Imprimir|Regresar a la nota
Martes, 25 de octubre de 2016
logo espectaculos
No Te Va Gustar cerr贸 la segunda fecha del Personal Fest

Una jornada plana y desaprovechada

Tanto el combo uruguayo liderado por Emiliano Brancciari como los brit谩nicos The Kooks dieron shows con m谩s oficio que magia, algo a lo que s贸lo pudieron escaparle los veteranos hiphoperos Cypress Hill y los rockeros The Stypes.

Por Yumber Vera Rojas
/fotos/espectaculos/20161025/notas_e/na31fo01.jpg
En el Personal Fest, No Te Va Gustar la pate贸 varias veces al 谩ngulo, pero sin lucirse.

A contramano de sus ediciones anteriores, cuyo peso siempre recay贸 en una figura internacional, la programaci贸n del Personal Fest 2016, que concluy贸 cerca de la medianoche del domingo pasado, gir贸 en torno a dos artistas rioplatenses. Si el s谩bado, m谩s all谩 del esperado debut local de Richard Ashcroft y de la vuelta al pa铆s del jazzista Jamie Cullum, el show de Andr茅s Calamaro se torn贸 en el principal atractivo, al d铆a siguiente lo fue el de No Te Va Gustar. Esto signific贸 adem谩s el regreso del Salm贸n y de la agrupaci贸n uruguaya a los festivales porte帽os, tras una larga temporada de ausencia. Sin embargo, a pesar de que la segunda fecha del evento amag贸 con ser m谩s variopinta y moderna que su antecesora, termin贸 por convertirse en una jornada plana y desaprovechada. Incluso la agrupaci贸n comandada por Emiliano Bran-cciari, que a lo largo de dos horas recorri贸 lo m谩s excelso de su obra, padeci贸 el mismo efecto mesetario del resto grilla. De eso s贸lo escaparon los raperos Cypress Hill y los irlandeses The Strypes con su rock iracundo.

Mientras la legendaria banda de hip hop celebraba sus 25 a帽os de trayectoria, a trav茅s de una performance en la que apel贸 a cl谩sicos que ni el tiempo fue capaz de sacarle brillo a su desfachatez, los hasta el domingo aqu铆 ignotos The Strypes dejaron todo en el escenario al entender que quiz谩 podr铆a ser su debut y despedida frente a la audiencia argentina. Aunque ambos representan sonidos, generaciones y latitudes diferentes, un rasgo los aunaba: el riesgo. Si bien es cierto el Personal Fest en la actualidad es un espect谩culo apto para todo el p煤blico, al igual que de matiz familiar 鈥搇o que dej贸 en evidencia una vez m谩s mediante sus kermeses, chiches y colores鈥, al menos en sus or铆genes se comport贸 como una vitrina de la realidad musical global. De eso hoy pueden jactarse el regresado BUE, por m谩s que su convocatoria no haya sido la esperada, o el inminente Music Wins; en ambos, por cierto, su ADN no se sostiene en el autobombo de una corporaci贸n sino que la marca, a partir de su propia denominaci贸n, es el concepto del festival.

Pese a que el d铆a dos del Personal Fest ostentaba una oferta m谩s indie en propuestas y cruces que la de la jornada inaugural, quiz谩 m谩s cl谩sica, la falta de pulso de la curadur铆a deriv贸 en que la buena intenci贸n y disposici贸n se diluyeran. As铆 que luego de que Los Brujos demostraran bajo un sol risue帽o que hay vida despu茅s del fallecimiento de Ricky R煤a, uno de sus dos cantantes, y de que en el medio se produjera el regreso de los estadounidenses Stone Giant (ese c贸ctel de Pappo鈥檚 Blues, Led Zeppel铆n y Back Sabbath capitaneado por el argentino Sebasti谩n Fern谩ndez), Los Strypes saltaron al escenario. S贸lo 50 minutos, en los que repasaron sus dos 谩lbumes, cuatro EPs y un cover del legendario blusero Howlin鈥 Wolf , les bastaron al cuarteto para demostrar que es digno heredero de The Who, cuyo vocalista Roger Daltrey es un fan confeso de la banda. Tras ese sacud贸n de electricidad de rock troglodita y vern谩culo, la sofisticaci贸n de los ingleses Mystery Jets intent贸 ponerle pa帽os fr铆os a un p煤blico que a煤n procesaba lo que hab铆a visto.

