Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Martes, 27 de marzo de 2007
BACHELET REMOVIO AL MINISTRO DE TRANSPORTE

Saltó el fusible Transantiago

En medio de la crisis por el ineficiente sistema de transporte, la mandataria chilena destituyó a cuatro ministros, incluyendo Defensa, Justicia y Presidencia. Sus reemplazos son del entorno de Lagos.

/fotos/20070327/notas/NA19FO01.JPG
Bachelet pidió disculpas a los capitalinos y su vocero anunció el cambio en el gabinete.

Michelle Bachelet pateó el tablero y removió a cuatro ministros. En medio de la crisis de transporte que ha generado un malestar general en la población de la capital y le ha dado letra a la oposición de derecha, la presidenta decidió destituir al ministro de Transporte, Sergio Espejo, y pedir disculpas públicamente. También reemplazó a la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot; al de Justicia, Isidro Solís, y a la titular Secretaría General de la Presidencia, Paulina Veloso. Estos tres funcionarios habían sido cuestionados en estos últimos meses por la oposición y parte del oficialismo.

El anuncio lo realizó el vocero del gobierno, Ricardo Lagos Weber, después de estar reunido con la presidenta y todo el gabinete durante más de tres horas. Esta fue la última de una serie de reuniones maratónicas entre Bachelet y sus asesores para decidir una salida a la crisis política que acecha a su gobierno. Mientras existían desde hace un tiempo problemas en otras carteras, fue la implementación del sistema de transporte conocido como Transantiago el 10 de febrero pasado lo que activó la situación de inestabilidad política actual. El plan modificó todos los recorridos y para reducir la contaminación y el ruido ambiental, redujo de ocho mil a unos cinco mil los autobuses que circulan por Santiago. La disminución de los buses generó desde el primer día largas esperas y colas para los usuarios. Los chilenos que primero se mostraban sólo irritados, en las últimas semanas comenzaron a realizar manifestaciones violentas durante las noches.

Los reemplazos serán el actual embajador en México, José Goñi; en Defensa, Carlos Maldonado en Justicia; René Cortázar, un reconocido economista, en Transporte, y el senador socialista José Viera-Gallo en la Secretaría de la Presidencia. La presidenta se cuidó de mantener el equilibrio de las fuerzas internas de la Coalición en el renovado gabinete. Sin embargo, es probable que aunque las cúpulas no rechacen las nuevas designaciones, sí se genere un debate interno en los partidos sobre si los nuevos ministros representan bien los intereses partidarios.

Según algunos analistas chilenos, este reacomodamiento marca el regreso al poder de hombres cercanos al ex presidente Ricardo Lagos y demostrarían la debilidad de la mandataria, a quien líderes de los partidos aliados acusaron este fin de semana de poner en riesgo el quinto gobierno de la Concertación Democrática, la coalición que desde la transición en 1990 monopoliza el gobierno en Chile. Tanto Goñi como Maldonado y Cortazar son hombres de la era Lagos, y Viera Gallo era hasta ahora la cara visible del equipo de reelección del ex presidente Lagos.

Estos cambios marcan la segunda reforma ministerial del gobierno de Bachelet, quien en la última crisis importante también hizo rodar las cabezas de los ministros vistos por los chilenos como los responsables. El año pasado, la revolución de los pingüinos, como se conoció a las manifestaciones de estudiantes secundarios, le costó el puesto a los entonces ministros de Educación y del Interior, Martín Zilic y Andrés Zaldivar, respectivamente. Menos de un año después, la crisis del transporte hizo saltar otros cuatro fusibles.

Espejo cayó por ser la cara visible de Transantiago. Blanlot venía siendo cuestionada por la política exterior de las Fuerzas Armadas y su imagen había quedado golpeada, luego que se supiera que su hijo estaba siendo procesado por robo. Soliz había enfrentado críticas de todos lados por cuestionar públicamente las decisiones de algunos jueces, violando el principio de independencia de los poderes. Veloso, encargada de la agenda legislativa del Ejecutivo, no había conseguido avanzar con las prioridades del gobierno, como la reforma educativa y la electoral.

Los cambios son significativos, aunque también demuestran que luego de una semana de reuniones el gobierno sigue sin tener iniciativas concretas para enfrentar la crisis.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.