Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 6 de abril de 2008
logo cash
Agro > El esquema de retenciones moviles

El l√°piz redistributivo

El actual esquema de retenciones genera una transferencia creciente de recursos entre sectores.

Por Claudio Scaletta

En materia de debate no puede negarse que las minicrisis tienen la virtud de sacudir un poco la modorra propia de los per√≠odos de bonanza. Mientras algunos economistas, espantados por las v√≠vidas im√°genes del pasado que ofrec√≠a el presente, se abocaron a explicar al pr√≥jimo qu√© cosa eran las retenciones m√≥viles, otros siguieron sac√°ndole punta al l√°piz para ajustar cuentas y mirar qu√© trae el futuro. Dieron por descontado, con sabidur√≠a, que las nuevas medidas llegaron para quedarse, aunque a√ļn no pueda proyectarse el costo de los subsidios que insumir√° aplacar el descontento del campo.

En su informe del pasado 31 de marzo, redactado durante el fragor del lockout, el Estudio Bein record√≥ que finalmente las retenciones ‚Äúno son m√°s que la decisi√≥n de adoptar una estructura de tipos de cambio de exportaci√≥n diferencial‚ÄĚ. Ninguna novedad, pero lo interesante son los n√ļmeros. Con las nuevas medidas la ‚Äúindustria no agropecuaria‚ÄĚ recibe un tipo de cambio de 2,99 pesos por d√≥lar, las carnes 2,68 (aunque con restricciones para exportar), el ma√≠z 2,39, el trigo 2,30, los combustibles 2,17, la soja 1,73 y los l√°cteos 1,57. Ahora bien, si estos valores corrientes se transforman en reales, es decir, si se los deflacta de la inflaci√≥n local y se los ajusta por la inflaci√≥n de Estados Unidos, se tiene que los dos √ļltimos productos, soja y l√°cteos, reciben un tipo de cambio menor al de la convertibilidad. La mayor ganancia de estos sectores resulta hoy de los mejores precios internacionales, no de la pol√≠tica cambiaria. Adem√°s, aunque muchos de los insumos recuperaron o incluso superaron sus valores del 1 a 1, otros, como los combustibles, siguen por debajo. El problema, destaca el informe, es que la brecha cambiaria entre sectores parece haber alcanzado un l√≠mite sobre el que no podr√° seguir oper√°ndose, m√°s cuando en un contexto es el aumento de los costos locales en d√≥lares con salarios que tambi√©n crecen en divisas.

Pero lo que est√° en discusi√≥n, contin√ļa el trabajo de la consultora que dirigen Miguel Bein y Marina Dal Poggetto, no es la presunta existencia de una rentabilidad negativa, sino la distribuci√≥n de una torta que se agranda. ‚ÄúResulta evidente que el esquema actual genera una transferencia creciente de recursos entre sectores, entre Naci√≥n y provincias, y un impacto distributivo progresivo, aunque no demasiado significativo‚ÄĚ.

Si se consideran por separado estas tres redistribuciones se tiene que la transferencia entre sectores opera v√≠a la diferenciaci√≥n cambiaria (distintas al√≠cuotas por producto) y su objetivo es beneficiar la producci√≥n de ma√≠z y trigo en detrimento de la soja y el girasol. Tambi√©n la industrializaci√≥n en detrimento de la exportaci√≥n primaria. De todas maneras, esto ocurre cuando las se√Īales de precios internacionales fueron positivas pr√°cticamente para todos los sectores y, en el caso de muchas industrias, trasladados directamente a los precios internos.

La transferencia Nación provincias se produciría porque las retenciones son un impuesto nacional que no se coparticipa y, a juicio del informe, se gasta en las provincias de manera discrecional y no en su totalidad. La argumentación es controvertida en tanto los beneficios del mantenimiento del actual esquema económico, basado en los diferenciales de tipo de cambio y en la consistencia fiscal generada vía retenciones, trasciende las fronteras políticas internas.

El √ļltimo tipo de transferencia es la redistribuci√≥n progresiva que, siempre seg√ļn el informe se producir√≠a v√≠a subsidios y no por los sectores que resultan gravados. Si bien se ve aqu√≠ un avance, se lo considera limitado. La raz√≥n, ahora s√≠, es que los subsidios no llegan a quienes m√°s lo necesitan.

[email protected]

© 2000-2022 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.