Imprimir|Regresar a la nota
Economía|Martes, 9 de febrero de 2016
“Severas deficiencias” en el cálculo de la inflación

Mejor no confiar en las consultoras privadas

Por Javier Lewkowicz

“El staff encontró severas deficiencias metodológicas en los métodos utilizados por las consultoras y los índices provinciales. Estos problemas varían de índice a índice e incluyen el alcance limitado de la cobertura geográfica, puntos de venta y variedades, fórmulas débiles de los índices y excesivo peso de la recolección de precios a través de sitios web”, advierte el Fondo, además de aclarar que “algunos de los proveedores de índices alternativos tienen filiaciones políticas en contra del Gobierno”, en relación con la anterior administración kirchnerista. Entre las consultoras que el FMI critica, pero al menos analiza al detalle, no está Finsoport, que dirigía Jorge Todesca, actual titular del instituto estadístico. El informe del Fondo además aclara que el IPC-San Luis no es comparable con el lPC-Nu por la muestra involucrada. Sin embargo, ante la falta de indicadores nacionales, el Indec sugirió tomar el IPC-San Luis, además del IPC-CABA.

El Fondo advierte que Elypsis (de Eduardo Levy-Yeyati) y Pricestats toman precios exclusivamente online. “Esto hace que se pierda una proporción significativa del mercado y suele dar como resultado mediciones diferentes de las oficiales”, indica el informe. También dice que las consultoras que miden precios a través de encuestadores “tienen muestras pequeñas y menos representativas que los índices oficiales”. Detalla que FIEL releva 20 mil precios y Ecolatina 21.500, mientras que el Indec tiene 82.760 precios en la misma área.

Por otro lado, si bien advierte que el IPC-Nu tiene alcance nacional y las consultoras se concentran en la ciudad de Buenos Aires, el peso del área metropolitana en el índice nacional oficial es muy alto, por lo que estas diferencias geográficas no tienen demasiado impacto. En relación al índice de la Ciudad Buenos Aires, el FMI dice que es metodológicamente fuerte, pero que una debilidad mayúscula es que toma los precios en supermercados según el valor más alto y más bajo, en lugar de tomar el bien de mayor representatividad en términos de ventas. De todas formas, el informe utilizó el IPC-CABA para comparar las divergencias de precios con respecto al IPC-Nu y encontró grandes diferencias (en donde el Indec subestima la inflación) en alquileres, autos, telefonía móvil, materiales de la construcción, gas natural y carnes, entre otros rubros. En el caso de FIEL, el FMI destaca las fuertes diferencias con respecto al Indec en gas natural, tomate, carnes, detergentes, queso cuartirolo y papas, por ejemplo. “De todas maneras, el número total de precios recolectados por FIEL es una fracción de lo que mide el Indec, lo que pone en consideración la representatividad de FIEL”, aclara el Fondo.

El FMI señaló además que la comparación entre el IPC-Nu y el IPC-Neuquén es directamente imposible de realizar, al igual que el índice de Tierra del Fuego y de San Luis.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.