Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 4 de mayo de 2014
logo cash
La corrida de enero, medidas del Banco Central y control de la cotizaci贸n

Pujas en el mercado cambiario

Las iniciativas del equipo econ贸mico sobre las principales variables econ贸micas, entre ellas el tipo de cambio, confrontan con presiones de sectores dolarizados que buscan forzar una nueva ola devaluatoria.

Por Santiago Fraschina y Jer贸nimo Rodr铆guez Use *
/fotos/cash/20140504/notas_c/cs05fo01.jpg
鈥淟as acciones realizadas por el equipo econ贸mico dan certezas sobre las principales variables econ贸micas.鈥

En el primer trimestre del a帽o, el mercado cambiario se posicion贸 como el 谩mbito de mayor disputa entre los grupos econ贸micos y el Banco Central de la Rep煤blica Argentina. Sectores con poder de mercado, a partir de persistentes acciones especulativas, buscaron (y buscan) influir en la cotizaci贸n del tipo de cambio, para ubicarlo por encima del valor establecido por las autoridades econ贸micas. Algunas consultoras econ贸micas buscaron tensionar m谩s la situaci贸n, asegurando un presunto fin de la 鈥減ax cambiaria鈥 para el segundo semestre. Grupos econ贸micos, medios de comunicaci贸n y consultoras se constituyen as铆 en actores que inciden en la tensi贸n cambiaria, usualmente adjudicada a las pol铆ticas que impulsa el equipo econ贸mico.

Una manera de describir la disputa del mercado cambiario es a partir del an谩lisis de la din谩mica del tipo de cambio presente en relaci贸n con los contratos de d贸lar futuro. La cotizaci贸n de d贸lar futuro expresa el valor pactado por la divisa que los agentes econ贸micos piensan que tendr谩 en una fecha determinada. Dado un valor de tipo de cambio actual, si las partes creen que el d贸lar tendr谩 un valor mayor (es decir, se devaluar谩), los contratos se pactaran a un precio m谩s alto. Entendidos de esta manera, por lo tanto, los valores futuros simplemente expresar铆an las expectativas de los distintos agentes econ贸micos. Sin embargo, al ser un mercado altamente concentrado, donde existen pocos actores con importante poder econ贸mico, se cristalizan all铆 las acciones de ciertos grupos que buscan imponer su agenda en materia de pol铆ticas econ贸micas. En concreto, lo que se busca, mediante acciones especulativas, es forzar un nuevo incremento del tipo de cambio, que aumente la rentabilidad de los sectores exportadores o aquellos posicionados en d贸lares que experimentan un efecto riqueza positivo, a costa del resto de la poblaci贸n, que tiene sus ingresos en pesos.

A fines de enero, d铆as antes de producirse el deslizamiento cambiario hasta alcanzar valores de convergencia en torno de los 8 pesos, la brecha entre el tipo de cambio presente y el contrato de d贸lar a septiembre alcanz贸 un m谩ximo del 33 por ciento, mientras que la existente con los contratos de d贸lar a diciembre lleg贸 a ser del 54 por ciento. Durante el primer trimestre, a partir de distintas herramientas de pol铆tica econ贸mica 鈥揺ntre las que se destacan el aumento de la tasa de inter茅s y la reducci贸n de las tenencias de d贸lares de los bancos鈥, la brecha entre la cotizaci贸n presente y los contratos a futuro se redujo al 12 por ciento para los contratos a septiembre y a 25 por ciento para los contratos a diciembre.

Asimismo, para desarticular los mercados ilegales de divisas o relacionados con operaciones de fuga de capitales, se habilit贸 la compra de d贸lares para ahorro y tenencia por parte de las personas f铆sicas. Esta medida, sumada al aumento de la tasa de inter茅s por el Banco Central y a la mayor liquidaci贸n de divisas por parte de los sectores agropecuarios (en un contexto de altos precios internacionales y record de cosecha), permiti贸 que para fines de abril las brechas entre el d贸lar y el resto de las cotizaciones se redujeran sustancialmente. En la actualidad, la diferencia entre la cotizaci贸n del d贸lar ahorro y el informal (blue) se redujo a un 5 por ciento.

En relaci贸n con el nivel de reservas, durante las 煤ltimas jornadas se logr贸 revertir la tendencia a la baja, permitiendo recuperar paulatinamente los niveles acumulados. Adem谩s de las medidas previamente mencionadas, repercutieron en este cambio de comportamiento la salida de YPF a los mercados internacionales, la ampliaci贸n del acuerdo Chevron, el impuesto a los autos de alta gama y el aumento de las al铆cuotas para la compra con tarjeta al exterior.

Las acciones realizadas por el equipo econ贸mico permiten dar certezas sobre las principales variables econ贸micas, entre ellas el tipo de cambio, frente a las presiones de los sectores dolarizados que buscan forzar una nueva ola devaluatoria para el segundo semestre del a帽o. Las medidas descriptas, sumadas a la normalizaci贸n de las deudas defolteadas del 2002 (Club de Par铆s), las reuniones con distintas bancas centrales y organismos multilaterales para acuerdos de cr茅ditos swap y la fuerte afluencia de d贸lares producto de la liquidaci贸n de cosechas de granos durante el primer semestre, permitir谩n reforzar las reservas del Banco Central, de manera de dar por tierra las maniobras especulativas, tan perjudiciales para el conjunto de los trabajadores argentinos

* Integrantes del Grupo de Estudios de Econom铆a Nacional y Popular (Geenap).

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.