Imprimir|Regresar a la nota
Miércoles, 22 de mayo de 2013
logo espectaculos

El animal llevado a la escena

“El animal en escena tiene hoy un valor poético y político”, sostiene el creador madrileño Juan Mayorga, quien se ha caracterizado, entre otros aspectos, por introducir en sus obras personajes que enlazan lo humano y lo animal. Menciona cuatro piezas suyas: Palabra de perro, versión libre de El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes Saavedra; Ultimas palabras de Copito de Nieve, La paz perpetua (donde tres hombres-perros compiten por ingresar a un cuerpo de elite antiterrorista) y La tortuga de Darwin, que muestra a “una tortuga evolucionando en mujer”. “Copito era un gorila blanco, preferido por los niños, que hace unos años agonizó en el zoo de Barcelona –cuenta Mayorga–. Cuando se supo que estaba muriendo, la gente se agolpó para despedirse de él. En mi obra, Copito se despide con palabras que su público no habría querido escuchar.” El gorila dice que no los ha querido y que si parecía sonreír era porque estaba haciendo teatro y él era muy profesional. Y ahí describe su aprendizaje de los gestos con los dibujos que Charles Le Brun (pintor y teórico francés del siglo XVII) dejó como guía de enseñanza para los estudiantes de pintura. “Copito muestra esos dibujos y se quita la máscara.” Mayorga confiesa haber descubierto el valor poético de un actor haciendo de animal en escena mientras trabajaba sobre El coloquio de los perros. Opina que esa conjunción otorga mayores posibilidades al intérprete y que “si el público acepta a ese personaje, aceptará otros juegos teatrales”.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.