Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Martes, 9 de febrero de 2016
Objeciones del FMI al IPC nacional que empezó a publicarse en 2014

Indice de inflación en veremos

El Fondo Monetario evaluó que los cambios en la medición de la inflación que se introdujeron hace dos años fueron un avance respecto del sistema anterior. Sin embargo, detectó falencias y reclamó seguir las transformaciones.

Por Javier Lewkowicz
/fotos/20160209/notas/na08fo01.jpg
“El índice del IPC-Nu no refleja en su total medida los cambios de precios en servicios públicos”, indicó el Fondo.

El informe del Fondo en relación al índice de precios al consumidor (IPC) destaca que el nuevo IPC Nacional Urbano que reemplazó al IPC-GBA representa una mejora en términos de imputación de precios que temporalmente no pudieron ser medidos, con respecto al tratamiento de los bienes estacionales y a las técnicas de cálculo. Sin embargo, advierte que bienes de significación estadística fueron excluidos de las muestras y que el tratamiento de los alquileres y los servicios públicos “no capturan adecuadamente los incrementos de precios”, lo que supone desviaciones con respecto a las prácticas internacionales. El Fondo recomienda publicar precios promedio para bienes homogéneos y los índices de inflación por región.

En su diagnóstico, el FMI advierte que en 2014 el nuevo IPC-Nu estuvo por debajo de otras medidas de subas de precios del propio Indec así como también de los índices de precios privados y provinciales. “El tamaño, la dirección y la persistencia de las diferencias deslegitiman la credibilidad del índice oficial”, señala el Fondo. El informe compara el IPC oficial con el que calcula la ciudad de Buenos Aires y las consultoras Buenos Aires City (de Graciela Bevacqua, actual directora técnica del Indec), Ecolatina (Marco Lavagna), FIEL y Elypsis (Eduardo Levy-Yeyati). También analizó las mediciones de Pricestats, M&S Consultores (Carlos Melconian y Rodolfo Santangelo), el IPC de San Luis y Estudio Bein (Miguel Bein). Encuentra fuertes diferencias en los rubros alimentos y bebidas, equipamiento para el hogar, muebles y artículos de decoración, ropa y vivienda y servicios básicos. Las mediciones del Indec y los índices alternativos son más parecidas para el sector de salud, recreación y educación.

El IPC-Nu mide los precios de aquellos grupos de bienes que superan determinado umbral de significación en los presupuestos familiares promedio, según la información que surge de la Encuesta Nacional de Hogares de 2012. Hay 520 variedades sobre un total relevado de 918 según la mencionada encuesta. El Fondo critica que de los 379 gastos excluidos por no tener relevancia estadística, 111 tenían peso como para entrar dentro de la canasta. También remarca que no entraron a la canasta del IPC 46 grupos de productos por ser problemáticos para ser medidos, pero que de ese total 26 tenían relevancia estadística. En cuanto a la selección de las áreas de muestra, el Indec releva precios en 145 localidades, lo que representa el 64 por ciento de la población. El informe advierte que el restante 36 por ciento no tiene la representación suficiente. También hace mención a la necesidad de mejorar la ponderación de las ventas según cada tipo de establecimiento (supermercado, hipermercado o comercio de proximidad) y la actualización anual de las variedades más vendidas.

Una crítica puntual se concentra en los alquileres. El IPC-Nu utiliza una muestra fija de 1084 propiedades de las cuales 433 están en el Gran Buenos Aires. Con ese método, en 2014 los alquileres para el Indec subieron un 8 por ciento, cuando mediciones alternativas ubicaron ese incremento entre el 30 y el 40 por ciento. El Fondo recomienda agrandar la muestra y modificarla año a año, asegurarse de que sea representativa y que incluya a los nuevos contratos. Con ello, calcula el organismo, la inflación oficial en 2014 hubiera estado entre 1 y 2 puntos porcentuales por encima de lo calculado, que fue de 23,9 por ciento según el Indec.

Otro señalamiento fue para la medición de los servicios públicos. “El índice del IPC-Nu no refleja en su total medida los cambios de precios”, afirma el informe. Para el caso del gas natural, advierte que el indicador sólo toma los hogares que consumen por debajo de los 800 metros cúbicos mensuales, lo que dejaría fuera al 50 por ciento de los hogares. También criticó cómo se midieron precios luego de la quita de subsidios que hubo ese año. Sólo por el caso del gas natural, el IPC oficial hubiera crecido 0,3 punto porcentual más en 2014.

Por otro lado, el FMI reconoce que “el IPC-Nu utiliza un método mucho mejor para el tratamiento de los bienes estacionales”. Esa metodología fue inaugurada en julio de 2014 y el Fondo advierte que si se hubiera aplicado antes hubiera agregado 0,6 punto porcentual de inflación mensual en abril 2014. En la misma línea, el Fondo dice que “el IPC-Nu utiliza un mejor método para la detección de los valores atípicos”, en relación con los precios que escapan, por distintas razones, a los valores medios.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.