Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 2 de octubre de 2011
logo cash
Opciones de financiamiento en la Bolsa para pequeñas y medianas empresas

Ventana pyme

En lo que va del año, unas 9500 pymes consiguieron fondearse a través de fideicomisos financieros, obligaciones negociables, cheques de pago diferido y apertura de capital en la Bolsa.

Por Cristian Carrillo
/fotos/cash/20111002/notas_c/cs07fo01.jpg
La operatoria pyme movilizó el año pasado un monto superior a 1400 millones de pesos en la Bolsa.

Cada año una mayor cantidad de pequeñas y medianas empresas se acerca a los mercados de capitales para financiarse. Según datos de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, unas 9500 firmas de ese segmento consiguieron fondearse a través de algunos de los instrumentos que ofrece el Departamento PyME, destacándose las emisiones de fideicomisos financieros y cheques de pago diferido. Este sector movilizó el año pasado un monto superior a 1400 millones de pesos. Esa tendencia se profundizó este año: otra pyme abrirá su capital a la Bolsa, mientras que cinco colocarán obligaciones negociables, cuatro de ellas por primera vez.

Las pequeñas y medianas empresas encuentran serias dificultades para cumplir con los requisitos que piden los bancos para acceder a una línea de crédito. Por eso en los últimos años financiaron sus inversiones con capital propio. Esta práctica comenzó a agotarse a partir de un aumento sostenido de la demanda doméstica y externa, que necesita apoyo financiero. Por ello las empresas buscan alternativas. La Bolsa, reservada para grandes empresas, ofrece hace ya casi una década opciones de financiamiento que van desde el descuento de cheques a la apertura de su capital accionario.

La cotización de acciones es el principal objetivo de las empresas, ya que pueden financiar capital de trabajo o bienes de capital incorporando nuevos socios que compartan el riesgo del negocio. Sin embargo, esta posibilidad es limitada para este segmento. En el panel sólo una compañía, agroquímicos InsuAgro, cotiza. Había tres en 2006 pero con la crisis internacional decidieron salir del mercado. La firma alimentaria productora de derivados del huevo, Ovoprot, comenzó el mes pasado su marcha –con la documentación ya aprobada– para recaudar 8 millones de dólares por el 20 por ciento de su capital.

Existen alternativas de financiamiento en la plaza bursátil. Para alentarlas se creó en 2002 el Departamento PyME de la Bolsa porteña. El año pasado se registró un record de operaciones, desempeño impensado una década atrás, cuando este segmento movía menos de cinco millones de pesos. “Este es el escalón previo para que las empresas emitan acciones y coticen en bolsa”, señaló a este suplemento Carlos Lerner, director de la entidad. Muchas pymes eligen alternativas de renta fija –con un cronograma de pagos definido–, como las obligaciones negociables y los cheques de pago diferido, que permite a la empresa financiarse en diversos plazos acordes con el flujo de fondos. Las ON tienen un mayor grado de sofisticación y suelen ser el paso previo a la emisión de acciones. Para ello la empresa debe mostrar mayor grado de transparencia, con presentaciones semestrales de balance y, regularmente, de información. Debe contabilizar un patrimonio neto positivo y un flujo interesante para seducir inversores. “En la Argentina, por ahora muchas pymes sólo están en condiciones de emitir obligaciones negociables”, señala Lerner.

Otras opciones son los fondos comunes de inversión y los cheques de pago diferido. Las empresas pueden cotizar estos últimos en la Bolsa desde el 2003, año que se modificó por decreto la ley de cheques y permitió que fueran negociados en el mercado de capitales. Según el Instituto Argentino de Mercados de Capitales, los cheques representan más del 83 por ciento del financiamiento pyme durante todo el año pasado

[email protected]

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.