Imprimir|Regresar a la nota
Sociedad|Jueves, 21 de junio de 2007
VENCIO EL PLAZO PARA MUNICIPIOS BONAERENSES

Poco interés en el reciclado

¿Cómo reducir un 30 por ciento la generación de basura en un plazo de cinco años en cada distrito bonaerense? La pregunta fue respondida por algunos municipios que pusieron en marcha sus planes, como el distrito de Benito Juárez. Otros lo pudieron plasmar en papel, como la comuna de Brandsen, que se opuso hace unos meses a la instalación de un relleno sanitario en su territorio. Muchos otros, en cambio, ni se sentaron a pensar en el tema, como pasó con los gobiernos del conurbano bonaerense que depende del Ceamse. Este es el balance final de la convocatoria lanzada por la Secretaría de Política Ambiental para que los municipios –obligados por una ley provincial– reduzcan el volumen de desechos que producen. Desde la cartera no precisaron el número de intendentes que respondieron en tiempo y forma a la presentación de proyectos que cerró ayer.

Con la convocatoria, el gobierno bonaerense intenta dar cumplimiento a la ley provincial 13.592 denominada “Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos”, que establece que los 134 municipios de la provincia deben elaborar proyectos de tratamiento local de la basura, a través del cual se disminuya en un 30 por ciento la cantidad de residuos domiciliarios que son depositados en los rellenos sanitarios. La norma prevé la obligación de implementar el sistema de separación de residuos en origen, el reciclado y la reducción en un plazo de cinco años.

Desde la Secretaría de Medio Ambiente se negaron a precisar el número de municipios que respondieron a la solicitud del gobierno, pero aclararon que la idea no es multar a los municipios en deuda, sino comenzar a generar conciencia sobre el problema de la basura. En ese sentido, la titular de la cartera, Silvia Suárez Arocena, destacó “la buena receptividad” en los distritos del interior de la provincia. Benito Juárez, Olavarría, Tapalqué, Exaltación de la Cruz, Rivadavia y San Andrés de Giles son algunos de los municipios señalados por la funcionaria.

El entusiasmo de este grupo de municipios contrasta con la falta de respuesta de las comunas del conurbano bonaerense, que envían sus residuos a los rellenos sanitarios del Ceamse. La funcionaria justificó a estas comunas al señalar que es “mucho más difícil” generar proyectos en distritos que triplican en número de habitantes y, por ende, en producción de basura, a los que presentaron proyectos. “No es sencillo pensar proyectos en La Matanza, por ejemplo, donde se generan mil toneladas de basura por día, que en distritos como Olavarría o Tapalqué, que producen de 10 a 40 toneladas de residuos diarios”, explicó.

Brandsen es uno de los municipios que cumplió con los requerimientos de la provincia. Unos meses atrás, vecinos, funcionarios y organizaciones sociales salieron a las calles del pueblo para expresar su rechazo a la decisión del gobierno bonaerense de crear allí un relleno sanitario para el Ceamse. El rechazo generalizado de la comunidad obligó a la Legislatura a suspender por 210 días la ejecución de la medida dispuesta por ley. La iniciativa del gobierno local comprende un plan de educación integral, la separación de residuos en los domicilios y la instalación de una planta de reciclado. “Está la voluntad política de reducir el nivel de basura y de dejar de enviarlos al relleno sanitario de Ensenada”, sostuvo el intendente Carlos García. Allí traslada 12 toneladas diarias de residuos.

En La Matanza, si bien no presentaron un proyecto, se lleva a cabo una experiencia impulsada por cartoneros organizados en la cooperativa Reciclando Sueños, vecinos y el municipio, que desde hace 18 meses separan los residuos domiciliarios, aunque por ahora no incluyen el reciclado. La experiencia se lleva a cabo en la localidad de Aldo Bonzi, donde viven 350 mil habitantes que producen 15 mil toneladas diarias de basura. Los cartoneros retiran dos veces por semana las bolsas con materiales recuperables como cartón, plástico y papel. El radio de cobertura comenzó siendo de 75 manzanas y ahora se extendió a 150. Esto permitió disminuir en un 15 por ciento el nivel de basura por vecino. “La idea es ampliar el sistema a todo el municipio a través del trabajo conjunto de vecinos y cooperativas”, adelantó Raúl Magario, presidente del Instituto Municipal de Desarrollo Económico Social (Imdes), un ente autártico que colabora con la iniciativa.

Informe: Elisabet Contrera.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.