Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Lunes, 5 de mayo de 2014
Carmela Silva, diputada del Partido Socialista Obrero Español, compara la cifra de desempleo con el 2011

“Hoy hay un millón más de parados”

De cara a las elecciones europeas del 25 de mayo, los socialistas repiten el slogan “el PSOE no es lo mismo que el PP”. Proponen que Europa rectifique el modelo económico del ajuste.

Por Mercedes López San Miguel
/fotos/20140505/notas/na20fo01.jpg
“La política económica de la UE se decide en Europa.”

El día 25 se celebran en España las elecciones al Parlamento Europeo. Y las horas de campaña volaron para Carmela Silva, diputada nacional del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) por Pontevedra y secretaria de Emigración, a su breve paso por Buenos Aires. La política, de 54 años, sacó a relucir el sintomático slogan que su partido repite desde el frustrante final del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: “El PSOE no es lo mismo que el Partido Popular (PP)”. En concreto, los socialistas proponen que Europa retome un modelo económico que haga foco en la industria, la innovación tecnológica y el bienestar de las personas, en detrimento de la única meta de reducir la deuda pública. Con voz ronca, Carmela Silva destacó que se está dando una renovación de dirigentes al interior de su partido, y al mismo tiempo reivindicó la figura de Zapatero. A esta licenciada en Derecho Económico le brilló la mirada al hablar de su único hijo, el futbolista profesional Iago Falque. Criticó que los jugadores ganen sobresueldos en tiempos de crisis en España.

–Los últimos sondeos muestran una significativa pérdida de votos de los grandes partidos –el PP y el PSOE– para las elecciones europeas (ver recuadro). ¿A qué se lo atribuye?

–Hay una crisis de representatividad muy profunda en España en particular y en Europa en general, un alejamiento de la ciudadanía de la política y un cuestionamiento de los partidos y parlamentos. Cuando en 2010 el presidente del gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que tomar medidas de restricción del gasto, la ciudadanía perdió el vínculo de confianza que tenía con el PSOE, un partido vinculado con el Estado de Bienestar y la conquista de derechos y libertades. El Partido Popular es cuestionado fuertemente por haber recortado drásticamente los derechos de los ciudadanos.

–¿Por qué Zapatero aplicó la receta del ajuste?

–Porque la política económica de la Unión Europea se decide en Europa frente al Estado-nación. A Zapatero, en 2010, le dijeron: “O se recortan gastos y se reduce la deuda o España será intervenida”. Lo mismo que había ocurrido en Irlanda, Portugal y Grecia. Lo que no se podía permitir era que “la troika” (Comisión Europea, FMI, Banco Central Europeo) viniera a gobernar, porque eso significa pérdida de soberanía nacional. Cierto es que Zapatero tomó medidas restrictivas como la baja del siete por ciento de los salarios de los funcionarios, el congelamiento de las pensiones más altas –las más bajas no se congelaron, aunque en el imaginario quedara esa idea– y el recorte del gasto público, tanto en la economía productiva como en algunas políticas sociales, pero no se tocó la educación ni la sanidad.

–Se rescató a los bancos.

–Eso fue posteriormente, con Mariano Rajoy.

–Pero con el apoyo del PSOE.

–No, es que no somos lo mismo. Europa le dice al gobierno de Rajoy que hay que rescatar a los bancos –se piden 100 mil millones de euros de los cuales se han usado 40 mil millones–, y nosotros siempre dijimos que no se puede dejar caer al sistema financiero, pero sí planteamos que ese rescate no puede recaer exclusivamente sobre los ciudadanos. El sistema financiero tiene que ser copartícipe del coste de la crisis. No defendemos lo mismo. Proponemos como política de ingreso implementar un impuesto a las transacciones financieras y luchar contra el fraude fiscal y contra los paraísos fiscales en Europa.

–¿Qué otras iniciativas proponen para estas elecciones europeas?

–La política de gasto tiene tres patas: primero, que Europa retome un modelo económico en el que se lleve a cabo una política industrial –dado que los países que mejor enfrentaron la crisis fueron aquellos que tenían una industria potente–; segundo, Europa ha dejado de ser líder en innovación y debería desarrollar más tecnología y ciencia –con recursos suficientes– y en tercer lugar, apuntamos a un plan de desempleo juvenil con suficiente capacidad de inversión que genere empleo para esos 25 millones de jóvenes europeos que hoy no tienen posibilidad de futuro. En este plan, la educación es básica para el devenir de la UE como instrumento de igualdad de oportunidades. Además, planteamos una política migratoria común en la que se eliminen las medidas agresivas contra las personas que huyen de la pobreza. En cambio, el PP tiene como receta la reducción de la deuda y el déficit, los salarios bajos, y una política llamada a favorecer la inversión privada y transnacional.

–Al PSOE lo critican porque no ha renovado a su dirigencia. ¿Qué responde?

–Somos un partido que se renueva, no es cierto. Tú miras el parlamento español y la media de edad es de 45 años. La sociedad pide cambios y hemos abierto un proceso de primarias que se hará en noviembre justamente para renovar el liderazgo, elegiremos un nuevo candidato presidencial. Nadie se va de la dirección del partido; siempre hay impulso de los que vienen detrás. Solo Zapatero se fue, y yo lo admiro.

–Rajoy destaca que lo peor de la crisis pasó y que la cifra de de-socupados no siguió escalando.

–Lo que no dice Rajoy es que hay un millón de parados más que en 2011, en total son seis millones de personas sin empleo. Se está generando muy poco trabajo y además precario. Se sustituye un empleo indefinido con derechos por uno parcial y precario. Muchos ciudadanos españoles ya no se apuntan a las listas del desempleo, porque llevan años buscando y no consiguen trabajo, y por tanto los datos están atomizados. En España se han ido cientos de miles de españoles entre 20 y 35 años. El desempleo se centra en los jóvenes, en la generación más formada. Celebrar que hay cien mil parados menos es escandaloso.

[email protected]

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.