Imprimir|Regresar a la nota
Miércoles, 2 de junio de 2010
logo espectaculos
La renuncia de Guillermo del Toro al proyecto sobre Tolkien

El hobbit sigue en su casa

Es otra consecuencia del desastre financiero de MGM: tras dos años de preproducción, harto del limbo en el que están inmersas las dos películas, Del Toro dio un paso al costado. Los candidatos a sucederlo son Sam Raimi, Neil Blomkamp y... Peter Jackson.

Por Guy Adams *
/fotos/espectaculos/20100602/notas_e/na37fo01.jpg
“El Hobbit sigue sin tener luz verde”, dijo Del Toro.

Desde Los Angeles

Quien piense que leer una novela de J. R. R. Tolkien es algo que consume mucho tiempo debería intentar llevar esa novela al cine. Dos años y cientos de cuidadosos diseños de monstruos después de haber iniciado el trabajo de El Hobbit, el director mexicano Guillermo del Toro renunció de manera imprevista, quejándose por los interminables retrasos a la luz verde para iniciar la filmación de la esperada película. En una movida que significó un huracán entre las filas de los tierramedieros y fue recibida con consternación por sus propios fans, Del Toro dijo que, aun a regañadientes, decidió abrirse del proyecto, cansado de la falta de certezas acerca de cuándo comenzaría a filmar y qué estudio finalmente la estrenará.

Desde 2008, Del Toro viene llevando un estilo de vida nómade comparable al de Bilbo Bolsón, cambiando de residencia cada semana entre su hogar en Los Angeles y Nueva Zelanda, donde Peter Jackson filmó El Señor de los Anillos y produce una película en dos partes sobre la precuela El hobbit. Aunque Del Toro ya había terminado su labor como coguionista y había ayudado a diseñar muchos de los escenarios y trajes, el film no puede despegar hasta que el estudio MGM resuelva los problemas financieros, que llegan a una deuda de 3700 millones de dólares. El estudio lleva varios meses en venta y sigue luchando por encontrar un comprador de bolsillo lo suficientemente grande.

“A la luz de los constantes retrasos para fijar una fecha de comienzo de filmación de El Hobbit, me vi enfrentado a la decisión más dura de mi vida”, dijo Del Toro en el sitio de fanáticos de Tolkien http://www.theonering.net. “Después de cerca de dos años de vivir, respirar y diseñar un mundo tan rico como la Tierra Media de Tolkien, con mucha tristeza debo abandonar el proyecto de encabezar estas magníficas películas.” Su renuncia incrementa la sensación de que las películas no llegarán a cumplir su cronograma de estrenos, fijado en diciembre de 2012 y diciembre de 2013, dejando un agujero en las finanzas del estudio previstas para esos años. El retorno del rey, última adaptación de El Señor de los Anillos estrenada en 2003, recaudó 1100 millones: calculando la inflación y el mayor costo de los tickets para las películas en 3D, se espera que El Hobbit recaudara aún más.

Del Toro, conocido por haber dirigido El laberinto del fauno y la franquicia Hellboy, deslizó la semana pasada su frustración por tantos retrasos en el proyecto. En una conferencia de prensa, detalló que El Hobbit permanecería en el limbo hasta que se resolviera por completo la crisis financiera de MGM, que comparte los derechos de ambas películas con New Line Cinema. “No tiene luz verde, eso es categórico”, dijo Del Toro. “Estamos atrapados en una negociación muy enredada. No puede haber fecha de comienzo hasta que se resuelva la situación de MGM, que tiene una porción considerable de los derechos.” El cineasta reveló que todas las criaturas y casi toda la escenografía para el film ya fueron diseñados: “Terminamos los sets y el vestuario, hemos hecho animaciones y planeamos secuencias de batallas. Estamos totalmente preparados para cuando la cosa finalmente se dispare”, dijo entonces. Pero él ya no estará en el barco.

Peter Jackson, por su parte, dijo que lo apena perder al colaborador que contrató en 2007 y agregó: “El punto final es que Guillermo sentía que no podría cumplir su compromiso de vivir seis años en Nueva Zelanda dedicado a hacer estas películas, cuando su acuerdo inicial era de tres años”. El realizador de la trilogía Lord of the Rings viene intentando hacer despegar su versión de El Hobbit desde 1995, aunque empezó a trabajar firmemente a fines de 2007. Ahora deberá encontrar un reemplazante y los contendientes más firmes incluyen a Sam Raimi (director de El hombre araña) y Neil Blomkamp, quien el año pasado dirigió Distrito 9, film de ciencia ficción que obtuvo una nominación al Oscar. Jackson reafirmó que pese a la renuncia de Del Toro “no queremos suspender el proyecto”, e incluso deslizó que, de ser necesario, él mismo ocupará el sillón de director. “Si eso es lo que tengo que hacer para proteger la inversión, entonces, obviamente, será una opción que exploraré.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.