Imprimir|Regresar a la nota
El país|Lunes, 28 de octubre de 2013
La UCR, con sus aliados, se posicionó como la segunda fuerza del país

En busca del panradicalismo

Las PASO dejaron al radicalismo la experiencia para capitalizar los votos y apuntar al tercio en los comicios de 2015 e intentar una buena elección, apostando a la división del peronismo. Ahora empezarán a trazar líneas de un frente del panradicalismo.

Por Sebastian Abrevaya
/fotos/20131028/notas/nac16-1.jpg
Stolbizer y Cobos aportaron sus votos al radicalismo. Sanz viene empujando desde hace tiempo.

Tras ratificarse ayer las líneas generales trazadas por las primarias abiertas de agosto, el radicalismo, sumado a fuerzas aliadas como el socialismo, la Coalición Cívica, el GEN, entre otras, se posicionó como el espacio político más votado del país, detrás del Frente para la Victoria. Aunque para la elección de ayer no realizaron un acuerdo a nivel nacional, los máximos referentes del espacio no peronista aspiran a mantener la unidad del heterogéneo conglomerado político para capturar un tercio de los votos en 2015 y aprovechar un eventual escenario con el peronismo dividido. Hermes Binner en Santa Fe, Julio Cobos en Mendoza y Elisa Carrió en Capital Federal son las tres figuras salientes de la elección, que ahora deberán convivir en la Cámara de Diputados y que podrían competir en una primaria para las próximas presidenciales. El senador radical Ernesto Sanz y el flamante senador Fernando Solanas completan la nómina, que no es definitiva. “Todavía no avanzamos en ningún diálogo para conformar un interbloque”, advierte un operador parlamentario de primera línea del radicalismo.

La elección de 2011, en la que la atomización del espacio no peronista terminó por dejar a la presidenta Cristina Fernández alrededor de 35 puntos por encima del ex gobernador de Santa Fe Hermes Bi-nner, y a más de 40 de Ricardo Alfonsín, y totalmente fuera del mapa a Carrió, parece haber marcado algunas enseñanzas hacia las próximas presidenciales. Si bien esa dura derrota no se tradujo ahora en un frente nacional como sucedió con el Acuerdo Cívico y Social en 2009, luego de las primarias los radicales se encargaron de sumar los votos de las diferentes alianzas locales para llegar al 25 por ciento de los votos. Ese número fue prácticamente igual ayer, marcando un buen piso para pelear en la próxima elección, aunque más flojo que en 2009, cuando alcanzó el 30 por ciento de los votos a nivel nacional, a casi 2 puntos del FpV.

El buen resultado electoral se debió, en gran medida, a los votos de los principales distritos del país. En Capital, el frente Unen quedó un poco más atrás que en las primarias, pero logró una buena performance, con Carrió como principal referente, a muy pocos votos del rabino macrista, Sergio Bergman. En el Senado la brecha con el PRO fue mayor, pero Pino Solanas finalmente superó al kirchnerismo e ingresó a la Cámara alta. En la provincia de Buenos Aires, si bien el Frente Progresista Cívico y Social que encabezan Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín quedó lejos tanto del Frente para la Victoria como del Frente Renovador de Sergio Massa, dada la cantidad de votantes en el distrito, hicieron un importante aporte al total nacional. En Córdoba, Oscar Aguad lideró una lista radical pura que terminó segunda detrás del peronismo de José Manuel de la Sota, aportando otro caudal importante de votos.

Los distritos donde el panradicalismo tiene para mostrar sus mayores logros son Santa Fe, donde el ex gobernador Hermes Binner se colocó primero y quedó en excelente posición para repetir su candidatura a presidente de 2011, así como Mendoza, donde el ex vicepresidente Julio Cobos rondó el 48 por ciento de los votos. En otros distritos más chicos, como Santa Cruz y Corrientes, la UCR también lograba anoche el primer lugar, aunque Eduardo Costa y Guillermo Valdés, respectivamente, no tienen proyección nacional.

A ese escenario se le suma el flamante senador Fernando “Pino” Solanas, que públicamente dijo que no descarta volver a presentarse como candidato presidencial. Aunque no compitió en la interna, el senador mendocino Ernesto Sanz viene trabajando hace tiempo por un lugar en esa pelea.

En ese contexto, el desafío es mantener unido un espacio con poca experiencia de articulación en el Congreso. Ninguno de los referentes avanzó en el diálogo de un interbloque parlamentario, aunque esta semana, después del análisis de los resultados, tienen pendiente una reunión para resolver la estrategia a seguir. En el bunker de Carrió anticipaban anoche que conformarán un “grupo de trabajo” legislativo en Unen, aunque no se formalizará como interbloque.

Hasta ahora, el radicalismo adoptó en el Congreso una posición de mayor responsabilidad institucional, acompañando al oficialismo en cuestiones de gobernabilidad, mientras que otros liderazgos, como el de Carrió, apuntan a extremar la confrontación con el FpV. “Si la UCR no sale a decir que va a ser la columna vertebral y el eje de un acuerdo, vamos a tratar de seguir juntos. Pero si empiezan diciendo eso nos expulsan a todos”, aseguraron ayer cerca de Lilita, que a pesar de su estilo personalista se manifestó a favor de competir en una primaria en 2015. “Tanto en la Ciudad como en La Nación, si no hay primarias no hay Jefatura de Gobierno, ni Presidencia posible”, se pronuncia un radical optimista que mantiene diálogo permanente con el socialismo y la Coalición Cívica.

La suerte de un frente panradical dependerá también de los reacomodamientos que se produzcan en el peronismo y hacia el interior de cada una de sus fuerzas. “No-sotros somos una fuerza del 25 por ciento de los votos y el peronismo en sus dos variantes tiene un 65. Depende de cómo se distribuyen esos votos, podemos llegar a un ballottage”, especula un operador radical. Esa posibilidad de un PJ fragmentado se convierte en la principal diferencia con 2011, cuando el incentivo de ir juntos para las fuerzas no peronistas fue muy bajo producto de la amplia ventaja que ya manifestaba Cristina Fernández.

Otro factor importante será la redistribución de fuerzas en el seno de la UCR, que a fin de año deberá renovar sus autoridades en el Comité Nacional. Trama que comenzará a tejerse desde hoy, con los resultados sobre la mesa.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.