Imprimir|Regresar a la nota
Sábado, 14 de abril de 2007
logo espectaculos
“IL REGISTA DI MATRIMONI”, DE MARCO BELLOCCHIO

El virtuosismo de la rabia

Por Luciano Monteagudo
/fotos/espectaculos/20070414/notas_e/NA22FO02.JPG
La puesta en escena de Bellocchio transfigura la realidad.

A diferencia de Bernardo Bertolucci, que parece sumido en un sopor del que no alcanza a despertar –como expresa Los soñadores, su pálida, nostálgica visión de Mayo del ’68–, Marco Bellocchio asoma como el auténtico sobreviviente de la nueva ola italiana de los años ’60. El autor de films esenciales como I pugni i tasca y Salto al vacío nunca dejó de hacer un cine personal, vibrante, inconformista y su película más reciente, Il Regista di matrimoni, expresa esa rabiosa vitalidad que ha sido siempre la marca de su personalidad.

Las instituciones –la Iglesia, la familia– siempre han sido un blanco predilecto de Bellocchio, pero a diferencia del cine de denuncia tan trajinado en Italia, su camino no es prosaico, lineal, sino de un grado de complejidad formal y conceptual que lo hacen elevarse por encima de las coyunturas. Su estupenda película anterior, Buongiorno notte (2003), fue capaz de cuestionar el accionar de las Brigadas Rojas desde una izquierda crítica, que interpelaba a todos los actores del secuestro de Aldo Moro. Y ahora, en Il Regista di matrimoni vuelve su mirada impiadosa no sólo sobre la institución matrimonial, sino también sobre su propio mundo, el del cine italiano.

Franco Elica (notable Sergio Castellitto) es un director reconocido que decide refugiarse en Sicilia a raíz de un proceso judicial por abuso sexual. Mientras piensa en una adaptación de Los novios, la novela de Manzoni, se topa con un realizador amateur, que vive de filmar bodas y a quien ayuda en la “puesta en escena” del casamiento de la hija de un noble de Palermo. El problema es que Franco se enamora de la novia, que bajo su velo nupcial se parece demasiado a su hija, recién casada con un hombre a quien el director desprecia. Pleno de simetrías que enriquecen la trama, de un virtuosismo formal que transfigura la realidad hasta hacerla fantástica, Il Regista... también afirma sin ambages que en el cine italiano sólo se valora una obra cuando el director ha muerto.

Il Regista di matrimoni se verá hoy a las 14, en el Hoyts 12, y mañana a las 22, en la Sala Lugones.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.