Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Sábado, 15 de noviembre de 2008
Medio gabinete de Alan García aparece involucrado en escuchas telefónicas

Cayó un empresario coimero en Perú

El escándalo de corrupción que barrió con varios ministros peruanos en las últimas semanas se puso más complicado para el presidente, tras nuevas revelaciones y la detención por tráfico de influencias de un viejo operador suyo.

Por Carlos Noriega
/fotos/20081115/notas/na23fo01.jpg
Rómulo León era el nexo entre el gobierno, las petroleras y las constructoras.

Desde Lima

Tratando de ocultar su rostro detrás de una barba blanca y lentes oscuros, el prófugo más buscado del Perú llegó tranquilamente en un taxi hasta los tribunales anticorrupción. Venía para entregarse al juez de la causa por la que cayó medio gabinete el mes pasado: el pago de sobornos para manipular licitaciones públicas para la entrega de lotes petroleros y la construcción de hospitales y cárceles.

Rómulo León, el principal implicado en esta causa e importante miembro del oficialista partido aprista, se entregó el jueves luego de estar 38 días en la clandestinidad. “Aquí estoy”, dijo León, alzando el brazo para las cámaras, antes de ingresar en el juzgado y quedar detenido.

La rendición de León puede complicarle seriamente las cosas al gobierno del presidente Alan García, si decidiera hablar y contar toda la trama de corrupción que ha rodeado su relación en estos últimos tiempos con los más importantes hombres del gobierno. Pero, por sus primeras palabras luego de su entrega, León, al parecer, habría decidido callar lo que sabe y jugar la carta de su inocencia.

León fue diputado y ministro de Pesca durante el primer régimen de García (1985-90) y desde que éste retornó al poder, en el año 2006, se convirtió en un lobbista con llegada privilegiada al gobierno. La revelación de los audios de las conversaciones telefónicas de León con empresarios y funcionarios gubernamentales, que salieron a la luz el pasado 5 de octubre en un programa periodístico, pusieron al descubierto el pago de sobornos para beneficiar a la empresa no-ruega Discover Petroleum con la entrega de cinco lotes petroleros.

El escándalo hizo caer al gabinete que dirigía el entonces primer ministro Jorge del Castillo. En los siguientes días aparecieron más audios y también los correos electrónicos que León intercambiaba con inversionistas y funcionarios del gobierno, los que revelaron que los negocios de León no se limitaban al petróleo, sino que se extendían a la construcción de hospitales y cárceles.

El empresario dominicano Fortunato Canaán aparece como un hombre clave en este entramado de corrupción. Canaán le pagaba a León para que lo conecte con el gobierno de García para promover sus proyectos de construcción de hospitales y cárceles y manejar las licitaciones a su favor. El dominicano también era el nexo entre León y la petrolera noruega Discover Petroleum.

Ahora se sabe que Canaán se reunió dos veces con el presidente García, al menos seis veces con el ex primer ministro Jorge del Castillo –que perdió el puesto a raíz de esta revelación– y en varias ocasiones con otros cinco ministros del gobierno de García. También conversaba con el secretario general de Palacio de Gobierno, Luis Nava, y la secretaria personal de García, Mirtha Kunza, que también mantenía contacto con León.

Nava ha revelado que él gestionó una reunión entre Canaán y el ex ministro de Salud Carlos Vallejo, por orden de García, para que ambos traten el tema de la construcción de hospitales. García ha justificado esa gestión a favor del cuestionado empresario dominicano. “Mi trabajo consiste en escuchar a los empresarios y promover las inversiones”, argumentó.

El régimen de García aparece cada vez más arrinconado por este escándalo. “Lo que se conoce hasta ahora es la punta del iceberg de la corrupción. Vamos a investigar hasta qué niveles del gobierno llega esto. Esperemos que la captura de León nos permita llegar a la verdad”, le dijo a PáginaI12 el congresista Daniel Abugattás, presidente de la comisión parlamentaria que investiga este caso de corrupción. El líder opositor, Ollanta Humala, ha señalado que deberían adelantarse las elecciones –previstas para abril de 2011– si se llega a probar la vinculación de García con la red de corrupción que operaba León.

Desde su celda, en su primer día de detención, Rómulo León dedicó sus primeras palabras, en entrevista con una radio local, para declararse inocente y elogiar a García. “Aquí hay escándalo, no delito –señaló–. El presidente es una persona excepcional, tiene cosas maravillosas, sabe que por él yo era capaz de dar la vida.”

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.