras declaraciones desde que tomó el cargo. El funcionario descartó la existencia de movimientos bruscos en el tipo de cambio y destacó el poder del Banco Central para desactivar presiones devaluatorias. En una entrevista radial, el titular del Palacio de Hacienda dejó entrever que, dadas las condiciones de la economía internacional, Argentina no está cerca de alcanzar un acuerdo con el Club de París para regularizar ese pasivo. “La deuda argentina es absolutamente manejable, hoy la deuda en manos de acreedores privados con respecto al PIB representa sólo el 14,1 por ciento del total. Eso nos fortalece”, explicó Lorenzino.

“Este modelo tiene como norte el crecimiento, el empleo y la inclusión social. Esto se va a seguir manteniendo y se va a seguir haciendo”, aseguró ayer Lorenzino, quien destacó la diferencia de esos objetivos con los esquemas de metas de inflación que persiguen otros países. “Con instrumentos como la Asignación Universal por Hijo o la movilidad jubilatoria, creados desde el Gobierno, podemos cumplir las metas”, explicó el funcionario, quien recordó que el Presupuesto estipula un crecimiento de 5,1 por ciento del PIB. El ministro de Economía reconoció que “2012 es un año que desde afuera va a estar complicado, pero vamos tener una economía pujante con un fuerte mercado interno donde se mantenga la creación de puestos de trabajo”. El piso de crecimiento que manejan en Economía es del 5 por ciento.

“Descartamos cualquier movimiento brusco en el tipo de cambio. El Banco Central tiene la capacidad para regular el mercado cambiario, tiene reservas para desarticular cualquier movida especulativa que quiera llevar el tipo de cambio para arriba. El dólar se va a seguir manteniendo estable”, destacó el responsable de Economía.

Lorenzino, quien anteriormente se desempeñó como secretario de Finanzas, destacó la independencia económica que logró el país a partir de la reducción del peso de la deuda externa. En 2002, la deuda bruta representaba el 166 por ciento del PIB y hoy esa relación descendió hasta el 42 por ciento, al 30 de septiembre pasado. “La voluntad política de Néstor Kirchner de renegociar la deuda permitió que hoy esos pasivos no nos impongan límites a nuestra agenda de política económica, nuestra exposición al sector privado es absolutamente manejable”, explicó el funcionario. “En otra época Argentina tenía que recurrir a los mercados financieros mes a mes para hacer frente a los pagos de deuda del próximo mes, eso implicaba que los mercados imponían condiciones y los programas de ajuste del FMI. La historia de Argentina en los noventa se repite en Europa. El Fondo impone las mismas condiciones que nos llevaron a la crisis de 2001-2002”, sostuvo el ministro.

En ese sentido, el funcionario se refirió a las negociaciones con los países miembros del Club de París por los pasivos que todavía están en default. “Argentina siempre va a buscar que la solución sobre su deuda sea aceptable para los intereses del país y en ese sentido seguimos trabajando con nuestros acreedores. Cuando tengamos un punto de encuentro entre lo que requiere Argentina y lo que es aceptable para los acreedores vamos a tener un acuerdo, sino va a ser difícil”, consideró.

Lorenzino se refirió también a la situación fiscal. “Las cuentas fiscales arrojaron superávit primario, que es un instrumento más para mantener el objetivo de crecimiento con creación de empleo e inclusión social”, sostuvo Lorenzino quien remarcó la relevancia de las inversiones en infraestructura realizadas por el Estado. “El aumento del 40 por ciento en la inversión real directa significa poder terminar obras emblemáticas como Yacyretá, Atucha II y la autopista Rosario-La Plata”, dijo el funcionario.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.