Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Martes, 6 de mayo de 2008
La Corte electoral de Santa Cruz computó una abstención del 36 por ciento en el referéndum

Un voto menos abrumador del que dicen los cambas

Para el Ejecutivo de Bolivia, la abstención rozó el 40 por ciento en la consulta del domingo. El “85 por ciento” por el “Sí” celebrado por los autonomistas y los medios es una cifra que no reflejó la real participación.

Por Sebastián Ochoa
/fotos/20080506/notas/na21fo20.jpg
En importante medida, los periodistas de Santa Cruz están conscientemente a favor del reclamo autonómico.

Desde Santa Cruz

Según la Corte Departamental Electoral (CDE), el 64 por ciento del padrón votó el domingo. De los 935 mil cruceños habilitados, sólo 570 mil participaron del referéndum considerado “ilegal” por el gobierno nacional. En sintonía con esta idea, 370 mil guardaron el voto para otra ocasión y prefirieron matar con la indiferencia la consulta de la Prefectura cruceña. Incluso desde el Ejecutivo afirmaron que la abstención fue del 40 por ciento. Pero los autonomistas estaban muy preocupados por festejar su número (85 por ciento) y todavía no permitían que se cuestionara la realidad de su cifra. El presidente del Comité Pro Santa Cruz, el terrateniente y empresario Branko Marinkovic, sostuvo en la plaza 24 de Septiembre que “el voto del pueblo es sagrado. La democracia se construye entre los que votan y los que respetan. El gobierno tiene la obligación de respetar el voto y este estatuto”. A su turno, el prefecto Rubén Costas escuchó con beneplácito a las miles de bocas que gritaban “gobernador”, el título que le otorga el estatuto. Luego dio un guiño subliminal a Evo Morales: “El estatuto no es una obra final y estática. Al contrario, en coherencia con la capacidad de ser cruceño para crear y adaptarse a la realidad cambiante, estará abierto a ser debatido, mejorado en lo que fuere necesario por la voluntad de ustedes, quienes escribieron y a quienes los pertenece”.

A doña Luisa Reynoso no le preocupó que tantos negaran el voto: “Era de esperar mucha ausencia, sucede en todas las elecciones”, opinó mientras vendía cigarros y golosinas con su meñique púrpura de votante. Del otro lado, los abstencionistas seguían sorprendidos porque no sabían que eran tantos. “Pucha, podríamos haber articulado una campaña para que nadie fuera a votar”, se lamentó a este diario la socióloga Helena Montesinos. “Pero parecía que éramos pocos. Se ve que también compramos los espejitos de colores de los medios de comunicación”, dijo. En importante medida, los periodistas cruceños están conscientemente a favor del reclamo por la “autonomía”. Otros no, pero consideran que la información es “un trabajo” al que hay que cuidar. “No estoy de acuerdo con la línea del canal, pero ¿qué voy a hacer? La sigo o me echan”, confió el periodista televisivo NN. Joel manejaba como un genocida o como todos los taxistas de esta ciudad. En su parabrisas ostentaba un sticker de “Guardia de Honor de la Unión Juvenil Cruceñista”. Cuestionado sobre el histórico referéndum, respondió con pocos monosílabos. Cuando Página/12 indagó sobre el alto ausentismo, aseguró que “ya estábamos todos seguros de que iba a ganar el Sí. Por eso muchos ni se tomaron el trabajo de ir a votar. Pero si iban, votaban Sí”.

Salustio Flores, secretario ejecutivo de la Federación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos Apiguaiki Tumpa (FSUTC AT), consideró que el 85 por ciento de Sí “es un show para la foto de los grupos de poder”, y aseguró que “no vamos a aceptar su referéndum de ellos. No son nada creíbles sus números. Las organizaciones creemos que, pese al fraude, votó máximo un 35 por ciento del padrón. Y dudo de que hubiera llegado a esa cantidad”.

La convocatoria al diálogo que hizo el presidente de Bolivia el domingo a la noche encontró eco inmediato en los prefectos de la Media Luna.

El de Tarija, Mario Cossío (del Movimiento Nacionalista Revolucionario –MNR–), afirmó: “Sólo trabajaremos con el presidente de la República si modifica su conducta y reconoce la voluntad popular”. El de Beni, Ernesto Suárez (de Podemos), dijo sobre Evo: “Hay que ser demasiado miope y ciego para no reconocer el resultado de ayer y no admitir que perdieron”. Aclaró que “nada detendrá las autonomías en Tarija, Pando y Beni, aunque se posibilite el diálogo con el gobierno”.

En su discurso de la plaza, Costas sostuvo: “Hoy iniciamos el camino hacia una nueva república, hacia un moderno Estado que en principio se formará con los cuatro departamentos autónomos hasta convertir a Bolivia en el Estado unitario más representativo de toda América latina”. Culpó por los enfrentamientos que hubo en el departamento al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS): “Las urnas han dado su veredicto; los emisarios del mal no pudieron imponer su rencor y su odio. Debemos felicitarnos por haber reafirmado nuestro compromiso con la democracia”, dijo el precursor de la Revolución del Patujú.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), Pedro Yovhio, anunció la primera medida revolucionaria: “Se les van a dar condiciones a los industriales para que puedan producir más y de esa manera poder ofertarles el salario digno que tanto se merecen los trabajadores”. No detalló cómo se logrará ese objetivo ni en qué porcentaje será el incremento salarial al sector obrero, pero adelantó que “en estos 90 días tenemos que trabajar en esa etapa que es inmediata”.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.