Imprimir|Regresar a la nota
Lunes, 20 de mayo de 2013
logo libero
Central volvió a Primera tras un triunfo contundente en Jujuy

Hasta la victoria, siempre

Como propuso un legendario hincha del club rosarino, Ernesto “Che” Guevara, el equipo que dirige Miguel Russo logró el ascenso a cuatro fechas del cierre del torneo de la B Nacional, con tres goles de Toledo contra el Gimnasia jujeño.

/fotos/libero/20130520/notas_l/bu06fo01.jpg

Después de tres temporadas fuera del círculo mayor, Rosario Central vuelve allí, adonde el espíritu del negro Roberto Fontanarrosa quiere verlo. Con una contundente victoria 3-0 sobre Gimnasia de Jujuy, a 1500 kilómetros de Rosario, el equipo del barrio de Arroyito, uno de los clubes más antiguos y autor de páginas gloriosas de la historia del fútbol nacional, vuelve a empaparse de la emoción que significa volver a pensar en partidos contra River, Boca o el archirrival Newell’s, hoy peleando el título. Central vuelve a Primera, y nadie que quiera al juego y a su leyenda podría amargarse con la noticia.

El equipo rosarino consiguió el ascenso cuando restan cuatro partidos para finalizar el torneo de la Primera B Nacional, que disputó las últimas tres temporadas tras perder la categoría en una Promoción contra All Boys en 2010. Con el triunfo llegó a 68 puntos y se puso a cubierto de lo que pueda hacer Sarmiento de Junín, el cuarto clasificado en la tabla, que suma 52 puntos, y ya no puede alcanzarlo, con 12 puntos en juego. Como el torneo de la B Nacional asegura desde este año tres ascensos directos, Central ya está en Primera, aunque le queda un objetivo importante: lograr el título.

“Hemos sufrido mucho, pero llegamos. Ahora habrá que seguir, es el inicio y debemos ponernos a trabajar porque Central es un club grande que debe estar en Primera y dar lo mejor”, dijo el entrenador Miguel Angel Russo, que ya había ascendido con Estudiantes y Lanús. “Hicimos un campeonato bárbaro. Sufrimos mucho al principio, pero pudimos ganar y le dimos una alegría enorme a la gente”, afirmó el capitán Paulo Ferrari.

La gran figura de la noche fue el delantero Javier Toledo, que anotó los tres goles del equipo, el último con una soberbia definición al ángulo. “De estos goles no me voy a olvidar en toda mi vida –reconoció–. Fue como sacarse una espina clavada; finalmente logramos el objetivo, que era ascender.” El equipo logró una racha extraordinaria con 12 triunfos consecutivos.

Fundado el 24 de diciembre de 1889 por un puñado de ferroviarios en un arrabalero cafetín de Alberdi, es la primera vez que Central se ausentó tanto tiempo de la Primera: había descendido a Primera B en 1941, 1950 y 1984, pero siempre había vuelto al año siguiente.

Tras el descenso en 2010, ni el trabajo de Reinaldo Merlo ni el de Héctor Rivoira consiguieron darle brillo o solidez al equipo. La llegada de un ídolo como Omar Arnaldo Palma al banco de suplentes tampoco dio sus frutos, y en la temporada pasada se le dio la oportunidad a otro héroe del club, Juan Antonio Pizzi.

El equipo de Pizzi hizo una campaña de campeón, con 69 puntos, pero perdió increíblemente los tres últimos partidos contra Patronato, Chacarita y Desamparados de San Juan, se quedó sin el ascenso directo y en la Promoción ante San Martín de San Juan, dos empates sin goles lo condenaron a seguir en la B Nacional.

Hasta ayer.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.