Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Lunes, 11 de agosto de 2008
La Iglesia presiona al gobierno de Ecuador

Correa cree en su Constitución

Correa no se deja cuestionar por la Iglesia. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró ayer que está dispuesto a perder en el referéndum del 28 de septiembre antes que retocar el proyecto de nueva Constitución ante la presión de la jerarquía católica, que cuestiona varias de las reformas.

Con motivo de la celebración de los 199 años de la Independencia de España, Correa ofreció un discurso en el que dijo que el gobierno analizó la posibilidad de incluir unas preguntas adicionales en la consulta, para aclarar los puntos objetados por la cúpula eclesiástica. “Pero dijimos no, un rotundo no. Eso sería rebuscar en nuestras convicciones, eso sería darles la razón a los sinrazón. Preferimos ser derrotados por las falacias antes que ceder ante ellas”, dijo el mandatario durante un acto en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, en el norte de Quito.

La derecha (oposición) y la Conferencia Episcopal de Ecuador se oponen a la Constitución que impulsa Correa por considerar que es favorable al aborto, al matrimonio entre homosexuales y a la concentración del poder en el mandatario. Según los obispos de la Conferencia, varios de los artículos “son incompatibles con la fe cristiana” y contrarios a la concepción de familia y vida.

Asimismo, el jefe de Estado también descartó incluir en la consulta una pregunta sobre la continuidad del subsidio del gas, uno de los temas más sensibles para los ecuatorianos, aduciendo que el tema sería visto como “una triquiñuela (del gobierno) para ganar unos cuantos votos”. “Vamos a ser vencidos o vencedores, pero en base a nuestras convicciones, sin ceder a las injustificadas presiones que se han levantado en contra nuestra, no por falta de apertura, sino por ser sencillamente dichas presiones totalmente injustas e ilegítimas”, sostuvo Correa.

Los ecuatorianos deberán pronunciarse en las urnas sobre el proyecto constitucional que elaboró y aprobó una Asamblea Constitucional de mayoría oficialista. De ser aprobada por la mitad más uno de los sufragantes, la Carta Magna le permitirá a Correa buscar la reelección inmediata y el Estado quedará facultado para regular y planificar la economía, mientras que se prohibirá la instalación de bases extranjeras, entre otros cambios.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.