Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Martes, 23 de diciembre de 2014
El Gobierno define una caída de alrededor del 5 por ciento en los precios

Acuerdo para que baje la nafta

Hoy se completa la negociación entre la Nación y las provincias petroleras que incluye la reducción del precio de los combustibles.

Por Sebastián Premici
/fotos/20141223/notas/nafta.jpg
Chubut emitió un comunicado anticipando que la baja de la nafta sería del 5 por ciento.

Tras una negociación que se prolongó durante toda la jornada, y que se retomará a partir de la mañana de hoy, el gobierno nacional y los mandatarios de provincias petroleras acordaron en la aplicación de una reducción en torno del 5 por ciento en el precio de las naftas. Además, estaría a estudio una baja del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC). Mientras los funcionarios seguían dialogando con los mandatarios sobre la forma de reflejar en el mercado interno la baja internacional del crudo, los representantes de Chubut, cuyo gobernador es el presidente de la Ofephi, informaron a través de un comunicado que el acuerdo estaba cerrado, lo que fue desmentido por el Ministerio de Economía. El senador por Neuquén Guillermo Pereyra también daba por cerrada una negociación inconclusa. Las partes volverán a reunirse hoy a las diez de la mañana. Entre las posibles medidas a adoptar, que también fueron negociadas con las empresas –productoras y refinerías– y los sindicatos, está la reducción en el precio de las naftas y una baja del ITC.

El objetivo del Poder Ejecutivo es encontrar una forma de reflejar la fuerte caída del precio internacional del petróleo, pero sin perjudicar el flujo de inversiones y el proceso de incremento en la producción impulsado a partir de la recuperación de YPF. Las reuniones comenzaron por la mañana. Los funcionarios que participaron fueron el ministro de Economía, Axel Kicillof; el titular de la cartera de Planificación, Julio De Vido, y el presidente de YPF, Miguel Galu-ccio. La primera reunión fue entre los representantes del Poder Ejecutivo con las empresas del sector. Luego fue el turno de los gobernadores y sindicatos, mientras que al cierre de la jornada de ayer seguían negociando con los mandatarios provinciales. Por la tarde, Kicillof se cruzó a la Casa de Gobierno para informar de los avances de las reuniones. Galuccio participó en todas las reuniones.

El precio del barril en la Argentina está desacoplado de su valor internacional desde 2007. Esta política aisló al país de las fuertes alzas del barril, cuando llegó a superar los 100 dólares. El precio fijo al productor comenzó en los 42 dólares por barril. Este importe también servía para establecer las regalías correspondientes a las provincias petroleras. Es decir, se establecía un valor que sería el mismo al que ingresaba al mercado interno el crudo importado, determinado por un régimen de retenciones móviles.

Pero en los últimos años, con el objetivo de recuperar la producción, y en sintonía con la recuperación de la empresa YPF, el precio de referencia fue incrementándose hasta llegar a los actuales 83 dólares. El escenario volvió a cambiar con la constante caída del precio internacional del crudo, situación que obedece a una puja geopolítica entre Estados Unidos, Arabia Saudita, Rusia, Irán y Venezuela.

Frente a este escenario, las refinerías locales pretendían una baja del barril a tono con el precio internacional, mientras que las provincias petroleras se oponían a cualquier cambio producto de las regalías recibidas. En este contexto, la postura del Gobierno apunta, por un lado, a reducir el precio de las naftas y el barril del petróleo, pero sin dejar de incentivar la producción.

Las provincias petroleras nucleadas en la Ofephi, cuyo titular es Martín Buzzi, gobernador de Chubut, se apuraron en mandar un comunicado dando por hecho el acuerdo, cuando los mandatarios seguían reunidos con los funcionarios del Poder Ejecutivo. Es decir que las negociaciones seguían cuando los portales de noticias daban por cerrado el acuerdo. Esto fue leído por los funcionarios del Gobierno como una manera de presión por parte de los gobernadores, que venían oponiéndose a cualquier baja del precio de referencia del crudo porque eso haría bajar sus regalías.

Según un informe de la consultora Ecolatina, “no bajar el precio interno del combustible permitiría generar una rentabilidad adicional a las empresas que podrían reinvertir en el sector”. Con respecto a los precios domésticos, el Gobierno deberá manejar esta caída en el valor del crudo de forma tal de no generar desincentivos a la producción del sector. El fuerte aumento en el precio de los combustibles internos en un contexto de desplome internacional sirvió como un factor atrayente de nuevas inversiones. Pero, si a partir de ahora la caída se traslada al ámbito local, este efecto podría esfumarse, sostuvo la consultora privada.

La carga impositiva sobre los combustibles se ubica cerca del 40 por ciento. La baja en el barril del petróleo, que podría ser de 7 dólares, –pasaría de los 83 a los 76 dólares por barril–, quedaría compensada para las provincias con una reducción del impuesto a las transferencias de los combustibles. Al menos esto es lo que pretendían las provincias. Las negociaciones seguirán hoy por la mañana.

[email protected]

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.