Imprimir|Regresar a la nota
El país|Miércoles, 4 de diciembre de 2002

Camaño será reelegido con los votos de menemistas y radicales

Hoy se eligen las autoridades de Diputados y todo parece estar atado. El Presidente y el vice, Oraldo Britos, volverán a serlo. El ARI disputa con Natale la vicepresidencia tercera.

Por Felipe Yapur
/fotos/20021204/notas/Na06fo01.jpg
Los menemistas habían jurado odio eterno al duhaldista Camaño cuando promovió el juicio a la Corte.
Fue un bimestre casi sin sesiones, pero ello no evitará que la Cámara de Diputados se reúna hoy para renovar sus autoridades. Se descuenta que el duhaldista Eduardo Camaño será reelegido como titular del cuerpo. Igual situación se presenta para el puntano Oraldo Britos, actual vicepresidente primero, y del radical Fortunato Cambareri en la vice segunda. La polémica se desatará con la tercera vicepresidencia. Los representantes del Interbloque Federal, donde confluyen los partidos provinciales, esperan repetir con Alberto Natale. Sin embargo, el Interbloque ARI, como mayor cantidad de legisladores que los provinciales, reclama ese puesto para el socialista Alfredo Bravo. Si de cantidad de diputados se tratara, el ARI debería quedarse con ese puesto, pero en la Cámara baja lo que valen son los acuerdos políticos, y los provinciales siempre fueron funcionales y buenos vecinos del oficialismo de turno.
Históricamente a la sesión donde se renuevan las autoridades suele llegarse con todo acordado. De hecho, esos acuerdos hoy están aceitados. Camaño no sólo tiene el apoyo de los radicales y los provinciales, incluso cuenta con el respaldo del bloque menemista Azul y Blanco. Hace un mes, el duhaldista sostenía que si tenía un voto en contra estaba dispuesto a no aceptar la renovación de su puesto. Sin duda, una frase que ni él mismo la creía. De todas formas, pasó buena parte del mes de noviembre buscando acercar posiciones con sus primos del menemismo. Los seguidores de Carlos Menem en un principio le juraron guerra total cuando el bonaerense presidió los congresos partidarios donde el duhaldismo armó la estrategia para aislar al ex presidente. Pero el tiempo transcurrió y el actual presidente del cuerpo logró reestablecer los lazos, y ahora el menemismo le dará su voto y para eso contará con estratégicas ausencias para la sesión de hoy a las 15. No estará en su banca el titular de la bancada menemista, el cordobés Oscar González, quien pretendía ocupar el puesto del puntano Britos. Sin posibilidades de concretar sus pretensiones, el cordobés prefirió quedarse en su provincia.
Solucionado el problema de Camaño, lo de Britos y el radical Cambareri prácticamente quedó inamovible. El problema está en el tercer vicepresidente. Los provinciales impulsan a Natale, un hombre que suele ser funcional al oficialismo cualquiera sea su color político, incluso llegó a ser intendente de Rosario durante la dictadura militar.
Natale tiene como antecedente el haber sido vice tercero durante el corto gobierno de la Alianza. Cuando Fernando de la Rúa huyó, el demócrata progresista mantuvo su puesto con los justicialistas y ahora espera repetir. El ARI, en cambio, quiere ese puesto para Bravo por entender que es la tercera minoría. Oficialmente la Cámara reconoce al grupo que lidera Carrió en ese puesto y, de respetarse las tradiciones parlamentarias, le correspondería ese lugar.
Sin embargo, ni el ARI ni Bravo se destacan por ser tan permeables como Natale y eso juega en contra de las posibilidades del veterano socialista.
Ayer, los diputados del ARI José Vitar, Rafael Romá y Jorge Rivas se reunieron con sus pares del radicalismo. Los aristas le plantearon su decisión de competir por el puesto que hoy ocupa Natale. Si bien reconocieron que el año pasado cuando exigieron el cargo para Rivas el interbloque no estaba formalmente organizado, ahora el grupo ya cumple con las exigencias parlamentarias. Los radicales le reconocieron razón, pero de todas formas pidieron tiempo para conversarlo con el resto de los integrantes de la bancada. Hoy a las once el bloque de la UCR tratará el tema. Se descuenta que se cumplirá con aquel viejo adagio que reza “tiene razón pero marche preso”. Algunos de los radicales sostienen, en consonancia con lo que argumentan los diputados provinciales, que las autoridades de la Cámara representan lo que se votó en los últimos comicios. De todas formas, el ARI pedirá votación nominal con la quepiensan dar vuelta algunas voluntades al contraponer la figura de Bravo con la de Natale.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.