Imprimir|Regresar a la nota
Viernes, 28 de mayo de 2010
logo espectaculos
PRINCIPE DE PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO, DE MIKE NEWELL

Imperio persa, imperio yanqui

En un calco del modelo de acci贸n que impera en el Hollywood actual, el productor Jerry Bruckheimer deja su sello para una historia legendaria que no termina de fraguar, pero se permite un par de chistes y paralelismos con la 茅poca actual.

Por Juan Pablo Cinelli
/fotos/espectaculos/20100528/notas_e/na37fo01.jpg
Pr铆ncipe... tiene un referente directo: la saga Piratas del Caribe, que recaud贸 2700 millones.

5

PRINCIPE DE PERSIA: LAS ARENAS DEL TIEMPO
Prince of Persia: The Sands of Time, Estados Unidos, 2010.

Direcci贸n: Mike Newell.
Gui贸n: Boaz Yakin, Doug Miro y Carlo Bernard, basada en el videojuego 鈥淓l pr铆ncipe de Persia鈥, creado por Jordan Mechner.
M煤sica: Harry Gregson-Williams.
Fotograf铆a: John Seale.
Int茅rpretes: Jake Gyllenhaal, Gemma Arterton, Ben Kingsley, Alfred Molina.

Los hombres de negocios no suelen equivocarse cuando deciden invertir en algo, lo que fuera, en este caso una pel铆cula. Saben hasta d贸nde es seguro y en qu茅 punto empieza el riesgo, y que a veces es m谩s osado invertir en un film de bajo presupuesto y gui贸n novedoso, que gastarse 150 millones en un refrito de viejas ideas. En el afiche de Pr铆ncipe de Persia: Las arenas del tiempo podr铆a sin problemas leerse el tagline 鈥淛erry Bruckheimer lo hizo鈥 y a nadie le sorprender铆a. Es que Bruckheimer se ha cansado de producir 茅xitos, a tal punto que su nombre es m谩s importante en pel铆culas como esta que el del propio director, por caso el brit谩nico Mike Newell. S贸lo con la trilog铆a (pronto tetralog铆a) Piratas del Caribe, Bruckheimer recaud贸 casi 2700 millones. Pr铆ncipe de Persia es su nueva apuesta por la saga 茅pica.

Basada en un popular videojuego, cuya primera versi贸n fue jugada por se帽ores que hoy han pasado de largo los 40, Pr铆ncipe de Persia utiliza para su paso al cine el molde de los mencionados Piratas, al punto de que cualquier adolescente podr铆a intentar el ejercicio de encontrar las correlaciones entre una y otra. Una historia que en este caso cambia los mares de la colonia por el desierto, escenario de las conquistas del Imperio... el de Persia: no faltar谩n los intencionados que buscar谩n enseguida el pelo, trazando un paralelo entre aquellas campa帽as persas de anta帽o y las m谩s actuales incursiones estadounidenses en la arena. Y como Bruckheimer est谩 m谩s all谩 de todo, hasta se permite volverse obamista en tiempos de Obama.

Dastan (Jake Gyllenhaal) es uno de los tres hijos del emperador, pero a diferencia de los otros 茅l fue adoptado de ni帽o, cuando el monarca descubre en 茅l un valor y una nobleza inusuales. Ya grandes, los tres hermanitos parten en campa帽a para someter a quienes no guardan fidelidad al Imperio. Llegan as铆 a las puertas de una ciudad sagrada que su padre orden贸 no atacar. Sin embargo Tus, el mayor de los hermanos y comandante del ej茅rcito, ante la sospecha de que en esa ciudad se fabrican armas que son vendidas a los enemigos de Persia, re煤ne a los suyos para decidir si se debe o no respetar la orden paterna. A instancias de Nizam (Ben Kingsley), t铆o y consejero de los pr铆ncipes, y en contra de la percepci贸n de Dastan, Tus decide atacar.

Las escenas de acci贸n en Pr铆ncipe de Persia son subsidiarias de la nueva escuela del cine de ese g茅nero, cuyo mejor y tal vez fundacional exponente sea la saga Bourne: mucha acrobacia, parkour y persecuciones a la carrera en opresivos escenarios urbanos. De ese modo y con Dastan como h茅roe, la ciudad es tomada, pero las f谩bricas de armas no aparecen. Tamina, la bella princesa/vestal de la ciudad sagrada, les espeta a los herederos que 鈥渘i la tortura m谩s terrible har谩 que aparezcan armas que no existen鈥. Es posible imaginar a Bruckheimer muerto de risa, disfrutando de la picard铆a de esa declaraci贸n inesperada en una de sus pel铆culas.

A partir de all铆 entrar谩n en juego una reliquia sagrada, una conspiraci贸n y un magnicidio, que acaban con Dastan y Tamina como pr贸fugos, dando inicio a la esperable historia de amor-odio. En el camino la narraci贸n deviene fant谩stica, dando la vuelta de tuerca definitiva a la pel铆cula. Que si bien mantiene su pulso no termina de fraguar. Como el protagonista, Jake Gyllenhaal, que con muy buenos antecedentes sobreact煤a su Pr铆ncipe casi tanto como Orlando Bloom (un actor de menor valor) hac铆a con su pirata. Gemma Arterton contribuye con su belleza fr铆a; Kingsley desarrolla su personaje con una ambig眉edad que conoce de otros trabajos y Alfred Molina (de barba y pelo largo, casi un doble de Tom Araya, voz de los metaleros Slayer) da con gracia los infaltables pasos de comedia. Nadie duda del 茅xito de Pr铆ncipe de Persia en las boleter铆as, pero no estar铆a mal que Jerry B. le aportara algo al cine, que tantos favores (d贸lares) le ha hecho (ganar).

© 2000-2022 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.