Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Viernes, 8 de marzo de 2002
SIGUE EL CONFLICTO ENTRE TAMBEROS E INDUSTRIA

Piquetes con leche hervida

Tamberos quieren seguir el bloqueo a la salida de camiones de las industrias por tiempo indeterminado. Riesgo de desabastecimiento. Algunas compañías buscan mejorar el precio de la leche a los productores. ¿Quién se queda con la leche del negocio?

/fotos/20020308/notas/Na06fo01.jpg
La puja entre tamberos, industria y la cadena de comercialización se agudiza cada día más.
El conflicto entre los tamberos y la industria láctea continúa profundizándose. Distintos sectores productores evaluaban continuar por “tiempo indeterminado” los bloqueos a la salida de camiones de las industrias que, tras cinco días de protesta, deberían finalizar hoy. En distintas regiones del país hubo señales de desabastecimiento. En tanto, los industriales lecheros salieron ayer al cruce de las demandas y las acusaciones de los productores. Rechazaron que ejerzan una posición dominante en el mercado y la posibilidad de establecer precios mínimos. También anunciaron que aumentarán el precio pagado por la materia prima, pero que lo trasladarán al precio final. Al igual que algunos tamberos, elevaron las culpas a los supermercados, a favor de quienes dicen haber resignado ingresos por 500 millones de pesos anuales.
Mientras los industriales difundieron una respuesta a las demandas de los productores, algunas industrias que comienzan a verse afectadas por el bloqueo intentaron acordar por las suyas con los tamberos. Según señaló a Página/12 Jorge Asurmendi, vicepresidente de Carbap, la firma Sancor se habría mostrado dispuesta a pagar 24 centavos por el litro de leche de mejor calidad a partir de marzo. “La propuesta no fue oficial pero fuimos consultados”, señaló el dirigente.
Lo cierto es que la continuidad de los piquetes a la salida de las fábricas comienza a exasperar a los industriales, quienes ya evalúan las pérdidas que la protesta está ocasionando. Entre las dificultades provocadas señalaron “impedimentos de carácter económico y financiero resultantes del rompimiento de la cadena de abastecimiento y comercialización y además acarrearán un grave perjuicio ante la imposibilidad de dar cumplimiento a los compromisos de exportación”.
Los industriales también dieron a conocer sus propios números del negocio. Señalaron que durante el 2001, el “ingreso promedio de las principales empresas por el litro de leche industrializado fue de 38 centavos”, mientras que el promedio abonado por la leche en la tranquera del tambo fue de 15 centavos, “lo que representó el 39,5 por ciento el ingreso de la industria”. Rechazaron también el argumento de abuso de posición dominante en el mercado, pues “existen más de 1000 empresas lácteas y la de mayor tamaño recibe menos del 20 por ciento de la materia prima”. Acerca de los plazos de pago señalaron que, frente a la ausencia de crédito adecuado, se ven obligados a trasladar las demoras que sufren por parte de los supermercados.
Los tamberos consultados por este diario rechazaron uno a uno los argumentos de los industriales. Dijeron que el margen de beneficio que los supermercados obtienen por la leche fluida es de sólo el 10 por ciento, por lo que la industria recibe un piso de 90 centavos por litro. También, que no es correcto mezclar los precios recibidos ante de la devaluación por quesos (46 por ciento del destino de la materia prima) y leche en polvo (23 por ciento) con la situación actual y que, si bien es cierto que existen alrededor de 1000 firmas procesadoras, las primeras 10 concentran más del 80 por ciento del mercado.
En un reconocimiento parcial de las demandas de los productores los industriales dijeron que aumentarán el precio pagado por la leche, pero que “el incremento deberá provenir necesariamente de los aumentos que se concreten en el precio de los productos terminados”, es decir de los aumentos que seguirán aplicando. En este contexto se comprometieron a pagar un mínimo de 15 centavos en marzo, que llegará a 18 centavos para la de mejor calidad. Los aumentos serán continuados a razón de 1 centavo por mes hasta alcanzar los 22 centavos. Sobre este punto, Asurmendi se preguntó: “¿Por qué aumentar dentro de tantos meses si ellos ya remarcaron sus precios en un 48 por ciento?”.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.