Imprimir|Regresar a la nota
El país|Miércoles, 5 de junio de 2013
Julián Domínguez le apuntó a Daniel Scioli

“A los tibios los vomita Dios”

El presidente de la Cámara de Diputados dijo que “son tiempos de definiciones que requieren contundencia” y pidió “no dejar lugar para la interpretación ni margen para la especulación política”. Desde el sciolismo salieron a responderle.

/fotos/20130605/notas/na08fo01.jpg
Julián Domínguez y Daniel Scioli no pasan por un buen momento en su relación.

El kirchnerismo volvió a enviar un mensaje al gobernador bonaerense Daniel Scioli para que se involucre más en la defensa del modelo político iniciado en el 2003. “En esto se es evangélico: o se es frío o se es caliente, a los tibios los vomita Dios”, aseguró ayer el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, apuntando a la característica indefinición de Scioli que le valió la reprimenda presidencial. El sciolismo salió al cruce de Domínguez.

“Son tiempos de definiciones que requieren contundencia y no dejar lugar para la interpretación ni margen para la especulación política. Es necesario de la dirigencia el acompañamiento al liderazgo de nuestra Presidenta”, sostuvo Domínguez, un conocedor del territorio y del peronismo bonaerense que se desempeñó como intendente de Chacabuco. El pedido del kirchnerismo está enfocado en un cierre de filas interno y para eso llama a los dirigentes que se anuncian dentro del proceso iniciado por Néstor Kirchner en el 2003 a que defiendan los logros y el liderazgo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En esa línea, Domínguez destacó que “la principal tarea de quienes conformamos el equipo que conduce la Presidenta es trabajar y acompañar los tiempos que ella va marcando y defenderla”, para luego hacer énfasis en que “cada uno sabe la responsabilidad que tiene en este momento, que es histórico para la política y para nuestro partido”.

Luego del reclamo de Cristina Kirchner interpretado como un reclamo para que se involucre con mayor énfasis en la defensa del modelo y de su liderazgo, Scioli aseguró que no iba a romper con el kirchnerismo. La especulación de su ruptura proviene de las declaraciones en las que se autopostuló como posible candidato presidencial el año pasado. La definición de Scioli en ese sentido dio paso a la especulación política y abrió la puerta a una interna por la sucesión.

Pero el sciolismo no quiso dejar pasar esta vez el reto de Domínguez sin dar una respuesta. “No está a la altura de su cargo”, señaló el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, y agregó que “tenemos un representante de la provincia que, en vez de estar compenetrado en colaborar con el gobernador, está ocupado en descalificaciones”.

Otros aliados del ex motonauta salieron también al cruce de Domínguez.

El senador provincial Baldomero “Cacho” Alvarez retrucó: “A los alcahuetes los escupe Dios, porque ni él los tolera”. Alvarez encabeza la agrupación La Juan Domingo, el ala más conservadora del sciolismo que ya juega abiertamente con el peronismo disidente que encabezan el gobernador José Manuel de la Sota, el camionero Hugo Moyano y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

A Scioli también lo defendió frente a las declaraciones de Domínguez otro dirigente de la agrupación de Alvarez, el senador Alberto de Fazio, que en su cuenta de Twitter publicó: “Domínguez hablando de lealtad y de que hacen falta dirigentes de origen peronista puro. Mirá a tu alrededor Julián, y comprate un espejo”.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.