Imprimir|Regresar a la nota
El país|Martes, 4 de enero de 2011
Cables de Wikileaks muestran a Estados Unidos preocupado por la relación con el gigante asiático

Con el ojo puesto en el avance chino

Los cables revelados ayer muestran al Departamento de Estado atento a que China no ocupe en Latinoamérica el lugar que había dejado vacante Washington. Un informe del cónsul argentino en Shanghai lo relativiza.

/fotos/20110104/notas/na06fo10.jpg
El presidente chino, Hu Jintao, y Néstor Kirchner estrecharon la relación entre ambos países.

El gobierno de los Estados Unidos sigue con preocupación la creciente interacción económica entre América latina y China y teme que se trate de un avance de la influencia política del gigante asiático sobre la región que Washington históricamente consideró como su “patio trasero”. Según una nueva serie de cables revelados por Wikileaks y difundidos ayer por el diario español El País, el Departamento de Estado teme que China, a través del vínculo comercial que vivió un boom en los últimos años, comience a ocupar el lugar que Washington, desde la presidencia de George Bush, fue dejando vacante en la región. De todas formas, las impresiones recogidas en los envíos entre funcionarios y diplomáticos latinoamericanos (incluyendo al cónsul argentino en Shanghai, Eduardo Ablin) contradicen esta hipótesis.

“La estrategia de China para Latinoamérica es clara: lo que quiere es controlar el flujo de commodities”, se relata en un cable del 15 de abril de 2009 que difundió El País en su edición de ayer. El envío, proveniente del consulado norteamericano en Shanghai, evalúa el interés chino en América latina, dejando en evidencia la preocupación de Washington por la expansión de la influencia política de los chinos en la región, aunque finalmente admite que las preocupaciones son excesivas. Para alcanzar esta conclusión, el texto les presta especial atención a los casos de Argentina y Brasil.

El gigante asiático ve a la Argentina como un “proveedor a largo plazo y sustentable” de materias primas, confió el cónsul Ablin a las fuentes de la diplomacia estadounidense. Según se detalla en el material publicado, se exportan anualmente unos 9 mil millones de dólares a China, que representan el 10 por ciento de los ingresos totales por comercio internacional del país. Tres cuartos de ese caudal corresponden a la venta de soja, aceites vegetales (principalmente, también, de soja) y alimento para animales (hecho en base a soja).

Si bien reconoce que los lazos entre ambos países son profundos (cita la presencia de alrededor de 100 mil chinos nativos o de segunda generación en la Argentina), así como el intercambio comercial, Ablin sostiene que las “verdaderas inversiones” comenzaron hace unos cinco años y crecen a un “ritmo moderado”, relativizando el temor de Washington a una avanzada asiática sobre el continente. Menciona que –hasta ese momento– existía solo un proyecto de inversión a gran escala (una mina de hierro a manos de una subsidiaria de Baosteel) y que, si bien se ha hablado de otros planes (como la renovación de la red de subtes), por ahora se ha tratado de “más charla que acción”.

Esta información es contemporánea a la visita de Estado que hicieron, en el primer trimestre de 2009, el vicepresidente chino Xi Jinping y el vice primer ministro, Hui Langyu, a la Argentina, en el marco de una gira por la región que despertó la curiosidad de la diplomacia norteamericana.

Como cierre, el diario español cita una charla entre el anterior embajador norteamericano, Earl Anthony Wayne, y su par chino, Zeng Gang, sobre una supuesta “incredulidad” de la delegación china luego de una visita a Buenos Aires. El diálogo figuraría en un cable que no fue revelado, por lo que no era posible precisar la fecha en la que se habría producido. De acuerdo con el artículo, Zeng Gang le transmitió a Wayne la “falta de realismo” de las pretensiones del gobierno de Kirchner a China. “¿Quién prestaría dinero sin condiciones?”, se habría preguntado el diplomático chino, tal vez en referencia a aquella primera visita de Hu Jintao en donde el kirchnerismo especulaba con la posibilidad del anuncio de un préstamo que ayudara a pagar la deuda externa.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.