Cuando el fr铆o ya comenzaba adue帽arse de la sede de San Mart铆n de GEBA, en el ocaso de la tarde, Cypress Hill salt贸 a escena. Amparados por un logo conmemorativo por el primer cuarto de siglo de la agrupaci贸n hiphopera, el MC B-Real, secundado por el DJ Julio G y el percusionista Eric Bobo abrieron su set con Get 鈥楨m Up, uno de los temas de su 煤ltimo trabajo, Rise Up (2010). Luego se sum贸 el otro rapero del grupo, Sen Dog, quien se encarg贸 de arengar y hablar con el p煤blico en espa帽ol (es de origen cubano). Si bien la banda californiana est谩 por lanzar su nuevo disco de estudio, dispar贸 toda una artiller铆a pesada de himnos de la m茅trica, de los que destacaron 鈥淗and on the Pump鈥, 鈥淟atin Lingo鈥 y 鈥淗ow I Could Just Kill a Man鈥. A manera de introducci贸n de un popurr铆 de temas en honor al cannabis, cuya cultura pregonan, B-Real prendi贸 un faso bien cargado de marihuana, lo que provoc贸 la ovaci贸n de su legi贸n de seguidores. Tras un solo de scratch y percusi贸n, lleg贸 el cierre con dos joyas del g茅nero: 鈥淚nsane in the Brain鈥 y 鈥淚 Ain鈥檛 Goin鈥 Out Like That鈥.

Al tiempo que Cypress Hill despachaba ese container de rap pesado y fum贸n, en el tercer escenario del festival, la inglesa Cher Lloyd, hija del talento medido por la vara de la mediatizaci贸n (se dio a conocer por el reality The X Factor) brindaba una lectura banal de la m煤sica urbana. Por suerte, sus compatriotas de The Kooks salieron a salvar el prestigio brit谩nico (en tiempos de Brexit). A una d茅cada del boom que causaron en todo el mundo con su primer disco (el memorable Inside In/Inside Out), los de Brighton ya juegan de local. Si ya lo hab铆an puesto de manifiesto en su sideshow con entradas agotadas del viernes en Niceto, lo recalcaron en GEBA por si quedaba alguna duda. Sin embargo, a pesar de que hicieron los deberes y el repertorio no pod铆a ser otro que el que present贸, la agrupaci贸n pareci贸 carente de una m铆stica propia.

Si bien The Kooks se la dej贸 picando a No Te Va Gustar, a los uruguayos les sucedi贸 lo mismo que a sus pares brit谩nicos: la patearon varias veces al 谩ngulo, pero sin lucirse. Y es que se percibi贸 m谩s oficio y aguante que magia. Luego de arrancar con 鈥淢谩s mejor鈥, 鈥淐ero a la izquierda鈥, 鈥淐on el viento鈥 y 鈥淔uera de control鈥, su frontman apunt贸: 鈥淓s un honor cerrar este festival鈥, a lo que agreg贸: 鈥溾 En este d铆a en el que se festeja el cumplea帽os de Charly Garc铆a鈥. Desde entonces, la elocuencia qued贸 en el asiento de atr谩s de ese todo terreno y la m煤sica pas贸 al volante. No obstante, una vez que pasaron la euforia de 鈥淟lueve tranquilo鈥, 鈥淎l vac铆o鈥 y 鈥淎 las nueve鈥, algo se perdi贸 en el camino. Ni siquiera se logr贸 la conexi贸n con el cover de 鈥淐uando pase el temblor鈥, de Soda Stereo (en la previa se hab铆a especulado que participar铆a Zeta Bosio): fue tan respetuoso que pareci贸 un desprop贸sito. As铆 avanz贸 el show, que cerr贸 con 鈥淣o hay dolor鈥, 鈥淭e voy a llevar鈥 y 鈥淣o era cierto鈥, y la respuesta nunca apareci贸. Quiz谩 haya sido cosa del formato.

© 2000-2022 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.