Imprimir|Regresar a la nota
El país|Jueves, 12 de junio de 2003

Avanza a todo vapor en Diputados el juicio político contra Nazareno

El bloque de diputados del PJ acordó apoyar los pedidos de juicio político contra el presidente de la Corte Suprema. Hoy la Comisión de Juicio Político declarará “admisibles” cinco causas en su contra.

Por Felipe Yapur
/fotos/20030612/notas/NA08FO01.JPG
El presidente de la Comisión de Juicio Político, el tucumano Ricardo Falú.
Consustanciados con los aires patagónicos que soplan en la Rosada, el bloque de diputados del PJ acordó ayer apoyar los pedidos de juicio político que pesan sobre el cortesano Julio Nazareno. Durante la reunión de la bancada se escucharon voces –algunas de ellas airadas– a favor de avanzar rápidamente con el proceso que debe terminar con la destitución del juez. El respaldo se traducirá hoy en la comisión que preside Ricardo Falú, donde se declararán admisibles cinco causas que, como se comprometieron los justicialistas, deberán llegar al recinto a más tardar el 16 de julio para luego solicitar al Senado la suspensión preventiva del supremo. Esto no impidió que siguieran presentándose nuevos pedidos de juicio contra Nazareno.
La reunión de los legisladores del PJ fue numerosa. Incluso había clima festivo y hasta, como definió uno de los presentes, “ánimo de lucha” contra el ahora enemigo número uno del oficialismo: el presidente de la Corte. El tucumano Falú fue el encargado de realizar una detallada descripción de las diferentes causas que tiene la comisión. Didáctico al extremo y respondiendo a las distintas preguntas, el presidente de la Comisión de Juicio Político habló sin parar durante una hora y media. Algunos, como el bonaerense Carlos Brown, ponderaron el trabajo que están realizando los miembros de la comisión y destacaron el “correcto desempeño” en el manejo jurídico, político y comunicacional del proceso.
Tras la exposición de Falú, llegó el turno del jefe de bloque, José María Díaz Bancalari, quien con su típico vozarrón cascado desarrolló un largo discurso para avalar políticamente lo actuado por la comisión. Colaboró en el apoyo el santafesino Jorge Obeid. Luego de ello, sólo hubo respaldo e incluso algún movedizo diputado bonaerense llegó a reconocer que estaba deseoso de levantar la mano en el recinto para acusar a Nazareno. Tanto es el entusiasmo de este legislador que nadie recordó que fue uno de los que en el 2002 votó en contra del proceso a los supremos.
Ni siquiera hubo voces en contra, nadie tampoco elaboró algún reparo con los casos analizados. Todo era optimismo.
Nunca el bloque oficialista estuvo tan entusiasmado con un juicio a la Corte. De hecho fue la primera vez que hablan oficialmente del caso. El año pasado, cuando Nazareno acumulaba 44 cargos en su contra, los integrantes de la Comisión de Juicio Político no lograron siquiera que el tema sea incorporado en la agenda del bloque.
A tal punto llegó el entusiasmo por “el combate contra la Corte”, que los integrantes de la bancada presionaron a Falú para que pusiera fecha al tratamiento de las causas en el recinto. El tucumano consideró que lo más prudente sería pensar en el 16 de julio o a más tardar el miércoles 23. El bloque le pidió que fuera la primera fecha. “Vamos a tratar, vamos a tratar”, respondió el legislador, quien agregó que es preciso cumplir con todos los plazos que estipula el reglamento y así no cometer algún error que aborte la iniciativa.
Nazareno será el único cortesano que será llevado a juicio político. Por estas horas ya se elaboran pedidos en contra del supremo Eduardo Moliné O’Connor.
Más allá del renovado entusiasmo justicialista, la comisión se apresta hoy a las 11 a abrir lo que se conoce como capítulo de cargo contra Nazareno. Serán cinco las causas que se tratarán, donde se incluye el caso Magariños que impulsó Elisa Carrió, Sevel y Meller que presentó el radical Carlos Iparraguirre, el que impulsan Obeid y Eduardo Di Cola y por último el de los aristas Atilio Tazzioli y Graciela Ocaña. Sobre éstos el cortesano deberá responder en los próximos días.
Si bien éstos serán los casos que el Senado deberá merituar una vez que Diputados lo apruebe, la comisión seguirá evaluando nuevas presentaciones que serán incorporadas como refuerzo a las que aprobarán oportunamente. Ayer, por caso, el socialista Héctor Polino presentó dos nuevas causas más. Una de ellas es por el indulto que Nazareno convalidó para el torturador Santiago Omar Riveros. El otro se basa en el per saltum que promovió la Corte por la privatización de Aerolíneas Argentinas.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.