Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Jueves, 30 de julio de 2015
Ankara ataca a aliados de Washington desde bases de la OTAN

Turquía y Estados Unidos definen sus objetivos

Por Suzan Fraser *
/fotos/20150730/notas/na25fo02.jpg
Miembros de PKK en Irak después de un bombardeo turco.

Desde Ankara

Estados Unidos y Turquía aún no acordaron a cuáles de los combatientes de la oposición siria van a apoyar en un esfuerzo conjunto para ayudar a quitar al Estado Islámico (EI) de un área a lo largo de la frontera con Turquía, admitieron los funcionarios estadounidenses.

Cuando el gabinete turco aprobó formalmente el uso de la base aérea de Incirlik por aviones estadounidenses para atacar objetivos del EI dentro de Siria e Irak, se supo que otros detalles del plan también están aún por resolverse, incluyendo hasta donde en Siria la “zona de seguridad” libre del EI podría extenderse y cuándo comenzarán los aviones a volar misiones de combate desde el territorio turco.

La administración del presidente Barack Obama, cautelosa de ser arrastrada a la guerra civil en la desordenada Siria, hasta el momento ha tenido problemas para encontrar suficientes socios sobre el terreno para ayudar a recuperar parte del territorio en manos del EI, dependiendo fuertemente en los combatientes kurdos.

Turquía, por su parte, no se fía de los combatientes kurdos y podría estar menos preocupada que Washington acerca de los grupos con algunos vínculos extremistas o con ambiciones de ampliar la lucha para derrocar al presidente sirio Bashar al Assad. “Tenemos que sentarnos con los turcos y averiguarlo”, dijo un funcionario de la administración Obama, que habló bajo condición de anonimato. El funcionario reconoció que había grupos de la oposición en Siria que “absolutamente no vamos a trabajar con ellos.”

Subrayando las tensiones sobre los objetivos estratégicos de los dos países, aviones turcos alcanzaron objetivos rebeldes kurdos en el norte de Irak durante la noche y la madrugada de ayer, y el gobierno dijo que los ataques continuarían hasta que los rebeldes depongan las armas. Los ataques aéreos de Turquía contra los rebeldes kurdos, que sucedieron al mismo tiempo que comenzó a tomar medidas enérgicas contra el EI, reavivan un conflicto de 30 años con los insurgentes y dejan un frágil proceso de paz de dos años hecho añicos.

En el último ataque, aviones de combate turcos bombardearon una media docena de puestos pertenecientes al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, dijo un comunicado del gobierno. Los sitios incluían fortaleza montañosa del grupo en Qandil. Un portavoz del PKK, Bakhtyar Dogan, dijo que los ataques aéreos duraron tres horas. No tenía cifras de víctimas.

Selahattin Demirtas, copresidente del Partido Democrático del Pueblo pro kurdo, pidió que se reanudara el proceso de paz, pero el primer ministro Ahmet Davutoglu rechazó el llamado.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.