Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 17 de marzo de 2013
logo espectaculos
SE EDITARON EL DOCUMENTAL SOUND CITY Y SU BANDA SONORA

Sesenta canales para el rock

El film dirigido por Dave Grohl es el testimonio de su amor por el estudio donde grab贸 Nevermind junto a Nirvana y por la consola Neve, que finalmente compr贸 tras el cierre del lugar. All铆 trabajaron desde Neil Young y Fleetwood Mac hasta Nine Inch Nails y Weezer.

Por Luis Paz
/fotos/espectaculos/20130317/notas_e/na35fo01.jpg
Dave Grohl y Butch Vig en la producci贸n de la banda sonora Sound City: Real to Reel.

En 1973, Tom Skeeter, due帽o de los estudios angelinos Sound City, tom贸 una decisi贸n crucial para su econom铆a matrimonial y la historia del rock. Agarr贸 78 mil d贸lares, el doble de lo que hab铆a pagado por una casa en la exclusiva zona de Toluca Lake 鈥揹onde, entre otros, han vivido Sinatra, Tarantino y Denzel Washington鈥, y compr贸 una consola manufacturada Neve modelo 8078. 鈥淪i al lugar le iba mal, con eso hubiera podido pagar todas las cuentas鈥, dice en la entrada al documental Sound City, que versa sobre ese lugar, esa consola y esas mil historias. El film acaba de ser publicado aqu铆 junto a su banda de sonido, un combo creado colectivamente bajo direcci贸n curatorial del ex baterista de Nirvana, actual l铆der de Foo Fighters y reciente propietario de la Neve 8078, Dave Grohl. S贸lo en el primer lustro de Sound City Studios grabaron all铆 Grateful Dead, Fleetwood Mac, Tom Petty, Bill Crosby y Elton John. Aunque es cierto que, en el mismo lapso, el precio del barril de petr贸leo pas贸 de 1,62 a 30 d贸lares, por lo que una inversi贸n petrolera le hubiese reportado a Skeeter m谩s de 1,3 mill贸n de d贸lares por aquellos 78 mil...

Aun as铆, los amantes de la m煤sica entender谩n que no se lo puede criticar por no haber anticipado la crisis del petr贸leo de los 鈥70, pero claramente se le puede agradecer su salto al sonido del vac铆o de una sala acustizada. Con su osad铆a, sent贸 las bases t茅cnicas para lo que fue una tradici贸n: la m煤sica alternativa anglosajona (y tambi茅n chicana, porque hasta all铆 lleg贸 Santana para grabar a comienzos de los 鈥80) puso piedras fundamentales desde la puerta de Sound City, esa que siempre se inundaba, y de all铆 directo hasta el amor internacional, la riqueza art铆stica y el Sal贸n de la Fama. En buena medida por la Neve y Sound City, el rock de intenci贸n no comercial pudo competirle al otro en calidad y fidelidad de sonido.

Es que si Neil Young y Dr. John (con After the Gold Rush y Gumbo) hab铆an inaugurado Sound City luego de una no muy fundamental grabaci贸n del grupo psicod茅lico Spirit, ya en los 鈥90 llegar铆a Nevermind, el disco de Nirvana que inici贸 una nueva era en el rock, en la que la m煤sica alternativa se inscribi贸 en el mainstream llev谩ndose puesta, entre otras, a la sanidad mental de Kurt Cobain. Y luego de ese 谩lbum, una estampida de rock industrial, revulsivo, duro o inteligente (que valgan Tool, Rancid, Kyuss y Weezer). En la Neve naci贸, sin ir m谩s lejos, el stoner rock: Kyuss y Queens of the Stone Age se construyeron enred谩ndose en la cinta de esa consola de sesenta canales.

Si acercarse a la historia de esa Neve, obra del brillante ingeniero electr贸nico Rupert Neve 鈥搎ue fue elegido como la personalidad del siglo en materia de audio por sus colegas en la revista Sound Studio鈥 no basta, all铆 est谩n las decenas de caras o nombres conocidos, uno detr谩s del otro, hablando de su m煤sica, del estudio, de los implicados, de la creaci贸n humana, al fin. Que de eso se trata: Grohl intent贸 anidar en lo humano de la creaci贸n musical al calor de esa consola empolladora de cl谩sicos del nuevo rock de los 鈥90. O Petty o Lars Ulrich o Josh Homme o Trent Reznor o Rick Rubin o Butch Vig. Alguno conectar谩 con la fibra rockera de muchos.

Y si no basta con eso para generar excitaci贸n en torno de Sound City, el documental, y Sound City: Real to Reel, la banda de sonido, pues ah铆 est谩 el gesto contundente, sobre el final de uno y de otro: la reuni贸n de los Nirvana sobrevivientes (Grohl, el bajista Krist Novoselic y el guitarrista 鈥渄e apoyo鈥 Pat Smear) con Paul McCartney para un rock primal y magistral llamado 鈥淐ut Me Some Slack鈥, estrenado en el Concierto para el Alivio de las Consecuencias del Hurac谩n Sandy en el Madison Square Garden, aunque no incluido en el disco doble de ese evento, publicado hace unas semanas.

Real to Reel enhebra casi una hora de rock con las agujas de cuatro o cinco generaciones. Desde la desnudez que evoca el cantante Corey Taylor, curiosamente uno de los enmascarados del grupo de metal extremo Slipknot, hasta la simpat铆a de bebida energizante de Lee Ving. La primera aparecida en pantalla trabajando en las canciones que arman y acompa帽an la pel铆cula es Stevie Nicks, de Fleetwood Mac. Y no es casual: con su compa帽ero del primitivo d煤o Buckingham Nicks (Lindsey Buckingham) fueron los primeros en registrar en la 8078 el sencillo 鈥淐rying in the Night鈥. Y no es un error: ella tiene nombre de var贸n y 茅l, de mujer. Tal vez los que leyeron los cr茅ditos de aquella grabaci贸n, entre ellos los primeros Fleetwood Mac, los llamaron al rev茅s al top谩rselos o al invitarlos a sumarse al grupo. Tras esa fusi贸n, all铆 mismo grabaron Rumours, un disco esencial del rock de canciones livianas.

Al parecer, a煤n hoy la Neve suena 鈥渄e puta madre鈥. La expresi贸n es del propio Grohl, que conste. Y el m煤sico, en este c铆rculo que comienza con 茅l narrando su viaje desde Seattle a Los Angeles con Cobain y Novoselic para registrar Nevermind, al fin termina siendo el propietario de la Neve, con la que registr贸 Wasting Light, el 煤ltimo disco de su banda. Y Toluca Lake acaba recibiendo ahora a estrellitas Disney como Demi Lovato y Miley Cyrus. Y los Sound City cerrados al p煤blico desde mayo de 2011, con Suck It and See de los Arctic Monkeys como (ahora ante)煤ltima producci贸n. Y el precio del barril de crudo a m谩s de cien d贸lares. Y Skeeter como due帽o del edificio: todav铆a portero de un aula magna del rock internacional.

© 2000-2022 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.