Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Viernes, 18 de marzo de 2016
EL CANCILLER ANUNCIO EL FIN DEL GRAVAMEN DEL DIEZ POR CIENTO A LA MONEDA DE EE.UU.

Cuba eliminará su impuesto al dólar

El anuncio llega dos días después de que Estados Unidos autorizara a ciudadanos y entidades financieras de Cuba a usar dólares en ciertas operaciones por primera vez en más de 50 años. Obama llegará el domingo.

/fotos/20160318/notas/na20fo01.jpg
Rodríguez aclaró que anulará el impuesto cuando la banca permita a Cuba operar en dólares.

El gobierno de Cuba anunció ayer que resolvió eliminar el impuesto de 10 por ciento que aplica al dólar estadounidense pero aclaró que la medida entrará en vigencia una vez que compruebe que la banca internacional le permite utilizar esa moneda en sus transacciones.

Lo informó el canciller, Bruno Rodríguez, en conferencia de prensa, dos días después de que Estados Unidos autorizara a ciudadanos y entidades financieras de Cuba a usar dólares en ciertas operaciones por primera vez en más de 50 años.

“Los bancos tendrán que entender que esta medida significa que cesa la persecución financiera contra Cuba”, advirtió el ministro cubano de Exteriores, quien recordó las multas de Estados Unidos a bancos de terceros países por relacionarse con la isla de manera legítima suman más de 14.000 millones de dólares, al tiempo que reclamó que se reviertan los “efectos intimidatorios acumulados en décadas”. “En los próximos días intentaremos realizar transferencias en dólares estadounidenses con entidades bancarias de terceros países y de Estados Unidos para verificar si pueden realizarse y si esos bancos pueden hacerlo sin temor a injustas e intimidatorias sanciones”, señaló.

Sólo después de comprobar con la banca internacional la posibilidad de usar el dólar en transacciones y verificar que se hacen con normalidad, Cuba hará efectiva la decisión de eliminar el gravamen del 10 por ciento, que se aplica desde 2004 como medida “de legítima defensa frente al fortalecimiento insólito de la persecución financiera” de Estados Unidos contra la isla.

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegará el domingo por la tarde a La Habana para llevar adelante una agenda de dos días que incluirá una reunión bilateral con su par cubano, Raúl Castro, un encuentro con miembros de la sociedad civil y un discurso dirigido al pueblo cubano.

Obama comenzará su próximo viaje a América Latina el domingo por la tarde, con una visita junto a su mujer, Michelle, sus hijas, Malia y Sasha, y la madre de la Primera Dama, Marian Robinson, por la Vieja Habana que incluirá la Catedral de San Cristóbal donde serán recibidos por el cardenal Jaime Ortega, que junto con el papa Francisco, apoyaron con sus esfuerzos el acuerdo para descongelar las relaciones alcanzado entre Estados Unidos y Cuba el 17 de diciembre de 2014.

El lunes, el mandatario estadounidense iniciará su agenda oficial en el Memorial José Martí, donde dejará una ofrenda de flores, para luego seguir camino a la reunión bilateral que mantendrá con el líder cubano, Raúl Castro. Por la tarde, Obama participará de un evento enfocado en lo que hace a emprendimiento y oportunidades para el pueblo cubano, concluyendo su primer día en la Habana con una cena de Estado ofrecida por Castro en el Palacio de la Revolución.

En su segundo día, el primer presidente estadounidense en pisar la isla en 88 años, ofrecerá un discurso dirigido al pueblo cubano en el Gran Teatro Alicia Alonso, mantendrá un encuentro con miembros de la sociedad civil y concluirá con su asistencia a un juego de la liga mayor de baseball entre el Tampa Bay Rays y el equipo nacional cubano.

El titular de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, anunció esta tarde en conferencia de prensa que durante su estancia, del 20 al 22 de marzo, el mandatario estadounidense tendrá la posibilidad de conocer mejor la isla e interactuar con su pueblo y organizaciones. El canciller indicó que Obama podrá apreciar en Cuba, a pesar de ser un país “bloqueado y subdesarrollado”, a un “pueblo que disfruta de sus derechos y que puede exhibir logros que desafortunadamente constituyen una quimera para muchos habitantes del planeta”. “Esperamos que en esos días conozca mejor nuestro país e interactúe con organizaciones de la sociedad civil”, señaló Rodríguez en una conferencia de prensa en la que valoró el impacto de las últimas medidas de la Casa Blanca que suavizan el embargo y que entraron en vigor el miércoles.

También, habrá un evento empresarial –en rigor con actores del cuentapropismo– al que asistirán representantes de las dos naciones, agregó Rodríguez en la rueda prensa en el hotel Tryp Habana Libre, donde se ubica la sala de prensa que funcionará durante la visita de Obama.

El 22 de marzo, último día de su histórico viaje, el mandatario norteamericano tendrá un encuentro con el pueblo cubano y su amplia sociedad civil en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, donde dará un discurso que será televisado para todo el país. “Su comparecencia será televisada en vivo por la televisión cubana. Todos podrán ver su discurso y cada quien podrá formarse su opinión sobre lo que diga”, señaló Rodríguez en declaraciones a la prensa. “Obama tendrá la oportunidad de dirigirse al pueblo cubano como ha sido el caso de otras visitas de dignatarios extranjeros”, señaló Rodríguez.

Según el programa anunciado en Washington, Obama se reunirá con un grupo de disidentes y opositores cubanos en la embajada de su país. En contraposición, Rodríguez señaló que Obama sostendrá otro encuentro “con nuestro pueblo, un encuentro con la amplia, diversa sociedad civil”, en referencia a los asistentes al acto, simpatizantes del gobierno.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.