Imprimir|Regresar a la nota
El país|Martes, 21 de marzo de 2006
LA ASAMBLEA DE GUALEGUAYCHU RESOLVIO LEVANTAR LOS CORTES DE LOS PUENTES

Vía libre para seguir negociando

Luego de 47 días de corte, los asambleístas decidieron levantar el bloqueo a los puentes internacionales, tal como lo solicitaron los presidentes Kirchner y Tabaré Vázquez para poder negociar. Ahora, las empresas Ence y Botnia deberán suspender la construcción de las papeleras. Si eso no sucede, los asambleístas volverán a la ruta.

Por Laura Vales
/fotos/20060321/notas/NA03FO01.JPG
La votación de anoche fue histórica por lo concurrida: fuentes de la policía estimaron que había cuatro mil personas.

En una masiva asamblea sobre la ruta, los vecinos de Gualeguaychú decidieron levantar el bloqueo de los puentes internacionales. La medida busca facilitar una negociación entre los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez por las papeleras y está condicionada, dijeron los ambientalistas, “a la respuesta que dé el Uruguay en los próximos días”: esperan que Botnia y Ence paralicen ahora la construcción de las fábricas de celulosa. El corte en los dos cruces de frontera, tanto el de Colón como el de Gualeguaychú, será liberado a las dos de la tarde. Luego de correrse del asfalto la gente se quedará en la banquina, a la espera de la reacción que haya del otro lado.

La votación fue histórica por su convocatoria. Fuentes de la policía provincial estimaron que en el lugar, el kilómetro 28 de la ruta 136, se reunieron más de cuatro mil personas entre residentes locales y de poblaciones cercanas. El voto estuvo restringido a los habitantes de Gualeguaychú, que llegaron a la asamblea después de una semana de debate intenso: en cada lugar de la ciudad se había discutido qué hacer y elaborado las seis mociones finales, dos por mantener los cortes y cuatro por flexibilizarlos.

Como primera medida, antes de decidir levantar los bloqueos, hubo una moción aprobada por unanimidad que ratificó el “No” a las papeleras. Ocurre que la asamblea, a diferencia de la posición que mantiene el Gobierno, rechaza la posibilidad de que las plantas de celulosa se instalen, aún bajo control: en Gualeguaychú no quieren a las papeleras bajo ningún concepto. La tregua acordada apunta así no a consensuar métodos de monitoreo sobre la contaminación eventual, sino a que la negociación entre los presidentes impida la instalación de Botnia y Ence en la región. Por esto la salida de la ruta es sólo un momento de distensión que nadie quiere cargar de expectativas.

En la Casa Rosada hubo satisfacción por la medida. “Ahora es el turno de las empresas”, consideró Alberto Fernández. En los últimos días, el jefe de Gabinete avanzó en el armado de las dos reuniones que, si se suspenden las construcciones, Kirchner y Tabaré mantendrán en Mar del Plata y Anchorena (ver aparte).

Con el conflicto en este punto, ¿cuál es el plazo para que las empresas paralicen las obras? El punto no está claro. La moción que aprobó la asamblea fue planteada inicialmente como una suspensión de los bloqueos por un mínimo de siete días. Luego, como varias propuestas se fusionaron para su votación (había dos por mantenerse en la ruta y cuatro para flexibilizar), los vecinos hablaron de suspensión por tiempo indeterminado, manteniéndose en la banquina. Harán nuevas asambleas todos los días, y ahí decidirán cómo seguir.

En un clima de fuerte desconfianza hacia el gobierno de Tabaré Vázquez e incluso hacia la negociación que pueda hacer la administración nacional, una de las preocupaciones que quedó en la ciudad una vez terminada la asamblea es si su resultado va a ser acatado por todos. Es que un sector de vecinos impugnó la votación y anoche se planteaba la opción de seguir cortando. Aunque habrá que ver qué pasa, la postura era considerada muy minoritaria, ya que el resultado había sido de un 80 por ciento en favor de flexibilizar y un 20 por ciento por quedarse.

“No vamos tener ningún problema en volver a la ruta si no hay una respuesta uruguaya. Si hay que volver, volvemos con los tractores”, señaló al respecto Alfredo De Angelis, integrante de la asamblea y miembro de la Federación Agraria, uno de los sectores que mantuvo la protesta.

El puente Fray Bentos-Puerto Unzué estuvo cortado 47 días y el de Colón 43. La protesta, decidida como una forma de llamar la atención nacional e internacional, estalló después de que una comisión de técnicos –creada por Kirchner y Tabaré para consensuar una salida– terminara en fracaso. En la larga negociación que lleva el conflicto, Botnia avanzó en la construcción de su planta. Desde Gualeguaychú se ve, del otro lado delrío, crecer la chimenea de la fábrica, que en combinación con la de Ence, todavía en una etapa inicial, se transformará en uno de los emprendimientos papeleros de mayor tamaño en el mundo. Por esto, han señalado los técnicos argentinos y los ambientalistas, los riesgos de contaminación se potencian.

Para el Uruguay, los proyectos son, en contraposición, la mayor inversión privada de su historia. En la actualidad trabajan en la construcción de Botnia 1500 personas. La suspensión de las obras significará por esto un seguro conflicto social.

Todo indica que las empresas ya han consensuado con el gobierno de Tabaré Vázquez el parate de 90 días. Sin embargo, en medio de las fuertes críticas que despertó en el Uruguay el acuerdo entre los presidentes, Vázquez pareció dar marcha atrás sobre sus pasos y dijo que no tomaría ninguna medida en ese sentido. Si la construcción se detiene, puntualizó el mandatario, será por voluntad de Botnia y Ence.

Ayer, el canciller uruguayo, Reynaldo Gargano, reiteró la idea e incluso aseguró que “no hubo un pedido formal” por la paralización de los trabajos.

De manera paralela a la negociación entre los presidentes, quedarán abiertos varios frentes judiciales. La cancillería argentina está preparando una demanda para llevar el caso a la Corte de La Haya, mientras Vázquez expuso una queja a la OEA por los piquetes. El gobernador Jorge Busti, quien a comienzos de año impulsó una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hizo una denuncia contra Botnia y Ence por tentativa de contaminación ante la Justicia federal de Entre Ríos. Los uruguayos tiene a su vez, en carpeta, la advertencia plantear que el Mercosur intervenga ante una eventual continuidad de los bloqueos.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.