Imprimir|Regresar a la nota
El mundo|Martes, 3 de abril de 2007
LULA CRITICO A LOS CONTROLADORES

“Fue irresponsable”

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó de irresponsable la huelga de los controladores aéreos, que paralizó los aeropuertos del país el viernes y el sábado pasados. “Si quieren perjudicar el gobierno, que lo hagan. Pero no pueden perjudicar a las personas”, sostuvo el mandatario, mientras los vuelos empezaban a volver a la normalidad en todo el país. Lo cierto es que, a pesar de las críticas del presidente a los 1500 controladores aéreos que se declararon en rebeldía, el gobierno había negociado y llegado a un acuerdo con ellos, dejando de lado la jerarquía militar de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), que ahora amenaza con iniciarle un juicio político a Lula.

La crisis aérea en Brasil comenzó en octubre pasado, después del accidente con un avión de la aerolínea Gol que, tras chocar con un Legacy que viajaba en sentido contrario, se estrelló en la selva amazónica, causando la muerte a sus 154 ocupantes. Pero esta crisis alcanzó su punto máximo el viernes pasado, con la huelga que estalló cuando Lula viajaba a Estados Unidos para reunirse con su par norteamericano, George Bush. El presidente brasileño ordenó entonces a su ministro de Planeamiento, Paulo Bernardo, que negociara un acuerdo con los líderes del movimiento huelguista y, según fuentes del gobierno, suspendió la orden de arresto dictada por la Aeronáutica contra cincuenta sargentos considerados líderes del “motín”.

La actitud de Lula causó malestar en la FAB y llevó a varios militares retirados que integran el Club de la Aeronáutica a amenazar con abrir un juicio por delito de responsabilidad contra el mandatario ante el Supremo Tribunal Federal. Según el presidente de la entidad, el brigadier retirado Iván Frota, Lula violó la Constitución al impedir que la cúpula de esa fuerza arrestara a los sargentos señalados como líderes del movimiento huelguista. El mensaje del Club de la Aeronáutica logró también, según el diario O Estado de Sao Paulo, el apoyo de otros militares, uno de los cuales expresó la esperanza de que el Ministerio Público finalmente intervenga para castigar a los líderes del motín. “La indignación es muy grande, porque todos saben que hubo insubordinación, que eso es un delito y que nadie será castigado, lo que va en contra de todos los fundamentos de la jerarquía y de la disciplina, principios básicos de nuestra carrera”, explicó. El jefe de esta fuerza, Juniti Saito, advirtió que si el presidente no se rectifica, dejará su cargo.

La FAB también está molesta porque el gobierno, como parte del acuerdo con los controladores aéreos, prometió desmilitarizar todo el sector del tráfico aéreo. La cúpula sostiene que este cambio significaría una pérdida de poder y recursos que afectaría aún más a la delicada situación presupuestaria del arma.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.